Infracciones de tráfico vistas por la DGT (2): Adelantamiento y mascotas sueltas

3536015884_cbbf2d40f7_z

Después de aquellas infracciones de tráfico vistas por la DGT que vimos hace un mes, volvemos a mostraros dos nuevas locuras en carretera. Como la canción de Luis Eduardo Aute: “…más de lo mismo, otra vez”. En parte, esto, puede ser debido a que la conducta humana se basa en una variedad de pautas de comportamiento, aunque muchas de ellas no tengan nada que ver con la ética y la moral, para elegir libremente la conducta deseada, como, por ejemplo, los instintos, normas inconscientes, presión social, etcétera. Sin embargo, será nuestra propia reflexión individual la que nos proporcione la conducta adecuada.

Conductas sancionables como realizar un adelantamiento peligroso y conducir con animales o mascotas a su libre albedrío en el interior del coche son las dos nuevas infracciones de tráfico vistas por la DGT captadas por sus helicópteros y que, como os podéis imaginar, sirven de base para la tramitación del correspondiente expediente sancionador. Os invito a verlas y, si os parece, me dais vuestra opinión, ¿vale?

Adelantamiento temerario

En este vídeo se puede ver como un conductor realiza un adelantamiento indebido. Por suerte, no hay que lamentar ningún percance, pero podría haber ocurrido fácilmente ya que adelanta, por una carretera con doble sentido de circulación, a un vehículo incumpliendo la señalización tanto vertical como horizontal y además lo hace en un tramo curvo:

Como ya sabemos, la maniobra de adelantamiento requiere observar y calcular antes de realizar dicha maniobra y si el adelantamiento se realiza en una carretera de doble sentido, además, debe de realizarse de forma rápida contando, por supuesto, con el posible poco espacio que tengamos. Por eso, la elección del momento idóneo depende de la buena anticipación del conductor para que la maniobra sea sencilla, utilizando la distancia suficiente y sin poner en peligro a los vehículos que puedan circular en sentido contrario.

Antes de adelantar, el conductor debe saber dónde y cuándo podrá volver a la derecha una vez que ha decidido adelantar para realizar dicha maniobra con seguridad. Por otro lado, si somos nosotros los que vamos a ser adelantados, debemos colaborar, es decir, arrimándonos al borde derecho de la calzada, no aumentando la velocidad ni efectuando maniobras que dificultan la maniobra de adelantamiento y disminuyendo, si es necesario, la velocidad para evitar situaciones de riesgo.

Mascotas sueltas durante la conducción

Conducir con animales sueltos en el interior del vehículo además de estar prohibido puede ser un riesgo para la circulación, principalmente, por dos motivos: la posible distracción que provoca el animal sobre el conductor y la inesperada reacción del animal y que puede causarle al conductor, por ejemplo, una posible obstrucción visual. No obstante, vemos algunos ejemplos en este vídeo:

Por tanto, debemos preocuparnos por sujetar debidamente a nuestros peludos amigos convertidos en mascotas por dos razones principalmente. La primera, por nuestra seguridad y así evitar que en caso de sufrir un siniestro, el animal no salga disparado contra nosotros y nos provoque algún tipo de lesión; y la segunda, por la seguridad de nuestra mascota evitando que no se caiga del asiento en caso de frenada brusca, que no vaya de un lado para otro al tomar una curva y en el caso de sufrir un siniestro, intentar minimizar el daño que pueda sufrir.

Volviendo al principio, la conducta, tanto la deseada como la adecuada, no tiene límites y quizás el problema de todo esto puede radicar en que le damos más importancia a la repercusión que conlleva la infracción como puede ser la sanción económica y no tanto al peligro que suponen ciertas conductas peligrosas al volante. También puede ocurrir que captemos o que asociemos conducta deseada con sanción en lugar de conducta inadecuada con peligro. En definitiva, muchas veces pasamos por alto los peligros de la carretera y sus consecuencias o puede, incluso, que no admitamos que los riesgos al volante originados por otros, también existen.

Foto | Nils van der Burg
Vídeo | DGT
En Circula Seguro | Adelantar es una maniobra peligrosa, Las mascotas y las seguridad en el coche, El gran peligro de la carretera es el conductor “Irre”

  • Realmente estas cosas me cabrean muchísimo.

    Si me lo permitís voy a copiar el comentario que puse hace 1 mes referente al artículo de las infracciones vistas por la DGT:

    “Pero, ¿sabéis lo triste de todo esto? Que lo más seguro es que este artículo que estamos leyendo los de la comunidad de Circula Seguro quizá seamos los que menos hagamos este tipo de locuras y los que las hagan probablemente sean poco asiduos de visitar esta página…
    Un abrazo”

    Esto fue lo que comenté, acabo de verlo de nuevo: ¿Sabéis cuánta gente comentó este artículo? Sí, sólo yo.

    Desgraciadamente mi teoría (lo comentado/copiado arriba) parece que se cumple.

    Un abrazo
    (Observador de la Seguridad Vial)

  • Capreolus

    Bueno, también hago en este caso unas reflexiones sobre la conducta y que invito a la reflexión. Por otro lado, lo suyo es poner soluciones para no tener que llegar sólo y exclusivamente a la sanción y desde aquí podemos poner de nuestra parte aunque sólo sea para recordarselas a alguien.

    Un saludo, igualmente

  • Alfa QV

    Ayer en los noticiarios mostraban imágenes como estas y en especial me ha llamado la atención el caso del que circulaba a 190 por una zona de 50

    Yo creo que existe el exceso de velocidad y más allá existe la imprudencia temeraria, que conlleva pena de cárcel en muchos casos. A muchos les parecerá exagerado que un conductor vaya a la cárcel, pero cuando veo estos vídeos lo más suave es que se les retire el permiso de por vida, aunque por desgracia esto no es impedimento para seguir siendo un peligro serio en el asfalto.

    Una cosa es un descuido y circular a 130 en autopista, otra es no tener respeto por las normas y hacerlo a 140, o bien no tener respeto por la vida de nadie y superar el límite en más del doble en una secundaria o adelantar como el personaje del primer video. A estos últimos les deseo una miserable vida ya no sólo en la cárcel, sino como ayudantes de víctimas de la carretera, para que nunca olviden por qué se encuentran encerrados.

    Lo de las mascotas es pura ignorancia, pero eso no es excusa para no hacer las cosas bien. A mi parecer las sanciones económicas son una broma. Con una multa ejemplar de 3 meses de sueldo se acababa la tontería rápido…

  • Pingback: Velocidad, cinturón, alcohol: los vídeos de la DGT que muestran las mismas infracciones de siempre al volante - Circula Seguro()