Ideas y consejos para aligerar tu equipaje estas vacaciones

Si eres de los afortunados que tienes tu viaje de vacaciones a la vista, es posible que ya estés planificando el equipaje que tienes que llevar. Ya hemos hablado en esta publicación del tema de la carga en el coche y cómo influye en nuestra seguridad. La sobrecarga del vehículo puede alterar la conducción, cuando la aceleración y la frenada no son óptimas y la estabilidad del coche se puede ver comprometida. En este artículo hablaremos de cómo prevenir esto, con consejos que pueden ayudaros a aligerar y organizar el equipaje en el coche sin volvernos locos, para comenzar el verano de la mejor forma.

Sé realista y no lleves de más

Es verdad que nuestro equipaje depende mucho del destino al que vayamos, no es lo mismo ir a nuestra casa de veraneo donde ya tenemos muchas de nuestras pertenencias guardadas, que viajar a un camping, a un hotel o a un albergue, donde habrá cosas que podrán ofrecernos y otras que debemos cargar en nuestro maletero con antelación.

Por ello el primer paso debe ser el de una buena planificación, siendo realista con lo que vamos a usar y llevar lo justo. No se debe caer en los ‘porsiacasos‘ ya que no debemos olvidar que las vacaciones nos permiten disfrutar del aquí y ahora como no nos suele permitir nuestra rutina diaria, por lo que hay que contar sólo con lo imprescindible en la maleta. No es necesario cargar con toneladas de ropa, pues podemos calcular una muda diaria (camiseta y ropa interior), un jersey o dos para alguna noche fría, dos pares de zapatos ligeros y un par de pantalones (corto y largo), además de que el uso de lavanderías puede ahorrarnos mucho tiempo y, sobre todo, espacio y peso. Un gran consejo es el de llevar las mudas de ropa enrolladas en paquetitos que te permitan ganar espacio en la maleta, como podemos observar en este video de Bright Side:

En verano hay que hacer una maleta de ropa ligera, pues si vas a un destino vacacional nuevo seguramente quieras volver a casa con muchas más cosas de las que tenías en un principio. Por ello, es bueno plantearse el viaje como si fuera el equipaje máximo permitido en un vuelo, es decir, una maleta de ropa y objetos cotidianos de dimensiones adecuadas y una bolsa de mano donde guardar algo de lectura, cargadores, teléfono, libretas, cartera, etc. Recordad, ¡no es una mudanza!

Cosas que podemos dejar en casa

Para quince días que te escapas de vacaciones es mejor no andar con una cantidad de bultos excesiva, pues teniendo en cuenta las horas de planificación, las de empacar y desempacar, las de lavadoras y planchado, es mejor ahorrarse tiempo y salud en llevar lo justo y necesario. Contamos con que si vamos a un destino hotelero puede que nos ofrezcan toallas, sábanas, secador de pelo y otros enseres útiles en nuestro día a día (aunque muchos podrían ser prescindibles en época veraniega). Por lo que si los tienen, no los lleves.

Otras cosas como bolsas de comida y alimentos pueden ser igualmente prescindibles en nuestro maletero, ya que podemos realizar una compra de supervivencia una vez hayamos llegado a nuestro destino, algo que nos ahorrará espacio y nos permitirá organizar mejor el hueco adecuado para las cosas más necesarias e imprescindibles.

Sustituye aparatos electrónicos pesados por otros más ligeros. No hace falta que lleves tu pesado ordenador portátil si no vas a usarlo realmente y por necesidad (acuérdate de que ya no estás en el trabajo), así que ¿por qué no sacar a pasear esa pequeña y ligera tablet que compraste y casi no usas?

Seguro que no has dejado nada sin atar para vuestro viaje, has leído e impreso toda la información necesaria de guías de viaje y artículos interesantes como éste, pero si de verdad quieres ahorrar espacio y peso, te recomendamos que dediques algo de tiempo a anotar todos los datos que has leído en una libreta o bloc de notas, donde además de tener toda la información resumida y agrupada, será más cómodo para portar contigo. En el caso de libros o lecturas de verano que tienen mucho peso y ocupan un espacio valioso en el coche, sé prudente con lo que realmente te va a dar tiempo a leer y mételo en tu maleta. Si cuentas con muchos libros y sueles realizar viajes a menudo, una buena opción es la del libro electrónico.

En el caso de que vayas a tu casa de veraneo una buena recomendación es que en cada viaje intentes llevar ropa de vestir y ropa de cama que puedas dejar allí y no vayas a usar en tu domicilio habitual, ya que además de ganar en comodidad, ganarás en espacio durante tus trayectos. Unas toallas muy útiles para viajar son las de microfibra, que son pequeñas, finas y muy ‘guardables’, por un precio cercano a los 6€.

En cuanto a los artículos de aseo, es algo que puedes comprarlo allí o incluso llevar en una cantidad mínima, como los botes de 100ml que permiten subir a los aviones en la bolsa de mano.

Si cuentas con otros artículos más pesados como bicicletas o tablas de surf, la mejor opción es la de un portabicicletas trasero o un portaequipajes homologado, ya sea en forma de cofre superior o como baca de techo, que es un maletero hermético y de forma aerodinámica, aunque debemos mantenernos alerta siempre que llevemos uno. Una opción muy válida es la de buscar un puesto de alquiler en nuestro destino que puede resultarnos más rentable y, sobre todo, cómodo.

A la hora de cargar el maletero del coche

Si has planificado de forma adecuada tu equipaje no tendrás grandes dificultades para colocar las cosas en el maletero del coche, pero ten en cuenta que cuanto más sobrecargues el baúl, más consumo de combustible tendrá el vehículo.

Distribuye bien el peso de todas las cosas, con cuidado de no colocar todo el peso en un solo lado pues el vehículo perderá estabilidad, lo que puede incrementar las posibilidades de sufrir un accidente. Los bultos más pesados y voluminosos deben situarse en la parte inferior lo más pegado al fondo del maletero, y sobre ellos sitúa las bolsas más ligeras, rellenando los huecos libres con elementos pequeños. Procura no dejar nada suelto por el habitáculo pues cometemos el riesgo de clavarnos o ser heridos por cualquiera de ellos durante un frenazo inesperado o en caso de siniestro. Para ello es bueno usar una rejilla de tela o algún elemento de sujeción que abrace todo el maletero e impida que ningún bulto salga disparado hacia adelante. Coloca también la bandeja superior protectora y evita colocar nada encima que pueda obstaculizar la visión trasera.

Si te encuentras en la situación de llevar un portabicicletas o un cofre superior, ten en cuenta sus dimensiones para que no sobresalgan más de lo permitido, además de tener cuidado a la hora de pasar por debajo de puentes o túneles bajos, árboles u otros obstáculos. Desde aquí os dejamos otra recomendación como es el uso de un remolque en caso de llevar un equipaje excesivo, aunque de igual manera lo has de tener presente en giros y durante la circulación, si no estás acostumbrado a conducir con él.

Imágenes | KatarzynaBialasiewicz bokan76 LuckyBusiness

En Circula Seguro | La guía definitiva para distribuir el equipaje de forma segura en el coche

En Circula Seguro | El equipaje en la moto, ¿cómo colocar la carga?