¿Hay niebla?

SF.jpg

Hoy es uno de los días en que casi me apetece más hacer el blog al revés, es decir, que vosotros me expliquéis algo en vez de meteros el rollo yo. Es que, aunque ya hace casi un mes que voy sin la L, en la carretera no sigo siendo más que un recién nacido y hay muchas cosas que no logro comprender. Esta vez me refiero al uso de los faros antiniebla.

No es que esperara que el mundo real fuera como el manual de la autoescuela, todos los conductores circulando ordenadamente. No soy un iluso, o no demasiado por lo menos. Todo el mundo sabe la reputación que las normas de circulación tienen en muchos segmentos de la sociedad. Pero hay ciertas cosas que sobrepasan el límite de la lógica (o al menos, mi lógica), y son aquellas que llevan un perjuicio obvio para el resto de conductores. Sobre todo sin una ventaja evidente para quién las comete.

Recapitulemos. Los faros antiniebla sirven para ayudarnos a ver (los delanteros) y ser vistos (los traseros) cuando circulamos en circunstancias que dificultan la visibilidad. Por ejemplo niebla, lluvia intensa, una nevada o atravesemos una nube de polvo o humo.

Se usan como complemento de la iluminación normal, para ver mejor. Es decir, la base de su funcionamiento es producir mucha más luz de la normal para recuperar la visibilidad perdida por las circunstancias adversas. De lo cual se deduce inmediatamente que al utilizar este alumbrado especial cuando no existan esas circunstancias adversas estamos produciendo más luz de la deseable.

El principal peligro, obviamente, es el deslumbramiento. Es algo similar a una fotografía velada: nuestros ojos están diseñados para admitir un límite de energía luminosa a la vez. Podemos regular más o menos cuanta luz entra en nuestros ojos abriendo la pupila: poca luz y esta se abre, demasiada luz y se cierra. Cualquiera que haya mirado un gato a los ojos sabrá lo que digo.

Pero este mecanismo regulador no es inmediato. Un cambio repentino en el nivel de luz puede cegarnos un rato. Supongo que lo hemos vivido todos cuando alguien enciende la luz tras permanecer cierto tiempo a oscuras. Normalmente, no tenemos dificultades para ver con las luces encendidas. Pero como los ojos se habían acostumbrado a la oscuridad, ahora toda esa luz resulta dañina.

niebla.jpg

Por estos motivos, las luces de cruce bien regladas están diseñadas para proporcionar una tenue iluminación indirecta, suficiente para ver pero por debajo del umbral de dolor del ojo. Es decir, podemos usarlas tranquilamente sin temor a deslumbrar tanto de día como de noche. Son las luces que se han diseñado para eso. Cualquier iluminación adicional, deslumbra.

Por lo tanto, es lógico que en el código de respeto y solidaridad entre los conductores (y en la ley, también) se establece que siempre que estemos cerca de otros usuarios, procuraremos utilizar únicamente las luces de cruce. Las luces antiniebla sólo se utilizarán como complemento cuando las circunstancias lo hagan imperativo. De esta forma, evitamos el riesgos que una ceguera temporal nos deje sin el sentido más importante para controlar el vehículo.

Por lo menos a mi todo esto me parece lógico. Quizá, por mi formación como científico, tengo un sentido un poco estricto de la lógica, no sería la primera vez que me lo dicen. Pero, ¿no es contraproducente activar el alumbrado antiniebla cuando no es necesario?

Me explico: a quien lo hace, seguramente no le molesta. Sin embargo, al resto sí. Ahí es donde falla el principio de solidaridad: si otro usuario de la vía decide activar las antiniebla también, entonces el primero es el que puede salir perjudicado.

Vale, me diréis que no conocéis a nadie que sufrido un siniestro a causa de un deslumbramiento por el uso indebido de las luces antiniebla. Yo tampoco, ¿y qué? La seguridad vial se trata de minimizar cualquier riesgo. Y este es perfectamente evitable.

En cualquier caso, es posible que haya alguna razón oculta que no veo. Hay días especialmente desafortunados en que prácticamente el 25% de los vehículos que me encuentro poco después del ocaso llevan las luces antiniebla. Errores con los mandos (girar a la vez la parte de los antiniebla al poner las cortas), para ver más (¿luces cortas mal regladas?), motivos estéticos… No lo sé, ¿qué puede ser?

Es que, sinceramente, no lo entiendo. Lo reconozco. Si alguien puede iluminarme, nunca mejor dicho, estaré para siempre más agradecido.

En Circula seguro | Las luces antiniebla y el poco respeto por el resto de usuarios, ¿Hay niebla? Vuestras respuestas
Fotos | D2112, WhatCouldPossiblyG oWrong?