Hay esperanza para los conductores con SAHS

Motorista dormitando

Tiempo atrás abordamos en Circula Seguro el síndrome de apnea e hipopnea del sueño, el SAHS, explicamos en qué consistía, cómo reconocer los síntomas y además lo vinculábamos al gravísimo problema de caer dormidos cuando conducimos. No es un trastorno despreciable por cuanto se calcula que entre un 4% y un 5% de la población lo padece… aunque no se le haya diagnosticado jamás en la consulta del médico.

Tradicionalmente, el problema de la detección del SAHS radica en una cuestión de operatividad de la prueba necesaria: la polisomnografía, para la que son necesarias ocho horas, tanto como dura el sueño de la persona a la que se realiza, y que causa larguísimas listas de espera. Mientras tanto, gran parte de los conductores que padecen SAHS no diagnosticado siguen conduciendo, ajenos quizá a que el síndrome multiplica por siete su probabilidad de sufrir un siniestro vial, mientras que un tratamiento adecuado reduce esos niveles hasta equipararlos prácticamente con los de cualquier conductor sano.

Pero, después de todo, hay una esperanza para todas esas personas, y para quienes las rodean.

Conductor durmiendo

Desde hace ya años hay una serie de acciones emprendidas en toda Europa para hacer frente al problema del SAHS y a sus consecuencias para la seguridad vial. Un ejemplo de esto es la Acción B26 del marco de trabajo europeo para la Cooperación en la investigación Científica y Técnica, el COST, que ha denunciado la falta de consenso entre los estados de la UE a la hora de abordar el problema del SAHS y ha instado al Consejo Europeo que agilicen los procesos para evitar que quienes no han sido diagnosticados circulen por las vías públicas sin restricción alguna.

Mientras tanto, ¿quién le pone el cascabel al gato? Depende. Como no hay consenso, depende. Si miramos hacia Finlandia, donde tienen tolerancia cero hacia el conductor durmiente, allí los médicos están obligados por Ley a declarar a las autoridades cuantos casos sospechosos de SAHS descubran. En Suiza, se les sugiere, pero no se les obliga, que hagan lo mismo. Y conforme vamos bajando llegamos a España, donde se deja el asunto a la voluntad del conductor, ya sea porque renuncia a conducir o porque declara su estado a la hora de renovar el permiso.

¿Puede denunciar un médico sus sospechas? Aunque así ocurriera, seguramente una acción como esta causaría el mutismo en la consulta por temor a que el médico se chivara a las autoridades competentes, y sería peor el remedio que la enfermedad. ¿Quién iba a confiar en un médico que rompe la confianza con el paciente y consigue que le quiten el carnet? Quizá por eso, la solución a corto plazo pasa por el diálogo entre el médico y su paciente y por la autorregulación consciente del conductor, haciendo uso siempre de una sana educación vial… autodidacta.

Hombre durmiendo

Afortunadamente, soplan buenos vientos para los conductores aquejados de SAHS que no reciben tratamiento por no haber sido diagnosticados. Por una parte, comienza a emplearse un sistema alternativo a la polisomnografía, que con ciertas limitaciones permite descartar casos de SAHS incluso en el domicilio de la persona interesada. Se trata de la poligrafía respiratoria con detección automatizada de la presión de aire que necesita la persona que se somete a la prueba. Se trata de una prueba mucho más simple y barata que la polisomnografía, aunque resulta insuficiente para los casos más dudosos. En cualquier caso, emplear esa prueba reducirá el número de personas que tengan que pasar sí o sí por un examen más complejo.

Por otra parte, hay en desarrollo un software que puede arrojar mucha luz en la confirmación de casos de SAHS mediante el reconocimiento de una huella de voz específica y común a todos los afectados del síndrome, una huella de voz que, por lo que se cree, está relacionada con la inflamación crónica de las cuerdas vocales debida a las apneas sufridas durante el sueño. Se espera que esta aplicación esté ya acabada y probada hacia el año 2011.

Hasta entonces, el sentido común de quienes notan los efectos del SAHS en sus carnes o en la de su pareja es la mejor estrategia a favor de la seguridad vial, la suya y la de los demás. Porque por cada minuto que pasen al volante sin haber recibido tratamiento, estarán poniéndose en riesgo a sí mismos y a todos los que se crucen en su camino.

Foto | istolethetv, Watt Dabney, benzado
En Circula Seguro | El SAHS, síndrome de apnea e hipopnea durante el sueño, o cómo caer dormidos al volante, ¿Seguridad vial o deber de confidencialidad médica? He aquí el dilema

  • s63aut

    ¿Qué se hace en España cuando un conductor tiene SAHS?, pienso que, si no es grave y si el conductor sabe que lo padece, quitarle el permiso de conducir le puede generar muchos problemas en una sociedad donde el coche es imprescindible, sobretodo para ciertas personas, que podrían perder su trabajo, ya sea directa o indirectamente, pues para llegar a algunos puestos de trabajo se necesita un vehículo, por mucho que una vez allí no se conduzca.

    Cambiando un poco de tema, yo tengo ansiedad crónica, pero está perfectamente controlada con paroxetina; las pruebas médicas de renovación del permiso me dan resultados perfectos en la agilidad psicomotriz, no obstante, a pesar de que el médico me hace informes favorables y de que no observan nada irregular, me dan el permiso sistemáticamente por un año (alguna vez por dos años) desde hace tiempo. Me parece normal que quien toma antidepresivos por caer en una fuerte depresión aguda sea restringido a un año, pero yo tomo los antidepresivos por la ansiedad, no porque esté deprimido, aparte de que en el centro médico tienen constancia de que llevo casi diez años así y de que no me quita reflejos, ¿tendré que estar toda la vida renovando el permiso cada uno o dos años por haber sido sincero declarando lo que tengo, cuando hay infinidad de personas que toman cosas peores y no las declaran? (tengo 46 años).

    • pepserra

      te doy mucha razon como medico en tu segunda parte , efectivamente , por desgracia este pais nuestro no ha articulado muy bien las estrategias para evitar o minimizar el impacto de enfermedad+ s vial sin que el malo de la peli sea el medico(por ejemplo como es mi caso, de familia).Te felicito por ser una excepcionalidad : muchos no declaran padecer nada de nada por tener miedo al desempleo o por otros motivos.
      Con elegancia y buena relacion medico-paciente puede resolverse el problema pues , como dice Josep en el POST, si denunciamos(maldita palabra) , los galenos, corremos el estupido peligro de tener por ahi personas con enfermedades incapacitantes que NUNCA van a confiar en su medico.
      No creo en la solucion de esos paises(drastica), pero tampoco creo en la dejadez en la que se mueve la legalidad al respecto española. Solo os digo que mas vale SAHS en mano que ciento volando!!!
      respecto a tu primera parte cuando alguien me saca el obvio i rspectable tema del curro le digo con toda delicadeza: “elija entre seguir trabajando y morir en la carretera dejando huérfana a su familia o incluso matar a otros conductores y buscar otro empleo: un vivo siempre podra trabajar”
      ya no le cuento en lenguaje mas adoctrinador la diferencia entre el bienestar individual y el de la comunidad.

      Solo os digo que ahora estoy intentando convencer a un probable caso SAHS que lleva un camion de mercancias peligrosas y por la lenta administracion todavia esta en lista de espera para la prueba confirmatoria. Lo lograre??, el sistema no me deja muchas opciones o vias, pensad por un momento que quizas os lo habeis cruzado en la vuelta de vacaciones… de momento cruzo los dedos y espero un cambio de actitudes

    • PREVENSIS

      Hola s63aut:

      Enhorabuena por varias razones: 1) Reconocer públicamente tu situación y tu capacidad para hacerle frente sin subterfugios. 2) Plantear una cuestión crítica: la ingesta de medicamentos y su papel en la conducción.

      Mucho se suele hablar del alcohol y de las drogas en la conducción, pero quizá no lo suficiente sobre el papel de los fármacos y de cómo pueden afectarnos al conducir. Mucha gente se automedica y conduce y ni siquiera se plantea cómo puede afectar ese comportamiento a su capacidad para conducir (visión, tiempo de reacción, anticipación, toma de decisiones, somnolencia, etc). hay conductores con enfermedades graves que no son conscientes de las precauciones que deben adoptar. Por ejemplo, una persona que ha sufrido un infarto de miocardio no debe conducir los 3 meses posteriores al infarto.

      En definitiva, nos queda mucho por hacer en cuanto a desarrollar una cultura de seguridad en la conducción en la sociedad.

  • PREVENSIS

    Hola Josep:

    Has tocado un tema completamente de actualidad y que nos afecta a todos, o bien como conductores o bien como profesionales de la seguridad vial.

    Quizá lo más frecuente es que se adopte la estrategia del avestruz: escondo la cabeza y ni reconozco el problema ni aporto soluciones, tanto por parte del trabajador como de la empresa. En nuestro trabajo con conductores profesionales el SAHS está muy presente. Solemos abordar este problema y las alternativas saludables: cambios en el estilo de vida (la alimentación del conductor, la ingesta de alcohol, tabaquismo, ejercicio físico, bienestar), cambios en la organización: reconocimientos médicos periódicos, test de diagnóstico, turnicidad, duración de los desplazamientos, control desde el departamento de prevención de riesgos laborales, y diagnóstico y tratamiento por profesionales de la salud, por ejemplo vía CPAC (Presión Positiva Continua en la Vía Aérea). Desde luego, existen en la actualidad tratamientos que “permiten” que los conductores afectados por este síndrome mejoren su autoestima y su salud, sin temor a reconocerlo y sin jugarse la vida cada día.

    Todas estas medidas, como es lógico, deben ir acompañadas del respaldo de la empresa, quien puede ofrecer ayuda y alternativas a las personas afectadas. Eso exige de todos un cambio cultural en el que apostemos y reforcemos los comportamientos seguros y no el “todo vale para lograr mis objetivos”, bien del trabajador, del empresario o de la sociedad.

    Y al margen del SAHS, es sorprendente la cantidad de conductores que reconoce que conducen con sueño, pensando que pueden vencerlo y, agotados por largas jornadas, por noches en vela debidas al trabajo, a hijos pequeños enfermos o a cualquier otra circunstancia salen a las carreteras a realizar una labor comercial durante toda la jornada, recorriendo cientos de kilómetros en condiciones inseguras, jugándosela cada día.

    • pepserra

      Hola Prevensis 

      se nota que hablas de un tema que conoces bastante bien.

       Comparto plenamente tus comentarios. 

      Efectivamente, el miedo a perder el empleo en una sociedad en la cada vez mas se anuncian medidas antipersona, fomenta indirectamente en pacientes afectos por ejemplo se SAHS actitudes de ocultismo.
      Por eso cuando capto a alguien asi en consulta, trato de “cuidarlo” en vez de auyentarlo ante su primer comentario de”diga lo que me diga , voy a seguir conduciendo, es el pan de mis hijos”…
      En eso deberia consistir la labor de un medico. Pero ese medico NO debe estar solo. Debe estar respaldado por un entramado administrativo que permita que si al final TODO se tuerce, se proceda a la incapacitacion.
      El dilema entre confidencialidad o bienestar personal y comunidad vial debe pues quedar atras.
      Pero ah amigos! Cuanto queda por recorrer. 

      Yo en mi ambito ya he hecho mis propuestas(casi al vacio), aludiendo a la posibilidad de la historia medica compartida entre MEDICOS sin violar la Ley de Proteccion de Datos.
      Al fin y al cabo entre reconocimiento y reconocimiento hay una trayectoria biopatologica en la persona que va mutando, y ni Trafico ni los centros de reconocimiento medico pueden conocer. 

      Ahi estan figuras como el medico de familia , las mutuas laborales o Inspeccion o cualquier especialidad afin a la enfermedad.
      Dichos datos “nuevos” para bien o para mal deberian circular fluidamente por los medios informaticos actuales generando una especie de STATUS de SALUD VIAL. Vamos, algo parecido a la ITV en vehiculo. Todo con el debido equilibrio entre la perdida de confianza en la relacion medico-paciente y la educacion para la autorresponsabilidad en salud vial.

      El elemento clave de todo este proceso es NO romper torpemente nunca el vinculo entre paciente susceptible de padecer SAHS y el proceso de tratamiento : sea con CPAP o una cirugia de uvula.

      Porque lo que a veces ignora el “condenado a SAHS” es que puede haber salvacion y MUCHA, con los tratamientos actuales y puede seguir conduciendo si de ello tiene miedo…

      De todos modos estoy de acuerdo en que mientras tanto lo mejor es convencer de la peligrosidad al paciente y prepararlo para un cambio de actitudes seriamente.

      saludos

  • s63aut

    Conducir un camión de mercancías peligrosas es ya un caso muy extremo, no soy quien para darte consejos, pero hay que decirle “usted NO puede conducir, si lo hace, sepa que se está dando de bruces contra la prescripción de su médico, por su bien y por el de los demás”.

    Imagino que el problema de otros países está en que el permiso de conducir se da por muchos años y no hay que pasar tantas revisiones burocráticas en centros médicos, ello quiere decir que la ausencia de revisiones se palia con la obligación del médico de comunicar (denunciar, dirían algunos) al paciente que deja de estar en condiciones de circular.

    Respecto a mi caso concreto, no me automedico en absoluto, sigo al pie de la letra las dosis que me prescribe el médico, las cuales derivan de visitas a una psiquiatra. Los ansiolíticos a secas me hacían tener que ir subiendo la dosis, pero desde que tomo Paroxetina (un antidepresivo) me he estabilizado y mi problema de ansiedad está completamente controlado, eso sí, si bajo la dosis regresa el problema, vamos, que es algo crónico, pero como estoy habituado a ese medicamento (distinto sería empezar a tomarlo y los efectos iniciales) no merma mi capacidad de reacción, tal como queda demostrado en las pruebas que me hacen en el centro de emisión del certificado de aptitud.

    A mí me preguntaron qué tomaba y lo dije, mucha gente me ha llamado de todo por haberlo hecho, pero fui sin maldad y con sinceridad, algo que por lo visto es un pecado imperdonable en esta sociedad.

    • pepserra

      En efecto s63aut, imperdonable en nuestra sociedad donde lo que parece importar es la titulitis i NO el saber hacer.

      Por cierto , entiendo que resulte dificil poder entender como parar a alguien que conduce así, pero os juro que analiceis profundamente los efectos de una denuncia a las autoridades.

      Ganas no faltan, no es paternalismo medico…pero se trata de lo que esto puede generar =la ocultacion sistematica de sintomas a quien pueda denunciaros a la primera y crear un efecto contrario. un tema digno de analisi s ya.

      pero por favor que no obliguen a denunciar de esta forma tan torpe al colectivo medico…sres de la administracion…sean mas ingeniosos!!!

      • s63aut

        Entiendo que la posición del médico es similar a la del periodista: si cita sus fuentes, nadie le dará noticias; en este caso es muy diferente, pero no deja de tener un cierto punto en común con un periodista o con cualquier otra profesión similar.

        • pepserra

          exacto.
          a primera vista parece increible que esto NO se denuncie ya(tema que ya veriamos como se articularia en un juzgado de guardia o en Trafico ya que casi no hay jurisprudencia), pero por otra parte si no se gestiona con delicadeza, perdemos a potenciales peligros varios que puedan circular.

          Luego actuando sobre uno de forma torpe, perdemos a cientos. Lo que hay que fomentar es la autorresponsabilidad

          En el fondo si os fijais muchos de estos debates en CS tienen como hilo comun resolutorio LA EDUCACION VIAL …

  • VICTORIANO F. FLORES CORZO

    Todo reconocimiento médico debe estar vinculado a la conducción y para ello debe existir un enlace entre el Mº de Sanidad y la D.G.T., para que conste en el registro de conductores el último informe médico de obtención o renovación de la autorización para conducir.
    Las medidas paliativas en la investigación de accidentes de tráfico son necesarias para luchar de forma preventiva los siniestros en carretera; antiguamente se ponía un puesto de la Cruz Roja en un punto negro y unos soldados para paliar los casos de traslados de heridos, ahora la tendencia es la investigación científica para combatir los accidentes de tráfico, lo malo del asunto es que experimentamos con casos reales, pero si el objetivo es la investigación pues bienvenida sea. En los informes que se elaboran para la explicación de como pudo haber ocurrido el siniestro, sólo se cuenta con el plan de viaje, es decir, que se hizo durante las últimas veinticuatro horas, pero no se examina la trayectoria del conductor empezando por el número de clases teóricas o prácticas que desarrolló, es decir, su expediente de alumno, y finalizando con el certificado médico donde las pruebas son vinculantes y decisivas para conocer a ciencia cierta si se reunen los requisitos de aptitud. En algunos informes sobre las causas mediatas o inmediatas no se hace constar si hacía uso de lentes o si padecía de alguna enfermadad, en cambio sí se estudia si hacía uso de alumbrado o no el vehículo.