Guía básica para saber elegir correctamente tus neumáticos

elegir neumaticos

¿Qué neumático elijo? Se trata de una de las grandes dudas que nos surgen con nuestro vehículo.  ¿Qué presupuesto y prestaciones? ¿Es el más seguro? Para responder a todas estas preguntas debemos establecer una serie de criterios previos en función de nuestra forma de conducir, los kilómetros que hacemos al año y los trayectos que realizamos habitualmente. De esta forma podremos acotar más fácilmente el neumático ideal para nosotros y nuestro vehículo.

El desgaste con el tiempo hace imprescindible buscar recambios de la mayor calidad posible, aunque a veces el bolsillo no nos acompañe. Si estás decidido a encontrar un sustituto adecuado debemos comprobar el deterioro y edad de la goma: si el dibujo de la banda de rodadura tiene una profundidad inferior a 1,6 mm hay que cambiar los neumáticos sí o sí. No sólo porque ya no sean seguros, sino porque además se está incumpliendo la ley. Por lo tanto cuanto antes los cambies, mejor.

¿De qué depende la elección de un tipo u otro?

elegir neumaticos

Principalmente dependerá de nuestro tipo de conducción. Nuestras rutas  diarias y los lugares por los que más comúnmente circulamos nos darán muchas de las respuestas que buscamos. Las gomas de verano son las más demandas pues funcionan perfectamente a partir de los 7ºC, una temperatura media a la que rinden mejor que, por ejemplo, los de invierno, aunque con el frío y la nieve extremos no sean la mejor elección. Por el contrario, los de invierno (señalados con las letras M+S) tienen grandes ventajas en los meses fríos, pero se desgastan muchísimo con temperaturas elevadas.

Los mixtos o all season son una buena alternativa para cualquier temporada aunque el calor los desgasta más y en nieve aún es necesario el uso de cadenas. Además, debemos observar si nuestra conducción es más ecológica (neumáticos pensados para una conducción muy suave y eficiente) o deportiva, que ofrecen un agarre muy superior.

El clima resulta clave a la hora de decantarnos por un juego u otro, así como la forma de conducir, pero nuestro vehículo también tiene voz y voto en este sentido. Los neumáticos de serie suelen ser la selección ideal del fabricante, pero puede que no lo sean para ti. Consultar el manual para obtener otras recomendaciones o investigar por tu cuenta puede orientarte más.

Una vez en la tienda, que no te queden dudas

elegir neumaticos

Antes de cambiar de neumáticos comprueba que son de la misma dimensión que los originales. Cualquier duda que te surja puede tener su respuesta en el maravilloso mundo de Internet, y Michelin ofrece su buscador de neumáticos para hacerte el trabajo más sencillo. Leer tu neumático es fácil, y todos los datos sobre las dimensiones están grabados en el flanco lateral de la goma. El distribuidor siempre puede ayudarte y aconsejarte en caso de que no lo tengas del todo claro.

Para garantizar el pleno uso de las prestaciones de nuestro coche debemos tener en cuenta el índice de velocidad y de carga de nuestros neumáticos. No es más que los tamaños adecuados y homologados, que indican el riesgo de un incorrecto uso de los sistemas de seguridad pasivos como el ASR, ABS o ESP.

En los vehículos 4×4 siempre se recomienda equipar neumáticos idénticos: marca, dimensión, dibujo, índice de carga.

En caso de modificar las dimensiones del neumático podemos aumentar o disminuir la superficie de este en contacto con el suelo. Si es de tamaño mayor que el anterior, lógicamente el vehículo estará en mayor contacto y responderá mejor en seco que en mojado. Por el contrario, al ser más finos, un terreno irregular hará que pierdas comodidad y notes cada piedra en el camino. En cualquier caso si te decides por neumáticos alternativos a los de serie ten en cuenta que la diferencia en la altura total debe de ser de un 2% menor o mayor respecto a la altura de neumáticos homologados. Esta desviación está dentro de los límites y no afectarán la tracción del vehículo, esto es por ejemplo, que afecte al consumo de carburante.

elegir neumaticos

Diferente terreno, diferente elección

En mojado un neumático desgastado tarda más en frenar y el riesgo de aquaplaning aumenta mucho. Más aún si llueve tras varios días de calor y sequedad: el polvo y el aceite vuelven la carretera deslizante. La distancia de frenado en una carretera mojada es tres veces mayor que en una carretera seca. Por eso, se recomienda comprobar habitualmente la profundidad del dibujo, siendo la mínima legal de 1,6 mm.

Si conduces por terreno urbano, el neumático ideal es aquel en el que la distancia de frenado en mojado sea la mínima. Además de que tenga una duración más amplia. La conducción en ciudad con paradas y arranques continuos en semáforos y atascos exige más al neumático y así se desgasta con mayor rapidez. Ten en cuenta que cuanto mejor sea la resistencia a la rodadura más te ayudará a ahorrar en carburante.

elegir neumaticos

En autopista ocurre todo lo contrario. El comportamiento de la goma tiene que adecuarse a velocidades altas y por ello la reacción ante un frenado imprevisto debe ser mayor, más aún sobre una calzada mojada. Por supuesto debes tener en cuenta el confort y sujeción a la vía, pues en viajes largos es conveniente que el neumático absorba correctamente las vibraciones y el ruido, ofreciendo la máxima adherencia y estabilidad.

Puede que lo tuyo sea lo deportivo. En ese caso también tienes una responsabilidad sobre las cuatro ruedas, pues no todo es brillo y color. Los neumáticos adherentes y precisos ofrecerán la mayor estabilidad en curva y a velocidades elevadas. Algo en la línea de los MICHELIN Pilot Sport pueden ser una muy buena elección.

Etiquetas para escoger el tuyo

Desde el año 2012, con la entrada en vigor del Reglamento de la Unión Europea 1222/2009 sobre el etiquetado de los neumáticos, es obligatorio informar a los consumidores de tres aspectos claves de este elemento: eficiencia en consumo de combustible, adherencia en superficie mojada y ruido de rodadura exterior.elegir neumaticos

De igual modo que los electrodomésticos, la calificación de los neumáticos surgió para hacer más comprensible al cliente las diferencias entre los tipos de neumático. A mayor calidad, mayor calificación: la letra A (verde) será la mejor puntuación mientras que la letra G (rojo) será la peor. El nivel de ruido se mide en tres ondas negras siendo una la de menor nivel de ruido y tres la peor en su categoría.

  1. Consumo de combustible: también se le conoce como eficiencia energética o resistencia a la rodadura. A menor resistencia de rodadura, menor consumo de combustible y, por ende, mayor eficiencia energética. La resistencia a la rodadura de los neumáticos representa alrededor del 20% del consumo de carburante de los vehículos.
  2. Adherencia en superficie mojada: este aspecto está relacionado con la frenada en mojado y es fundamental en la seguridad vial. Un neumático con buena calificación en esta categoría, reducirá considerablemente la distancia de frenado cuando llueve.
  3. Nivel de ruido: el neumático genera ruido exterior cuando rueda. Su calificación es importante para disminuir la contaminación acústica. La cifra representa el nivel sonoro en decibelios.

Gracias a este Reglamento de la UE, los conductores pueden comparar fácilmente las prestaciones de varios neumáticos y disponer de una información muy útil a la hora de efectuar la compra. Por lo tanto, con esto y el resto de consejos puede que haya llegado el momento de darle un capricho a tu vehículo y dejarle listo para cuando las nubes negras de otoño comiencen a acercarse.

En Circula Seguro | ¿Viajas en vacaciones? Este es el mejor momento para revisar tus neumáticos

En Circula Seguro | Michelin asume el reto fabricar neumáticos más sostenibles en Movin’On 2018

Imágenes | Blog TrendyDrivers MichelinMedia Twitter Michelin Newsroom