Guardar las distancias, la mejor opción entre bicicletas y camiones

carril bici

No pretendo abrir un debate sobre la forma de conducir que tiene un conductor de camión profesional y un conductor de bicicleta, que puede ser cualquiera. Máxime, cuando el ciclismo está orientado al ocio dentro de nuestra libertad de movimiento y que nada tiene que ver con el transporte de mercancías. Pero como ambos vehículos, queramos o no, a pesar de la diferencia de masas, pueden compartir el mismo escenario, no viene mal recordar algunas normas básicas con ocasión del tráfico, de convivencia para evitar conflictos entre ambos vehículos y escoger la mejor opción.

Creo, que la cuestión radica principalmente en distinguir o diferenciar los conceptos de profesión y afición. Uno, está realizando un servicio o tiene un cometido especializado de trabajo y el otro participa en una afición fuera de la jornada laboral o en su tiempo libre. Por otro lado, tienen en común, el hecho de que pueden utilizar y compartir la vía pública en algún momento y zona determinada. Es decir, pueden ser coincidentes por el entorno, salvo en algunas excepciones. Sin embargo, si miramos por la seguridad vial de unos y otros, siempre sale a relucir la vulnerabilidad. Pero…¿y la responsabilidad?

Si nos quedamos detrás vemos mejor

Si observamos con detenimiento el vídeo de menos de un minuto de duración, sin sonido, tal y como me lo he bajado de You Tube; ninguno de los ciclistas que se encuentran a lo largo del lateral izquierdo del camión son visibles desde el asiento del conductor. Ustedes dirán: bueno, el camión es inglés y por tanto la ocupación del carril según la forma de conducir en el Reino Unido, hay que tenerla en cuenta. De acuerdo, pero esa explicación no es suficiente para entender el riesgo que existe si circulamos en paralelo junto a otros vehículos de grandes dimensiones como es el caso que nos ocupa.

No sólo eso, los puntos ciegos no visibles a través de los espejos retrovisores son para tenerlos en cuenta, y el ciclista: el primero; sobre todo, en las proximidades de intersecciones y en la maniobras de cambio de dirección. Además, la maniobra de giro de un vehículo articulado es, por decirlo de alguna manera, más compleja que la de un camión rígido. Por cierto, cuando hablamos de algunas de las tecnologías premiadas por EuroNCAP, salió a relucir el sistema de control de vehículos sobre los ángulos o puntos ciegos presentado por la marca Mazda. Pues bien, no estaría de más, que dicho dispositivo fuese implantado también en camiones para evitar estas situaciones de riesgo.

Algunos consejos para evitar riesgos

Grupo de ciclistas

Al hilo de las imágenes del vídeo que vimos anteriormente, puede ocurrir, independientemente de donde se encuentre el asiento del conductor dentro de la cabina del camión, que el giro o cambio de dirección por parte del conductor, en casco urbano, sea para la derecha, con lo cual, nos encontramos con el mismo problema. Es decir, la visibilidad puede ser nula por muchos espejos retrovisores exteriores que se tengan en el lado del conductor. Por consiguiente, para no descubrir la vulnerabilidad que tienen los vehículos de dos ruedas ante las colisiones laterales o atropellos en los que interviene un camión y evitar discusiones sobre la responsabilidad de unos y otros, paso a citaros algunos consejos que pueden servir para ciclistas y conductores:

  • Reconocer los ángulos muertos que tienen los camiones a su alrededor, al igual que los turismos, tanto si circulan por vía urbana como interurbana, ya que hacen difícil visualizar la presencia de vehículos de dos ruedas. A esto, añado, la posición de la cabina del camión y el asiento del conductor que imposibilita ver las zonas inferiores. Así como también la ausencia de ruido, en parte, anulado por las características de un vehículo de grandes dimensiones. Recordando algunas técnicas sobre: ver y ser vistos, hablábamos también de la estatura de un menor como factor de riesgo. Pues bien, la altura también influye, por la nueva situación, sólo conocida por el conductor de un camión o autobús.
  • Respetar la distancia de seguridad en vía interurbana, sin adelantarnos a la reglamentación específica sobre la circulación de bicicletas, y que modificará la normativa actual, esperemos que se incluyan medidas preventivas en cuanto a la circulación por vía interurbana, la compatibilidad con el resto de vehículos y peatones en zona urbana. Ya lo vimos en su momento cuando hablábamos de la separación lateral y sin entrar en detalles, está muy claro. Por carretera cuando se adelante a peatones, animales o a vehículos de dos ruedas o de tracción animal, la separación lateral no será inferior a 150 centímetros. Sin embargo, si circulamos por ciudad con cualquier vehículo y pretendemos adelantar a otro vehículo tenemos que guardar una separación lateral proporcional a la velocidad y a las características de la calzada.
  • Anticiparse a las maniobras de los demás, sobre todo, del vehículo que nos precede o está a nuestro lado dispuesto a girar o cambiar de dirección. Situación que requiere tomar una postura dominante, es decir, si vamos detrás como ciclistas, las ruedas delanteras del camión nos pueden indicar la trayectoria del mismo. También, si es posible ver al conductor del vehículo que circula próximo y vemos el movimiento de su cabeza puede que nos indique la maniobra que quiere realizar sobre todo cuando circulamos próximos a intersecciones de avenidas, cruces o zonas semafóricas, donde los carriles son utilizados según el destino y elegidos a criterio del conductor.
  • Elegir la zona más segura si circulamos en paralelo o vamos a realizar un adelantamiento. Esto es, hay que tener en cuenta que la zona de riesgo puede ser la longitud total del camión. En el caso de tratarse de un camión rígido, las ruedas delanteras indicarán la dirección del vehículo. Si se trata de un vehículo articulado, la cabeza tractora además de arrastrar al semirremolque, en los giros nos indicará la dirección. Sin embargo, al circular en paralelo, ambos vehículos se comportan igual, es decir, los desplazamientos laterales se producen como si fueran una sola unidad de tráfico. En casco urbano, los conductores de vehículos de grandes dimensiones calculan las distancias en relación a las posibilidades de maniobrabilidad. Por tanto, tenemos que prever que la atención del conductor irá dirigida hacia los bordillos y posibles obstáculos en detrimento de la observación hacia otros vehículos, no tan visibles, como son las bicicletas.

Como conclusión:

  • Si eres ciclista hazte ver y respeta la misma distancia de seguridad que quieres para ti. Ponte en el lugar del conductor del camión.
  • Si eres conductor de un camión señaliza y observa con antelación y precaución cualquier maniobra que implique un desplazamiento. Ponte en el lugar del ciclista.

No merece la pena arriesgar nuestra vida al intentar adelantar en una intersección a un vehículo de grandes dimensiones, sin antes comprobar que podemos realizar la maniobra con seguridad. Igualmente ocurre, si vemos que el vehículo que nos precede ha iniciado un giro, un cambio de dirección o va más lento por la dificultad de maniobra. Ya lo dice un refrán popular: ‘Las prisas no son buenas consejeras’

Vídeo | Transport for London
En Circula Seguro | ¿Conocemos las normas de circulación? (8): sobre la separación lateral en adelantamientos

  • Elisa

    Excelente post, me recuerda tristemente al accidente que hubo en la calle Consell de Cent en enero de este año. Subscribo plenamente todos y cada uno de los consejos que das.
    Por otra parte, me ha sorprendido la frase ‘Máxime, cuando el ciclismo está orientado al ocio…’ Bien, no tiene porqué ser así. Puede estar orientado al tráfico urbano, como lo está en muchas ciudades europeas.

    • capreolus

      Gracias Elisa, me animas a seguir en esta tarea, que bueno, en definitiva es compartir opiniones para estar al día y si contribuimos a mejorar en seguridad vial pues mejor que mejor. Sobre el ciclismo orientado al ocio, me refería a que compartimos un mismo espacio que considero un tanto conflictivo por el potencial de vehículos de grandes dimensiones que circulan a nuestro alrededor. El tráfico ferroviario y marítimo está diseñado para ese tipo de transporte exclusivamente, sin embargo el transporte terrestre mezcla lo público con lo particular, la afición (ciclismo) con la profesión (transporte), demasiado complejo que no podemos pasar por alto. ¿no te parece? En cuanto a otras ciudades, habría que ver el diseño que tienen. Es cuestión de limitaciones o restricciones que dependen de intereses económicos o políticos.

      • Elisa

        OK, gracias!

  • Mengano

    Algo que yo hago cuando circulo en bicicleta es SIEMPRE que voy a realizar alguna acción potencialmente peligrosa (como cambiar de dirección, cambios de carriles, etc…), es primero de todo mirar los vehiculos que me preceden y ver la velocidad que llevan y la distancia de seguridad que guardan respecto a mí.

    Y luego confirmo que el vehiculo delante mio puede verme claramente desde su retrosivor, y a ser posible, establecer contacto visual con él. Si desde mi posicion yo no puedo ver la cara del conductor en su retrovisor, es muy posible que el tampoco pueda verme a mí.

    Lamentablemente, hasta que no conduces un vehiculo como puede ser un coche o un camión no eres consciente de los ángulos muertos de visión que tiene o de lo focalizada que debes tener la atención en una maniobra de tal forma que no te permita ver con claridad el resto del tráfico. De ahí que ocurran cierto tipo de accidentes con bicicletas, que con un poco de experiencia serían completamente evitables.

    • escargot

      ¿Y puedes verle la cara y leer en ella que te ha visto? A lo mejor es porque no voy en bici, pero lo veo muy difícil. Tienes que estar ya encima del camión, ¿no?

      Estaría bien que hubiera algún tipo de indicación para que los dos se pudieran decir “te he visto” sin medioempotrarse el uno contra el otro.

      • Elisa

        Lo que dice Mengano del retrovisor es una regla bastante conocida, pero yo la verdad es que nunca ni consigo ver la cara del conductor ni me fío de nada. La ciudad no es un circuito deportivo seguro, es un lugar donde a la mínima te pueden dar y donde arriesgar puede costarte bastante caro. No es culpa de los coches, es culpa del trazado y las infraestructuras. No podemos pedir que los coches nos vean siempre cuando por trazado urbanístico ni saben por dónde puede aparecer una bici.

        Yo misma he acabado por el suelo y con la bici a reparar por una maniobra equivocada de un coche. Pero al pobre conductor, que bajó bastante espantado del coche, le dije que todo esto era culpa del diseño de los carriles. Y la verdad, pues creo que es así, no era ningún cafre ni yo podría-sin rayar la hipocresía-acusarlo de no mirar bastante.

      • Mengano

        Obviamente no vas a adivinar sus intenciones viendole la cara, pero es un dato importante saber que el conductor que va delante tuyo sabe que hay una bicicleta detras suya.

        Y si como puede ser el caso de un camión, no puedes ver tú al conductor, al menos ten la prudencia de mantenerte fuera de sus ángulos muertos, como dice el artículo.

        • escargot

          Buen consejo. El problema es saber cuál es el ángulo muerto del otro.

          Se me ocurre que podría haber alguna tabla que dijera que por lo general en un coche es el tren trasero, por decir algo, o lo que fuera… y así cuando alguien pasara a esa altura extremara las precauciones. Pero claro… ¿esos datos están en alguna parte?

  • escargot

    Venía a decir que no sólo entre camiones y bicis… el consejo es para todos.

    Ya me ha pasado dos veces y en la misma rotonda además (y seguro que hasta con el mismo ciclista XD) que me he ido a meter confiada en la rotonda pensando que no venía nadie y aparecer por mi izquierda un ciclista al que he cortado el paso y que me echa la bronca. Y os juro que ni lo había olido.

    Y en la foto del camión y las bicis se ve que van un poco en paralelo. Ocupan un trozo de carretera más ancho que una ringlera, así que vehículos más anchos a lo mejor tampoco se ven. Ojo.

  • Virus

    Hay que suponer que nunca te han visto y por supuesto nunca estar al alcance de cualquier maniobra que puedan hacer, sea el vehiculo que sea. Es lo que yo entiendo por circualción (conducción) defensiva.

    • capreolus

      Yo la llamo conducción eficiente. Anticiparte a las maniobras sin apurar demasiado. Una conducción más relajada, sin estrés, menos contaminante…