Gasolineras, Ventas y ‘el tío de los cupones’ en la ida y vuelta del viaje

Gasolinera

Dicho así parece el título de una novela pero no lo es. Se trata de la pura estampa que nos recuerda a veces a esa España castiza ante cualquier itinerario, por lo menos del sur, donde el reposo o la interrupción en la conducción se hace más que necesario para aquellos conductores después de circular por esas interminables rectas de nuestras carreteras.

El descanso al volante es casi obligatorio para cumplir con las recomendaciones que nos hace la DGT, sobre todo, durante la ida y vuelta de nuestros desplazamientos en coche. Cuando el viaje es largo, el cansancio, la fatiga pueden influir de manera negativa en la conducción hasta el punto de poder sufrir o provocar un siniestro vial si no reaccionamos a tiempo.

Y esto, sí que lo saben en las gasolineras, ventas y hasta el tío de los cupones, perdón, el señor que vende cupones de la ONCE, persona que se hace querer y por eso casi pertenece a la plantilla de su entorno donde reparte suerte con el pregón de los números para llamar su atención. De paso, en la despedida nos dice… Señores, buen viaje.

Diferencia entre área de servicio y área de descanso

S-127 Indica en autopista o autovía la situación de un área de servicio

Unos para estirar las piernas y otros, aprovechando la pausa, buscan la ocasión para repostar el vehículo y como reclamo: el cartel del restaurante para tomar la dosis de refrigerio que necesitamos los humanos para saciar la sed y de paso cargar las pilas.

Otra opción posible durante nuestros desplazamientos en coche sería utilizar las zonas de ocio como, por ejemplo, áreas de servicio, áreas de descanso y merenderos habilitadas por el titular de la vía. Son lugares de nuestra red vial donde podemos realizar ese merecido descanso y de paso cubrir alguna necesidad.

Se trata de tres señales de servicio con significado propio. Es decir, el área de servicio puede incluir además de una gasolinera, restaurante y hotel, una zona habilitada para descanso. Sin embargo, en algunas carreteras sólo existe, mediante indicación expresa, la posibilidad de disponer de un merendero o un área de descanso ubicados normalmente en tramos rectos y entre poblaciones.

Hay que tener en cuenta que la planificación del viaje debe incluir todas esas necesidades que puedan surgir durante nuestros desplazamientos en coche. Calcular la distancia existente entre nuestro punto de partida y el lugar de descanso puede que sea una buena solución para evitar contratiempos.

El relevo en la conducción siempre y cuando sea posible y se comparta coche, también, puede ser una buena alternativa para ese descanso. De esa manera, todos podrán disfrutar del panorama sobre hitos kilométricos con el fondo de ese maravilloso paisaje que recuerda otros momentos y otras vacaciones. Además, con esos recuerdos ya tenemos conversación para no aburrirnos.

Tirar colillas, cuatro puntos y algo más

Sobra decir que el texto más leído en los paneles aéreos de la DGT es éste: Tirar colillas, cuatro puntos. Nos hacemos eco del mensaje para recordar la importancia de cuidar nuestro entorno. La detracción de puntos es lo de menos ya que los puntos son recuperables pero con los incendios nuestras zonas verdes pueden perderse para siempre.

Con ocasión de nuestros desplazamientos se nos puede olvidar apagar bien un cigarro o deshacernos del mismo sin tener las mínimas precauciones como, por ejemplo, arrojar o depositar una colilla sin estar apagada del todo con el consiguiente peligro de originar un fuego en la zona de descanso o en la cuneta y su posible extensión.

Para terminar y volviendo al tema de los números, con su reclamo como hace el vendedor de cupones, también nos pueden servir para recordar que cada dos horas o cada 200 kilómetros aproximadamente es recomendable hacer una pausa en el camino y por supuesto, cuidando siempre de nuestro entorno.

Foto | M.Peinado, Autoescuela.tv
En Circula Seguro | No olvide supervitaminarse y mineralizarse