Galicia quiere tener las competencias de Tráfico

Pazo de Raxoi, Presidencia de la Xunta de Galicia

Llevan años reclamando que les transfieran las competencias de Tráfico, y mañana lo debatirán en el Congreso de los Diputados. Galicia propone y el Estado no dispone sino que se comporta como si oyera llover, que las tierras gallegas, ya se sabe, registran elevados niveles de pluviometría cada año.

También registran una elevada siniestralidad vial, muy por encima de la media española. Tanto es así, que el portavoz del BNG en el Congreso defiende la necesidad de tomar las riendas del tráfico desde la Xunta de Galicia con un argumento que verdaderamente entronca con la razón de ser de la cesión de competencias: la especificidad.

Somos la comunidad autónoma con la red viaria más densa del Estado, con muchas carreteras secundarias, con una alta dispersión geográfica y unas características orográficas y un clima que tienen mucho peso en la seguridad vial.

Pocas veces un número tan reducido de palabras ha conformado un retrato tan cuidadoso de una situación compleja. En un entorno en el que la movilidad privada es casi obligatoria por la amplia dispersión demográfica, el factor vía es un componente relevante en la siniestralidad vial gallega, tanto por el tipo de vía empleado para los desplazamientos, carreteras secundarias, como por la meteorología en una comunidad cuyas lluvias superan en más de un 70% a la media del país.

La siniestralidad vial, al instante


Ver mapa más grande

Precisamente en Galicia elaboran la localización en Google Maps de todos los siniestros mortales sucedidos en 2010 en aquella comunidad, incluyendo los que, por producirse en zona urbana, no entran en las estadísticas de la DGT hasta el día del Juicio Final por la tarde. Quizá porque allí son conscientes de que el problema vial es algo real y palpable, en Galicia están haciendo un seguimiento pormenorizado de la situación incluso desde entidades privadas como esta que ha promovido el mapa continuo de la siniestralidad mortal en las carreteras gallegas.

Mañana se cuestionará públicamente si el Gobierno de Galicia merece o no la transferencia de competencias en materia de Tráfico, y el debate puede discurrir por tantos derroteros como quieran los políticos encargados de la discusión. Sin embargo, hay una realidad incontestable: los problemas específicos se abordan mejor desde la cercanía. Ese fue el principio en virtud del cual se desplegó el Estado de las Autonomías, y si atendemos a ese principio Galicia no sólo quiere las competencias de Tráfico, sino que objetivamente necesita tenerlas.

¿Qué futuro le espera a la gestión del Tráfico en Galicia? Depende. Si asumen las competencias y todo se desarrolla como es de esperar, desde la Xunta de Galicia podrían ponerse en marcha todo tipo de políticas sobre seguridad vial adaptadas a la situación real de aquella comunidad e incluso hay quien ve en todo esto un primer paso para la constitución de una Policía Autonómica gallega, al menos para las cuestiones relativas al Tráfico. Otra cosa será si la gestión que se realice es la acertada para cada caso, que no por estar cerca del problema uno tiene mejores ideas.

En cualquier caso, si la proposición de ley que se debate mañana en el Congreso de los Diputados no progresa, todo quedará como está ahora, lo que se traduce en que la DGT seguirá ejerciendo sus actuaciones generalistas en una comunidad con una singularidad acusadísima como es Galicia, y el mapa continuo de la mortalidad vial seguirá cosechando cruces rojas, que por supuesto tienen un rostro, un nombre y toda una historia detrás.

Pero ya veremos cómo se desarrolla todo. La folclórica incertidumbre gallega se materializa a partir de ahora en la cesión de competencias de Tráfico, pero en esta ocasión el que no sabe si sube o si baja no está sentado en su despacho del Obradoiro en Santiago de Compostela, sino que son varios, que viven y rigen desde la Meseta y que están convocados mañana en el hemiciclo sito en la Carrera de San Jerónimo de Madrid. Veremos qué dicen.

Vía | El Correo Gallego
Foto | Compostela Virtual
Mapa continuo de la siniestralidad | La Voz de Galicia (Gracias, José Luis, por la pista)

  • s63aut

    No soy nada amigo de romper en trocitos tantas competencias, pienso que cada cosa debe tramitarla la administración pública que puede desempeñar esa función con mayor eficacia y en el caso de Tráfico entiendo que esa administración es el Estado, sin perjuicio de las competencias de los ayuntamientos.

    En Cataluña está transferido y al final lo que ocurre es que hay dos organismos paralelos, que la gente no sabe si tiene que ir a uno o a otro, que se multiplican los altos cargos y que hay descoordinación entre las políticas de unos y las de otros.

    Que una autonomía o región tenga sus peculiaridades no veo que tenga nada que ver con que deba gestionar determinados aspectos de la vida pública, ¿en qué ganará el usuario normal con la transferencia?, en absolutamente nada, pero deberá pagarle a más jefes, a más delegados provinciales, a más subdirectores, a más jefes de sección, etc., etc.

    Otro tema es la gestión de las vías públicas, eso depende de numerosas administraciones y está demostrado que las más pequeñas son las que peor lo llevan, mientras que las estatales suelen estar mucho mejor conservadas, pero arreglar puntos negros y cosas de ese tipo no está relacionado con la transferencia de Tráfico.

    • Josep Camós

      Ah, pero esa duplicidad no es “culpa” de la transferencia per se, sino de cómo se realice. Yo tampoco estoy a favor de tener el doble de personas para hacer lo mismo, e incluso a veces de forma incomunicada. Por eso digo que la idea, en esencia, es la de conocer el problema de cerca para ajustar mejor la solución.

      Por otra parte y aunque Fomento no sea lo mismo que Tráfico, yo conozco carreteras gestionadas por organismos autónomos que están de maravilla y he visto carreteras de la red del Estado que son una broma pesada. De todo hay, s63aut, de todo hay. 🙂

  • gdsiu

    “Sin embargo, hay una realidad incontestable: los problemas específicos se abordan mejor desde la cercanía.” Que frase tan bonita…

    Que bien esta la sanidad publica que es peor en mi ciudad que en Barcelona (por ejemplo) porque aquí no hay enfermos o si los hay tienen recursos para trasladarse a donde puedan ser tratados.

    Que bien esta la educación que si me trasladan, por trabajo, a Cataluña y quiero que mi familia venga con migo mis hijos perderán como poco un año escolar aprendiendo catalán porque no pueden estar escolarizados en castellano aunque sea un derecho constitucional.

    Que bueno es transferir competencias, y que es cerca y lejos pues no es cuestión de espacio si no de tiempo porque que esta mas lejos Madrid de Barcelona (650Km + o -) o Soria de Toledo (327Km + o -) pues el primer trayecto se puede hacer en menos 3h y media (en AVE) y el segundo en 3h y 38 minutos según Google Maps.

    Por cierto transferir las competencias de trafico no tiena nada que ver con la seguridad vial sino con la gestión de las multas y por lo tanto el cobro de las mismas.

    • Josep Camós

      GoTo #2.

      ¿La frase es bonita? Hombre, gracias. Lo que ocurre es que estaría mejor que la realidad también lo fuera. Es decir, el principio es incontestable. Otra cosa es lo que suceda una vez se lleva a la práctica.

      Por cierto, que al final se ha desestimado la proposición.

    • s63aut

      La cercanía es relativa, estoy harto de ver a gente que tramita las cosas de la autonomía en la capital de ésta, pero las cosas del Estado las tramita en su propia provincia; donde vivo es más centralista la autonomía que el Estado, otra cosa es que los políticos estén más cerca, pero no los que realmente hacen los trámites.

  • FERODO

    Galicia quiere, que su policía autonómica desempeñe alguna labor porque están tirando el dinero custodiando las asambleas legislativas.

    Por otra parte, quiere que la recaudación de tráfico vaya a sus arcas autonómicas.

    Las cosas claras, y Fernando, Esteso …..

    • s63aut

      ¿Tienen policía propia?; quizá sean esos policías nacionales que en algunas autonomías quedan como a medio transferir, ya que siguen siendo policías nacionales, pero adscritos a la autonomía, ¿son de ese tipo?

      • FERODO

        No.

        Te explico, una cosa son las unidades adscritas del cuerpo nacional de policía. Y otra cosa son las policías autonómicas.

        Sin entrar en demasiado detalle, las competencias las quieren para darle contenido a la policía autonómica gallega, que no pasa de custodiar edificios y poco más.

        • Josep Camós

          Ah, eso me recuerda a lo que pasó por aquí con los mossos.

          Pero, eso sí, yo era más de Pajares. 😛