Francia va a invertir 350 millones de euros para fomentar la bicicleta

Bicicletas en París (Francia)La bicicleta es el medio que más crecimiento está experimentando en el continente europeo. A la consolidación que vive en algunos países como Dinamarca o los Países Bajos hay que sumarle la irrupción de este vehículo en otros en los que no era tan popular. Esa nueva tendencia viene auspiciada por la necesidad del cambio hacia una movilidad más sostenible.

Las autoridades apoyan cada vez más el uso de la bicicleta para diferentes tipos de desplazamientos, entre los que destacan los urbanos. Esto implica una transición importante que también afecta a la seguridad vial, por eso, muchos países cuentan con una estrategia concreta para facilitar la introducción de la bicicleta. Si en España ya existía el Plan Estratégico Estatal para la Bicicleta, Francia ha dado ahora un nuevo impulso a su apoyo al ciclismo con el nuevo Plan Vélo.

Con este Francia va a invertir hasta 350 millones de euros en 7 años con el objetivo de hacer crecer la bicicleta en todo su territorio. En términos numéricos, el objetivo es que este medio de transporte represente el 9% de los desplazamientos diarios del país. En la actualidad, es del 3%.

La iniciativa francesa no es descabellada si se mira hacia los países referentes. En Holanda, por ejemplo, la tasa de uso diario es del 29%, en Alemania del 10% y en ciudades como Copenhague uno de cada dos habitantes usa la bicicleta a diario. Los datos en España son positivos, aunque se echan en falta más estudios que completen las estadísticas.

Francia ya tuvo un experimento previo

No es la primera vez que las autoridades francesas se muestran partidarias de apoyar la bicicleta a nivel nacional. En 2014 se anunció una iniciativa con pocos precedentes. Se trataba de subvencionar a todos aquellos que fueran a trabajar en bici con un máximo de 40 euros mensuales. La idea venía inspirada de su país vecino, Bélgica, donde se había realizado una campaña similar.

Tras seis meses, el proyecto piloto se clausuró con unos datos que interpretaban como prometedores. Según evaluaron, las plazas de aparcamiento ocupadas por bicicletas en las empresas que se habían sumado voluntariamente al proyecto aumentaron en un 80%. El trayecto medio de los trabajadores subvencionados era de 5 kilómetros. Esto les otorgaba unos 25 euros mensuales (la iniciativa premiaba cada kilómetro pedaleado con 25 céntimos).

Pasados dos años desde entonces, el parlamento francés venía presionando desde abril para la elaboración de una gran plan para la bicicleta en Francia. Después de varias semanas, el gobierno galo lo ha anunciado concretándolo en 25 medidas y un presupuesto jamás visto.

200 euros al año por pedalear al trabajo

Francia ha anunciado así la posibilidad de atenerse a este plan a todos los trabajadores de cara al año 2020. De este modo, se les recompensaría con 200 euros fijos al año si utilizan la bicicleta para acudir al centro de trabajo. A la vez, se plantea la introducción de la bicicleta en la escala de impuestos y la subvención a las empresas para que conformen flotas de bicicletas.

El plan no acaba ahí. Se pretende crear lo que se llama una verdadera cultura de la bicicleta en Francia. Para eso se van a crear programas escolares que fomenten su uso y que enseñen su manejo. De aquí a 2022 los alumnos que alcance los 11 años han de saber usar una bicicleta de forma autónoma.

Lo que respecta a la seguridad vial

Bicicleta en BurdeosEl Plan Vélo francés no obvia la esfera de la seguridad vial. No solo se prevén medidas de concienciación y de apoyo a la convivencia, también habrá una inversión considerable en infraestructuras. Se tendrán en cuenta la circulación y señalización en tramos más complicados como puentes, túneles o intersecciones.

Además, se ha planificado la generalización de un espacio exclusivo y previo a los semáforos. Del mismo modo, se pretende abrir un uso de las calles de sentido único para que las bicicletas puedan usarlas en doble sentido y la construcción de plazas de aparcamiento específicas y seguras en lugares como las estaciones de tren.

Los kilómetros de carril bici y vías especiales para bicicletas también crecerán con el nuevo presupuesto. Según admite el gobierno francés, muchos de sus territorios todavía no cuentan con una red de vías ciclistas que permitan moverse de forma segura.

Cultura de bicicleta

Otra medida muy novedosa será la creación de un registro para bicicletas. Está por ver hasta qué punto este servirá como un sistema de matriculación de bicicletas, con las repercusiones normativas que esto podría tener.

Lo que está claro es que Francia, el país donde se celebra la competición ciclista más importante del mundo, pretende ir más allá de esta competición. Como es de prever, un cambió tan significativo en la esfera del transporte no es sencillo. Requiere potenciar la seguridad vial y la convivencia a largo plazo y a través de muchos frentes.

En Circula Seguro | ¿Aumentaría la seguridad del ciclista si las bicicletas llevasen matrícula?

Imágenes | iStock/Delpixart e iStock/RossHelen