Eye Baby, sistema de seguridad activa para niños

Eye Baby

Eye Baby es un invento curioso a la par que sencillo concebido para mejorar la seguridad de los niños. A nadie se nos escapa que un cochecito de bebés es un elemento de la vía frágil y poco visible, así que nos ha llamado la atención este original dispositivo que se presentó la semana pasada en el Salón del Ocio Infantil en Familia – Dabadum, en Madrid.

Eye Baby consiste en un pequeño dispositivo de señalización que se incorpora al cochecito para hacerlo más visible, sobre todo en los pasos de peatones, de manera que el propio niño puede accionarlo para hacerse ver. Además de sus cualidades como elemento de visibilidad, es una forma de hacer partícipe al niño del cuidado de su propia integridad física.

El objetivo de este sistema, según sus creadores, es colaborar en la reducción de la estadística de atropellos mortales en los pasos de peatones, y es que los atropellos son la primera causa de muerte dentro de la siniestralidad vial urbana, con una media sostenida a lo largo de la última década en torno al 40% de los fallecidos y al 15% de los heridos por causas del tráfico en ciudad.

¿Y cómo se consigue esa reducción? Simplemente, haciendo más visible el cochecito del niño. Según la apuesta del Eye baby, al accionar el mecanismo se llama la atención del conductor, con lo que la presencia del cochecito en el paso de peatones se hace más efectiva y así el conductor tiene más tiempo para reaccionar.

De esta manera se consigue involucrar al niño en la conciencia de su propia seguridad, pero el dispositivo también puede ser accionado por los padres del niño si se trata de un bebé o si el niño todavía no ha adquirido todavía el hábito de utilizarlo. De hecho, un uso adicional del Eye Baby es favorecer la educación vial de los niños en sus primeros años a la vez que se refuerza la atención de los padres, educadores, conductores y peatones.

Curioso, desde luego, lo es. Y a mí me recuerda la tendencia que tienen muchos niños a hacer el gesto de “alto” con la mano mientras están cruzando por un paso para peatones. Sé que no se trata de ninguna panacea para la seguridad, pero tiene su punto de educación para los niños… y también para los mayores. Si cunde el ejemplo, quizá pronto tengamos una generación de conductores mucho más concienciados, ¿quién sabe?

En Circula Seguro | Walksafe, un paraguas contra el atropello

  • pepserra

    sea bienvenida la iniciativa

    pero sigo insistiendo como ya he dicho muchas veces que mas importante es eliminar barreras a la visibilidad del conductor en los pasos de cbra qe es donde jsutamente pasan esos coches para bebes… y a eso le toca al consistorio…

  • Antonio Serrano

    Me parece una idea imaginativa y divertida. Confío en que se extienda y haré lo que pueda para comentarlo en mi entorno. Sin embargo lo principal es educar a los papás para que no coloquen el cochecito como “cebo” en los pasos de peatones, a ver si paran. Si somos capaces de dar ejemplo a nuestros hijos, conseguiremos eso que propone Josep: una generación sensata y segura.

    Mientras llega el cambio propuesto por pepserra, y dado que no siempre tenemos a nuestro alcance a un concejal, consejero o ministro al que increpar o vapulear cuando se necesita, propongo un plan, un juego basado en nuestra experiencia como conductores sensatos. El tablero es una población de tamaño medio y consiste en Circular Seguro haciendo lo siguiente:

    1) Identificar todas las zonas sin visibilidad (las habremos pre-“visto”).

    2) Prepararse para afrontarlas como si el cochecito fuese a cruzar sí o sí (preparados para actuar sobre el freno).

    3) Si el cochecito cruza, como estábamos preparados para actuar sobre el freno, reaccionaremos a tiempo (10 puntos). Si el coche no cruza, seguiremos avanzando hasta el siguiente punto sin visibilidad (5 puntos sólo por estar preparado).

    En este juego todos los participantes ganan y, si se quiere obtener puntos de bonus, hay que comunicar o denunciar a las autoridades esa zona de riesgo. El premio máximo se llama vida, no depende de la suerte y por tanto no se consigue en las tómbolas.