Euro NCAP nos avisa: no se puede confundir coche autónomo con asistido

Coche autónomo y coche asistidoEl Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos, más conocido como Euro-NCAP, no había realizado hasta la fecha ninguna prueba relacionada con los actuales sistemas de asistencia a la conducción. Desarrollados dentro de la carrera iniciada para lograr el coche autónomo, están sirviendo para ensalzar algunos modelos promocionando sistemas de pilotaje automático y tecnologías que aumentan la seguridad en carretera.

Por eso, Euro-NCAP ha iniciado la evaluación de estos sistemas. Lo ha hecho incluyendo el contexto de la conducción autónoma, para concluir que todavía estamos lejos de una conducción automatizada.

Recientemente, un informe de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) ahondaba en una cuestión similar. Advertía sobre la inmadurez actual de los sistemas de conducción autónoma. Entre las diferentes cuestiones que trataba su trabajo, subrayaba especialmente la ausencia una hoja de ruta normativa y las complicadas situaciones que están por darse entre vehículo y conductor hasta la consecución de la conducción autónoma plena.

Según Euro NCAP, estamos lejos del coche autónomo…

Prueba de Euro NcapEuro NCAP ha evaluado la situación analizando los sistemas de asistencia de 10 modelos. Han sido el Audi A6, BMW 5 Series, DS 7 Crossback, Ford Focus, Hyundai NEXO, Mercedes-Benz C Class, Nissan LEAF, Tesla Model S, Toyota Corolla y el Volvo V60.

Los sistemas más relevantes que han sido objeto de examen son el Control de Crucero Adaptativo (AAC), el sistema de frenado de emergencia autónomo (AEB), la Adaptación de velocidad inteligente (ISA), los sistemas de control de velocidad y el asistente de mantenimiento de carril. Según el trabajo con los mismos, Euro NCAP ha arrojado estas conclusiones:

  • Ningún coche actual ofrece una conducción plenamente autónoma o automatizada.
  • Los coches actuales pueden proporcionar asistencia al conductor, pero eso no ha de confundirse con la conducción automatizada. El conductor sigue siendo el máximo responsable de la seguridad.
  • Utilizada de forma adecuada, esta tecnología puede ayudar al conductor a mantener la distancia de seguridad, la velocidad o mantenerse en el carril.
  • Estos sistemas no debería utilizarse en situaciones para las que no han sido proyectados. No deberían ser considerados como una alternativa a la conducción segura y bajo control.
  • Los fabricantes han implementado diferentes acercamientos en la asistencia a la conducción que ofrecen, a su vez, diversos niveles. Euro NCAP mide esas diferencias y variaciones que proporciona cada modelo al conductor.

…aunque los fabricantes lo vean tan cerca

Prueba de Euro NCAP con la conducción autónomaEuro NCAP destaca un dato preocupante en términos de seguridad vial. Se trata de la falsa apreciación de que estos sistemas de asistencia pueden proporcionar una conducción autónoma. Y es que, según la encuesta #TestingAutomation, más de un 70% de los conductores piensan que ya es posible comprar un coche que conduzca por sí mismo.

Esto se debe, en buena medida, a la gran promoción y publicidad que han recibido los sistemas de asistencia al conductor actuales. Por eso Euro NCAP insiste en que no se deben confundir con alternativas más avanzadas que están por llegar.

Cada fabricante ensalza las virtudes de sus sistemas como propios, bautizándolos con nombres específicos y utilizándolos en sus estrategias de ventas. Las ventajas de los sistemas son indudables, pero no hay que caer en la confusión.

Esto, además, se mezcla con la gran oleada de noticias que la conducción autónoma depara casi a diario. La industria lleva varios años poniendo fechas a la llegada de esta tecnología. De esta manera, los fabricantes ya presentan prototipos y realizan pruebas con modelos revolucionarios con sistemas casi autónomos o, incluso, sin pedales y volante.

Conducción autónoma vs conducción asistida

Ante esto, resulta útil conocer que existen 6 niveles diferentes de conducción autónoma. El coche autónomo no es una meta que se va a obtener en una fecha concreta. Es más bien, un camino repleto de obstáculos que acabamos de comenzar a recorrer. Dentro de esa evolución de los modelos, los sistemas de asistencia a la conducción son solo el primer paso.

Los expertos inciden, como muestra el mencionado informe de la OCDE, que la situación será compleja hasta llegar al nivel 5 de conducción autónoma, es decir, la conducción autónoma plena. Es en esos niveles intermedios donde todavía quedan por establecerse las futuras reglas en la relación entre humanos y “máquinas”. De hecho, algunos expertos (como han señalado desde la NASA) ven potenciales factores de riesgo en el hecho de que el conductor pase a convertirse en un elemento pasivo de la seguridad.

Desde Euro NCAP lo ven claro. El conductor sigue siendo el máximo responsable de la seguridad. Esta por ver cómo se sigue lidiando con esta cuestión en los años venideros cuando lleguen más avances. De momento, no nos podemos llevar a engaño.

En Circula Seguro | ¿Qué pasaría si no hubiera pruebas de homologación Euro NCAP para vehículos?

Imágenes | Euro NCAP e iStock/metamorworks