Estos son los programas de seguridad vial que hacen los fabricantes de coches

Para un fabricante de coches, la seguridad vial tiene un significado especial. No es un significado diferente del que nosotros entendemos, pero sí es más decisivo: como fabricantes tienen una responsabilidad con la sociedad, la responsabilidad de ofrecer productos seguros, que garanticen la protección de sus ocupantes y del entorno. Por eso todas las marcas y grupos de automoción se toman muy en serio la seguridad vial y cuentan con programas dedicados en exclusiva a esta materia. Veamos algunos de ellos.

Ford, Conduce tu vida

March 12_3

El de Ford es un programa basado en la formación de los jóvenes conductores, de entre 18 y 24 años, y la idea inicial consistía en formación in situ, en el Circuito del Jarama, y una completa sección de vídeos par la formación online, desde casa. El programa se inició en 2013, tras 10 años de éxitos en EE.UU., y tal y como nos cuentan en su web, se trata de “formación práctica y gratuita en la que los asistentes adquieren habilidades al volante para el reconocimiento de peligros, el control del vehículo, la gestión del espacio y la velocidad, así como la gestión de las distracciones. Estos cursos de conducción de Ford cuentan en España con el aval de la DGT. “.

Cada año se publica un calendario en el que se marcan las fechas en las que se celebran los cursos, que se centran especialmente en cuatro áreas principales, muy importantes a la hora de prevenir los accidentes más comunes: reconocimiento de peligros, manejo del vehículo, festión de la velocidad y el espacio, distracciones.

Más información en Ford Conduce tu vida.

Audi Attitudes

Audi Attitudes es el Programa de Responsabilidad Social Corporativa de Audi en España, un programa que se centra en materias como la movilidad responsable, eficiente y segura. Cuenta con elementos originales como la aplicación para smartphone “Ruta segura“, una buena idea para ayudar a los niños entre 8 y 10 años (y también a los padres) a elegir una ruta segura como peatones. Para los niños es productivo y para los padres es un “relajante”, ya que la primera vez que se envía al crío solo a algún lugar, pues oiga, la tensión se masca en el ambiente.

Cuenta también con una sección con campañas de concienciación en vídeo, algunas tan impactantes o llamativas como la campaña “Me importa un huevo“, de 2007.

Más información | Audi Attitudes

Volkswagen Driving Experience

En el caso de Volkswagen nos encontramos con una amplia variedad de cursos de conducción ,desde los que se imparten en circuitos como Ascari o Montmeló, pasando por las experiencias “rally”, o los cursos 4×4 que nos enseñan a sacar todo el partido de los coches en situaciones off road, con nieve o con firmes irregulares.

Más información | Volkswagen Driving Experience

Michelin Crash Attack

No solo las compañías fabricantes de coches tiene programas de seguridad vial. Aquí, en esta casa, ya hablamos en su momento de Michelin ‘Crash Attack’, una iniciativa dirigida a los conductores más jóvenes que gira en torno a tres puntos clave de seguridad vial: conciencia sobre el alcohol y las drogas, conciencia sobre las distracciones al volante y conciencia con respecto a la velocidad. Así, utilizando ayudas que van desde las gafas que simulan un nivel alto de alcoholemia, pasando por el simulador de vuelco o el simulador de conducción y el scalextric, conseguiremos ponernos en la piel de personas que corren riesgos inadmisibles en la carretera.

Como vemos, todos estos programas tienen dos objetivos: que tengamos una percepción del riesgo que conllevan ciertas acciones al volante, y hacernos conductores mucho más seguros y conocedores de las reacciones de los coches. Son programas muy importantes y diré, respondiendo en parte al artículo del otro día, que estas acciones sí que son muy meritorias, y para nada puntuales.

  • Juan Barberá

    Estupendas iniciativas, imagino que en ellas contarán con profesionales de la Seguridad Vial, que posean conocimientos técnicos sobre los vehículos, sobre las técnicas de conducción segura, sobre las normas de circulación y sobre pedagogía para que les llegue toda la información de forma correcta a los destinatarios finales.

    Personalmente solo he presenciado una de ellas, “Michelin Crash Attack”, concretamente en la Universidad de Valencia, y la verdad es que dejaba mucho que desear sobre lo que os acabo de mencionar arriba. Más parecía una feria de atracciones que una actividad de Seguridad Vial que para nada conseguía el objetivo de “ponernos en la piel de personas que corren riesgos inadmisibles en la carretera”, sobre todo viendo las caras y las reacciones de los jóvenes que allí participaban. Concretamente con las gafas de simulación de alcoholemia los jóvenes no recibían ninguna información sobre lo que estaban viendo ni el efecto que el alcohol tiene en nuestro cerebro, que es lo que realmente estaban viendo con esas gafas. Quizá el fallo estuvo en que fui a la hora de comer y los verdaderos expertos igual no se encontraban allí, no lo sabré porque no tuve la ocasión de volver.
    En mi opinión un derroche de medios tanto económicos como materiales que en mejores manos hubieran sido más efecticos para reducir la siniestralidad en las carreteras, que creo debe ser el verdadero objetivo.

    • Rafael Soto

      Muy buenas. En respuesta a tu comentario, decirte que soy una de las personas integrantes del equipo de la campaña Crash Attack Michelin, mi nombre es Rafael Soto, soy formador en técnicas de conducción segura desde hace 12 años, y soy la persona responsable del simulador de vuelco de este evento. He recorrido los 21 campus universitarios durante estos 3 años y han participado más de 26000 personas en la campaña. Los participantes han aprendido como colocarse el cinturón de seguridad, qué ocurre con una presión incorrecta de los neumáticos, han visto como actuamos cuando consumimos alcohol, han aprendido a no utilizar el móvil mientras se conduce,… y todo ello utilizando actividades lúdicas, ya que todos aprendemos más y mejor cuando nos divertimos. No sé si coincidiste conmigo cuando estuviste en el evento, pero he de decirte por mi experiencia y mi humilde opinión que este como otros eventos siempre se pueden mejorar, pero decir que es una feria de atracciones es hacer un flaco favor a todas aquellas empresas y personas que apuestan por mejorar la seguridad vial. Un saludo!

      • Juan Barberá

        Hola Rafael, no coincidí contigo. Como indico en mi comentario era la hora de comer, sobre las 14:40, estaban todas las actividades activas menos la del simulador de vuelco, cosa que lamenté porque es una experiencia que nunca he vivido y me interesaba para mis clases.
        Siento si te he ofendido a ti a y a tus compañeros con mi comentario y/o mi comparación, pero realmente es la sensación que me lleve. Intenté ir al Campus de Burjassot la semana siguiente en otro horario para poder comprobar que realmente estaba equivocado y que la impresión que me lleve fue por la hora, pero por trabajo me fue imposible.

        Me tranquiliza lo que me cuentas sobre tu experiencia, pues veo que hay personal experimentado alrededor de tantos medios, y que el uso que vi con las gafas de simulación de alcoholemia no se relaciona con el resto de las actividades.

        Por otro lado te doy la razón cuando hablas de “flaco favor a la seguridad vial”, precisamente por eso sentí la necesidad de hacer el comentario y espero que así podáis saber que se puede mejorar, desde fuera las cosas se a veces se ven de otra forma.
        Insisto en mis disculpas si os ha molestado mi comentario.

        Un saludo.