Estos son los defectos más habituales detectados en la ITV

fallos itv

La Inspección Técnica del Vehículo, más conocida como ITV, es un trámite que debemos cumplir para prevenir defectos u anomalías en nuestro vehículo. De esa forma podremos, por un lado, evitar aquellos siniestros viales en los que pueda verse implicado el vehículo como factor determinante y, por otro, disminuir las emisiones contaminantes a la atmósfera. Por eso, la Administración comunica a los propietarios de vehículos, mediante correo postal, la fecha en la que debe someterse a la inspección. Una información que viene en el artículo 6 del Real Decreto 920/2017, por el que se regula la inspección técnica en base al tipo de vehículo y su antigüedad.

No obstante, debemos conocer los plazos ITV para pedir cita antes de que cumpla la fecha establecida y elegir la Estación ITV (fija o móvil) que más nos interese. Si la inspección es favorable nos darán un informe de la revisión realizada así como la fecha de la próxima revisión. En el caso de que fuese desfavorable o negativa podrán exigirnos una nueva inspección que conlleva, además, la inhabilitación para poder circular con el vehículo. Pero, veamos más detalles…

La inspección, paso a paso

fallos itv

El artículo 10 del Reglamento General de Vehículos nos dice textualmente:

Los vehículos matriculados o puestos en circulación deberán someterse a inspección técnica en una de las estaciones ITV al efecto autorizadas por el órgano competente en materia de industria.

Una vez en la línea de la Estación ITV, los inspectores nos guían durante todo el proceso. Es decir, siguen los criterios descritos en el Manual de Procedimientos de Inspección de las Estaciones ITV elaborado por el Ministerio de Industria. Primero comprueban la identificación del vehículo y después inspeccionan a fondo las condiciones del vehículo relativas a seguridad vial y protección del medio ambiente. Una pauta seguida a cada vehículo que nos permite saber, según nos comentan desde la inspección de línea, que de los vehículos que pasan a diario por la Estación ITV, entre un 23-25% son rechazados por defectos graves o muy graves en la primera inspección. Además, nos informan que los defectos más frecuentes detectados son:

█ Alumbrado y señalización

El sistema de alumbrado tiene la misión de proporcionar una fuente de iluminación para su propia señalización. Es decir, para poder ver y poder ser vistos en condiciones de seguridad, independientemente de la iluminación natural de la vía. Los elementos que forman los diferentes circuitos de alumbrado son: lámparas (convencionales, halógenas y de descarga o de xenón), conductores (lo más destacable en su empleo es el código de colores empleado, generalmente negro o azul para masa, rojo o amarillo para energía, etcétera…), y elementos de mando y protección como son los interruptores, conmutadores y relé de intermitencias.

Durante la inspección se comprueba que los faros delanteros estén correctamente reglados, que las luces de cruce y de carretera funcionen, así como la señalización delantera (luces de posición, intermitentes, luces de emergencia, etcétera) y también la señalización trasera (como las luces de freno, las antiniebla, la luz de la matricula, etcétera). Por tal motivo, se recomienda, antes de pasar la ITV: revisar que todas las bombillas del vehículo funcionan y evitar una deficiencia leve, grave o muy grave por algún fallo en el alumbrado y señalización del vehículo.

fallos itv

█ Emisiones contaminantes

El vehículo produce varios tipos de contaminación que es necesario controlar. Se distinguen cuatro tipos: atmosférica, acústica, térmica y electromagnética. Sobre ellos, los fabricantes de vehículos ponen su granito de arena, fabricando mejores diseños y aumentado la eficiencia de su funcionamiento. Pero, el factor más importante es lo que puede hacer el propio conductor.

Por tal motivo, una de las razones por las que te pueden rechazar la ITV es que el coche no haya superado la prueba de gases. En el caso de los vehículos equipados con motor diésel, una de las pruebas clave para controlar la emisión de gases es la prueba de opacidad que consiste en la medición de humos del escape. En dicha prueba se realizan tres mediciones distintas y la medición final se calcula a partir de la media de las tres mediciones.

█ Sistema de frenado y dirección

El sistema de frenado tiene como misión la de aminorar la velocidad del vehículo, llegando incluso a detenerlo. Esta disminución de velocidad se hará a voluntad del conductor y se conseguirá de una forma segura y con el mínimo esfuerzo. Además, ha de llevar un sistema que permita poder detener el vehículo, si se avería parte del circuito. Otra dotación de la que dispondrá el sistema, es la que le inmovilice cuando se deje estacionado con el freno de estacionamiento o de mano. En cuanto al sistema de dirección, su mantenimiento consiste principalmente en asegurar una perfecta lubricación de la caja de dirección, de los pivotes y de todas las articulaciones, así como en proceder regularmente a la comprobación de las holguras o juegos.

En la prueba de frenado se revisa la eficacia de los frenos, agarre, el equilibrio entre las ruedas de un mismo eje o si hay fuerzas de frenado ajenas a nuestro control. Unas ruedas muy deshinchadas o en mal estado y otros sistemas electrónicos (sistema antibloqueo, control de tracción) pueden afectar la realización de la prueba. Por tanto, lo que se pretende es inspeccionar los elementos visibles del sistema en busca de corrosiones, pérdidas, modificaciones y cualquier otra deficiencia o avería. También se asegura el buen funcionamiento del freno, los tambores y la buena marcha del pedal.

fallos itv

█ Sistema de suspensión, ruedas y neumáticos

Cualquier defecto del sistema de suspensión pone en peligro la seguridad de circulación y puede afectar al funcionamiento de otros sistemas, como el de los frenos, dirección o ruedas. Por tanto, se debe comprobar: las fijaciones de los elementos del sistema, el estado de sus articulaciones y la no existencia de fugas en el circuito de aire. Por otro lado, la forma de conducir influye más en la vida de los neumáticos que cualquier otro factor. El desgaste rápido es consecuencia de arrancadas y paradas rápidas, frenazos fuertes a alta velocidad, entradas en curvas con exceso de velocidad y golpes o rozamientos en bordillos.

En cuanto a los defectos en los neumáticos no existen los defectos leves, así que si el inspector detecta cualquier anomalía en los neumáticos no se podrá superar la ITV. De esta manera, en los neumáticos podemos padecer defectos graves o muy graves. Si el defecto es grave, la ITV será desfavorable así que se podrá salir de la Estación ITV al volante pero sólo para ir y volver al taller para subsanar el defecto antes de pasar de nuevo la revisión. En cambio, cuando los defectos son muy graves y la ITV resulta negativa, se podrá recurrir a una grúa que remolque el vehículo hasta el taller y que luego lo devuelva a la Estación ITV para pasar una nueva inspección y comprobar que los defectos se han subsanado.

Por últimos, hacemos caso a las recomendaciones finales que vienen en el reverso del informe de inspección técnica de vehículos y que nos dan al finalizar la inspección:

1. Solicitar una nueva inspección antes de que caduque la anterior.
2. No olvidar que con la inspección se controla el estado de los principales elementos de seguridad activa y pasiva del vehículo.
3. El objetivo de la inspección es reducir el gran porcentaje de accidentes relacionados con fallos mecánicos del vehículo y disminuir las emisiones contaminantes a la atmósfera.

No obstante, el conductor es el que maneja la máquina y no al revés. De nuestro comportamiento, como conductores, dependerá el buen uso y mantenimiento del vehículo para circular con seguridad y responsabilidad.

Más información | ITV.com.es
En Circula Seguro | ¿Cuáles son las novedades de la ITV para el 2018?, Lo que me puede pasar si mi coche circula sin la ITV en vigor