¿Es tu ciudad amiga de las motos?

Guardarraíl

Siempre que pensamos en elementos perjudiciales para el colectivo motorista nos viene a la memoria los temidos guardarraíles. Estos se encuentran normalmente en carretera y en contadas ocasiones en determinadas zonas del casco urbano. Y sin embargo dentro de las propias ciudades también existen elementos que o bien pueden favorecer los accidentes (pensemos en las rejillas de ventilación que hay a veces en la vía, una trampa en condiciones de lluvia) o bien que en caso de tener un percance, agravar las lesiones. Es por ello que la Plataforma Motera por la Seguridad Vial (PMSV) ha empezado a elaborar un informe en las que pone a examen las poblaciones españolas y mediante el cual, saber si por ejemplo es tu cuidad amiga de las motos.

El informe en cuestión tiene como título Evaluación Motera de las Ciudades Españolas – Trampas Peligrosas (EMCE-T.P.) y busca como objetivo adquirir conciencia y evaluar los factores de riesgo estáticos que, en casi todas las ciudades españolas, contribuyen a provocar accidentes y lesiones de mayor o menor gravedad a los usuarios de motocicleta.

Y es que los elementos que se instalan en la vía pública y son susceptibles de ser golpeados en un accidente, deben salvaguardar tanto los vehículos de cuatro como de dos ruedas. Un bolardo formado por un cilindro metálico impide que un vehículo aparque de forma incorrecta pero al mismo tiempo, puede ser una trampa para un motorista o un ciclista que sufra un accidente y golpee contra él, causándole graves lesiones o incluso la muerte. Este mismo elemento en material plástico y con una base flexible ejerce una función similar y sin embargo cuenta con una construcción mucho menos peligrosa.

Es la vía y por lo tanto la ciudad la que se tiene que adaptar al tráfico que por ella circula y no al contrario. Por ello mediante este informe, realizado por un colectivo que sabe perfectamente cuáles son los problemas con los que se pueden encontrar los conductores de vehículos de dos ruedas, los Ayuntamientos podrán buscar soluciones y con ello conseguir una ciudad amiga de las motos.

Y es que como ya hemos dicho en más de una ocasión además de que se ha comprobado en innumerables ocasiones, la moto en un trasporte mucho más eficaz, económico, ecológico y rápido que un automóvil e incluso en muchos casos que el transporte público.

Vía | PMSV