¿Es mejorable la gestión del Ministerio de Fomento?

Logotipo Asociación Mutua Motera

Juan Carlos Toribio es un agente de la Guardia Civil perteneciente a la Agrupación de Tráfico que en sus ratos libres ejerce como Jefe de Seguridad Vial de la AMM. Motero experimentado, Toribio es todo un hacha descubriendo puntos peligrosos de la vía y denunciándolos de forma sistemática para conseguir que se erradiquen cuanto antes.

Ahora, el Ingeniero Jefe de la Demarcación Territorial de Aragón, zona donde trabaja Toribio, ha interpuesto una querella criminal contra el agente de la Guardia Civil. ¿La razón? Según el demandante, Toribio ha sometido al Ministerio de Fomento a una “continua política de acoso y derribo” con sus denuncias. Más de 14 sólo en Huesca, se queja el señor Ingeniero Jefe. Y son 200 en toda España, apostillan desde la AMM.

Según la querella criminal el Jefe de Seguridad Vial de la AMM es responsable de “realizar una campaña difamatoria contra dicho Ministerio y en particular contra su Ingeniero Jefe, al redactar artículos de crítica contra el mismo tanto en prensa como en Internet”.

Con la querella en la mano, en la AMM interpretan que un ciudadano no puede denunciar los puntos oscuros que según la asociación rodean la gestión de Fomento. Pero hay algo peor en todo esto. Dejando de lado lo aberrante de interponer querellas por “redactar artículos de crítica”, más propio de un espíritu censor que de las atribuciones de un trabajador que cada mes percibe dinero de todos nosotros por resolver problemas, tenemos ante nosotros otra consideración mucho más grave.

Del razonamiento de la querella presentada contra Toribio se desprende que abogar por los intereses de la seguridad vial está bien siempre y cuando uno no se dedique a criticar los problemas que tienen quienes gestionan nuestras infraestructuras. Se entiende también que llenarse la boca con deseos de mejora está bien siempre y cuando no se pidan responsabilidades. Se llega a comprender que dedicarse a mejorar la seguridad vial está bien siempre y cuando la llamada lucha contra la siniestralidad no pase de peleílla de salón, no vaya a ser que suenen nombres y apellidos y alguien tenga que dar explicaciones.

Para que una gestión sea mejorable deben darse al menos tres factores: que la situación de la gestión pueda mejorar, que el responsable de la gestión sepa cómo mejorarla y que además tenga la voluntad de mejorar su labor. Visto lo visto, no parece que se den estos factores en el caso de Fomento. Así que, con esta nula predisposición para la crítica y la mejora de la gestión, quizá vamos a tardar un poco en arreglar los problemas de nuestras vías. Si es que existen, ojo, que a lo mejor también estamos todos equivocados en eso.

Vía | Asociación Mutua Motera

En Moto22 | Carreteras mortales (a ver si se enteran…)

  • Me he leido varias veces este articulo y no me lo puedo creer. Ahora resulta que un agente encargado de la seguridad de todos los ciudadanos no puede hacer su trabajo. El agente tiene toda la razon, y mira que me cuesta estar deacuerdo con un Guardia Civil (jajajaja).
    Y qué es eso de “realizar una campaña difamatoria contra dicho Ministerio y en particular contra su Ingeniero Jefe, al redactar artículos de crítica contra el mismo tanto en prensa como en Internet”, ¿acaso lo que denuncia el agente y de lo que redacta articulos de critica es inventado? Mira que jode pagar impuestos, y si encima sirven para pagar a gentuza que se querella con alguien que intenta mejorar la seguridad de todos, duele mucho mas.