Entran en vigor las nuevas normas de seguridad para el transporte escolar

Escolares en un autobus
La vuelta al cole está aquí mismo. En septiembre unos siete millones de estudiantes tomarán de nuevo autobuses escolares a diario y será entonces cuando entren en vigor las últimas reformas legales en materia de transporte infantil, que se ajustarán a un criterio homogéneo en toda España y enmarcado en las directivas de seguridad europeas.

En los últimos años han sido varias las modificaciones que han sufrido los reglamentos relativos al transporte escolar y de menores. Para que las empresas del sector pusieran al día su flota, se les concedió una moratoria que termina ahora. Por eso, a partir del curso 2007-2008 no podrán circular los autobuses escolares que no cumplan con los requisitos que se enumeran a continuación, y que deberían conocer y exigir los responsables de contratar el transporte en las escuelas, una tarea que generalmente recae en las asociaciones de padres de alumnos:

  • El autobús debe tener una antigüedad máxima de 10 años, excepto si el vehículo ya se hubiera dedicado al transporte escolar con anterioridad. En este caso su antigüedad podrá ser superior hasta en seis años.
  • Es obligatorio el uso de tacógrafo y limitador de velocidad.
  • Las salidas de emergencia deben estar señalizadas y debe haber martillos para romper las ventanas en caso de necesidad.
  • Cada plaza debe ser ocupada por una sola persona y se respetarán las plazas destinadas exclusivamente a minusválidos.
  • Los niños de entre 5 y 11 años deben permanecer sujetos con cinturones de tres anclajes y ajustados a su altura, si es necesario usando elevadores.
  • El suelo del vehículo no puede ser deslizante. Junto a las puertas debe haber barras y asideros que faciliten el acceso y eviten las caídas.
  • Cuando la mitad de los viajeros sean menores de 16 años deben viajar acompañados de un adulto con una formación específica que esté pendiente de ellos.
  • Los viajes realizados en este tipo de transporte no pueden, en condiciones normales, sobrepasar una hora de duración.
  • El vehículo debe mostrar el distintivo de transporte escolar en su parte anterior y posterior, y se iluminará cuando el autobús pare para recoger o dejar pasaje.

Vía | CEA