El transporte de equipaje en la moto

Equipaje flexible

A no ser que hayamos comprado una moto adaptada para viajar, en algún momento nos encontraremos con la necesidad de llevar ropa u objetos sobre la moto. Pero este transporte lo tendremos que hacer tomando una serie de precauciones.

Si el recorrido es corto, o los objetos que vamos a transportar son pocos, podemos optar por la típica mochila, eso si, teniendo en cuenta lo que comentábamos sobre los objetos a llevar en los bolsillos.

Si por el contrario, viajaremos a menudo, lo mejor es que nos hagamos con dispositivos preparados para el transporte de equipaje, bien por nuestra seguridad o por la de nuestra espalda. Si disponemos de una moto deportiva, o bien nos gusta cambiar de motocicleta cada cierto tiempo, viajando de forma esporádica, lo más recomendable es que nos hagamos con el denominado equipaje flexible.

En el mercado, existen multitud de bolsas sobredepósito, alforjas, maletas, fabricadas en material similar a la cordura, que permiten cargarlas y adaptarlas de un modelo a otro sin necesidad de realizar reformas en los subchasis u otras partes de la moto. Su anclaje suele ser bastante sencillo, con imanes o cinchas para atar a ciertas partes de la moto (anclaje de equipaje, estriberas del pasajero, etc). Sólo debemos preocuparnos de que lo atemos todo correctamente y no nos haga contacto ninguna bolsa con el escape u otra parte caliente de la moto.

Si viajamos cada poco, la mejor compra es un juego de maletas duras, ancladas firmemente a la moto, que nos facilitará la carga y descarga. Además, no deberemos tener la precaución de llevárnoslas con nosotros al aparcar la moto porque disponen de dispositivos de anclaje mediante llave y cierres del mismo tipo, con lo que podremos dejar dentro objetos sin temor a que nos los roben.

Foto | Oxprod

  • Quiero comentar aquí que no me parece correcta la decisión de NO obligar a llevar el recibo del seguro junto al vehículo. Muchos guardias en la carretera o en la calle no tienen posibilidad material de comprobar si un vehículo dispone de seguro o no. De igual manera cuando se produce algún accidente de chapa en el que no medie la presencia de agentes de autoridad, atestado, etc, nos tenemos que fiar de lo que diga el contrario, cuanto lo más lógico y normal es lo de toda la vida, presentar el recibo, como medio de justificar su tenencia. Nuevamente, una norma que se nos presenta como panacea y más derechos frente a la administración, lo que es es un coladero para que los “malos” ciudadanos, puedan escaquearse más.

    gracias.