‘Talking Points’, un sistema que orienta por bluetooth a peatones ciegos y videntes

bluetoogh

Si el pasado mes hablamos sobre el perro lazarillo amigo del hombre invidente, hoy nos referimos a ‘Talking Points‘. Es un modelo de bluetooth diseñado en principio para orientar a los invidentes mientras caminan por ciudad y que también puede proporcionar o complementar ayuda e información no solamente a personas con discapacidad visual sino a cualquier persona que la necesite.

Los ‘Talking Points’ pueden ser, primero, constructores de una realidad virtual a través de audio para que la gente con discapacidad visual puedan orientarse como peatones además de proporcionar información sobre el lugar donde se encuentran. Y segundo, pueden resultar muy útil también al resto de personas por hacer la función de GPS, es decir, localizador de rutas e itinerarios útiles para el peatón. Vamos a verlo:

Esto muestra cómo podemos tomar información de internet y trasladarla a la realidad para ayudar a la gente a que tome conciencia de lo que les rodea y de las numerosas posibilidades que hay disponibles como la aplicación de voz para móvil como plantearon también en su momento alumnos de la Universidad Pontificia de Salamanca. Veamos su mecanismo con este video:

Se trata de un sistema de comunicaciones de corto alcance, cuyo objetivo es eliminar los cables en las conexiones entre dispositivos electrónicos, tanto portátiles como fijos, manteniendo altos niveles de seguridad. Las características principales de esta tecnología son su fiabilidad, bajo consumo y mínimo coste. La especificación Bluetooth establece una organización uniforme para que un amplio abanico de dispositivos pueda conectarse y comunicarse entre sí. Vamos que perdernos, no nos vamos a perder.

Sus creadores, estudiantes de la Universidad de Michigan (EE.UU), se basan en que las personas ciegas pueden desplazarse mediante el aprendizaje de contar pasos o bien dependiendo de una persona o perro lazarillo que les guíe. Sin embargo, no siempre saben qué es lo que hay por los sitios donde pasan o simplemente desean llenar esos huecos de conocimiento vacios por la falta de visión.

Otro factor importante de este mecanismo es su fácil manejo ya que permite la movilidad al cien por cien, sobre todo cuando decidimos cruzar un paso de peatones sin la necesidad de manipular ningún dispositivo y con la seguridad de que la ruta es la más apropiada para llegar al destino. Además su utilización en un sólo oído no merma la capacidad auditiva sobre los riesgos del peatón ante la advertencia de cualquier vehículo que se aproxime.

El Talking Points, en solidaridad con los minusválidos, podrá asistir a personas con visión disminuida para que encuentren baños públicos, paradas de autobús y restaurantes con menús en Braille, entre otros, así como informar de las plazas reservadas para discapacitados más próxima.

Sin duda es un buen invento si además conseguimos hacerle la vida más fácil a las personas con dependencia, ¿o no?.

Vía | Universidad de Michigan, Universidad Pontificia de Salamanca
Foto | Fire_Eyes
Video | Europa Press
En Circula Seguro | El perro lazarillo, el mejor amigo del peatón invidente, Solidaridad con minusválidos