El SCT retirará cientos de multas por un radar descalibrado y denunciado por los conductores

Radar fijo en la autoví­a T-11

Todas las sanciones impuestas entre el 24 de agosto de 2007 y el 4 de febrero de 2008 por exceder la velocidad frente al radar situado en la autovía T-11, que conecta Tarragona y Reus, serán retiradas. Se abonará el dinero recaudado y se cerrarán los expedientes abiertos para reducir puntos a los conductores por este motivo. ¿La causa? Nada, simplemente que el radar funcionó mal durante todo este tiempo.

Lo curioso de la noticia es que podrían haber sido las quejas de los conductores las que pusiesen sobre alerta al SCT. Velocidades inverosímiles o incluso dos vehículos detectados por un radar que sólo puede cazar uno cada vez. Al final, los conductores denunciados han visto el fruto de sus reclamaciones.

Foto radar Multanova

Los conductores que fueron sancionados en virtud de lo que detectaba el radar fijo Multanova 6F-MR con número de antena 2352 comenzaron a mostrar su rechazo a las denuncias en un foro de internet. Allí comenzó a evidenciarse que el cinemómetro fallaba estrepitosamente.

Por otra parte, algunos conductores explican que cuando fueron a reclamar les respondieron que podía ser que tuvieran razón porque el radar les estaba dando problemas, que recurrieran la sanción y les sería retirada. Dicho de otra forma, sabiendo que el cinemómetro estaba mal ajustado, seguían sancionando a los conductores e incoando expedientes para la retirada de puntos.

El radar móvil con número de antena 1913, montado sobre un Seat León y al que pertenece la imagen que acompaña este texto, también muestra dos vehículos en la captura, hecho que podría suponer que ese dispositivo tampoco funciona correctamente. Será cuestión de esperar hasta que, el día menos pensado, alguien decida dar marcha atrás y devolver el dinero ingresado.

Vía | TodoRadares, Diari de Tarragona, 3cat24

En Circula Seguro | Fallos en los radares, La utopía del radar y la velocidad adecuada

  • Pero luego nos repetirán hasta la saciedad que es por nuestro bien y nuestra seguridad, que el dinero no es su objetivo y que los cinemómetros nunca fallan.

    Lo más triste es que tenían sospechas y ni tan siquiera solucionaron el entuerto. ¿Cómo vamos a fiarnos el resto de conductores de los resultados?

    Exijo mi derecho a ser detenido cuando cometa una infracción, nada de fotos y robots. Que me salga la patrulla de toda la puta vida, nos peguemos la carrerita padre montando el escándolo con las luces y luego se baje un andaluz vestido de verde con muy mala leche y me mente a mi madre. Vamos… lo que pasaron nuestros abuelos y nuestros padres; que para eso pagamos impuestos. ¡Que me paren!