El que nos vigila la espalda

Carmelo Morales

La imagen que podéis ver en portada es parte de la secuencia del accidente que sufrió la semana pasada Carmelo Morales con motivo del Gran Premio de Catalunya de MotoGP en el circuito de Montmeló. Carmelo se tocó con Kenny Noyes al intentar rebasarlo y se fue al suelo con tan mala fortuna que su moto le golpeó de forma brutal en la espalda. Por suerte, Morales sólo sufrió pequeñas magulladuras sin importancia pero en las imágenes uno se temía lo peor.

¿Cuál fue la razón por la que Carmelo no se rompió ningún hueso? ¿Suerte? Hombre, un poquito si, todo hay que decirlo. Pero sobre todo lo que le salvó fue la espaldera, un elemento de protección imprescindible como el casco y del que ya hablamos en alguna otra ocasión pero que sigue sin fraguar entre los motoristas aunque cada día que pasa lo veo más imprescindible.

Si todavía no habéis visto el vídeo del accidente, os invito a hacerlo. Ya veis que el golpe que le da la moto es muy fuerte pero las espalderas están precisamente diseñadas para eso. Además y por construcción, la colocación de las distintas placas que conforman su estructura están dispuestas de tal forma que evitan el movimiento antinatural de la espalda, es decir, que ésta se arquee hacia atrás, minimizando el riesgo de rotura.

Router

Comentándolo e intentando fomentar su uso entre otros motoristas, algunos comentaban que eso sólo lo veían útil para los que conducen deportivas (otro caso extremo del tocín y la velocidad, con pérdida de puntos incluido) y para otros resultaba incómodo. Mi conclusión es que ni unos ni otros tienen ni idea.

Primero porque la espaldera es un elemento de seguridad que te protege frente a los golpes, da igual que circules en supermegadeportivao en un cutrescooter. El golpe que puedes sufrir puede tener las mismas graves consecuencias. Segundo, existen tantos modelos diferentes de espaldera que no te puedes escudar en un simple “me resulta incómodo” porque las hay para todos los gustos.

Si usamos principalmente la moto por ciudad, podemos optar por una mochila con espaldera incluida. Nos protegerá y además podremos transportar cosas. Si nuestro uso también es ciudadano pero no solemos transportar nada, una chaqueta con la espaldera integrada es lo mejor. Sin embargo, si usamos la moto en salidas de fin de semana, una independiente nos puede servir mejor ya que así no condicionaremos nuestra ropa a su uso (cordura por el invierno y cuero por el verano).

Incluso las hay pequeñas, grandes, con protección lumbar, con faja, con tirantes, sin tirantes, que se acoplan a protectores de clavícula, con forma de chaleco… vamos, un sinfín de modelos y precios. Precisamente el precio es bastante asequible e incluso se pueden aprovechar ofertas de temporadas anteriores ya que no es un elemento que se estropee demasiado y al ir por dentro de la ropa no se pasará tanto de moda (que hay mucho snob suelto para esto).

Así que mañana, si cogéis la moto, acordaros del vídeo e ir inmediatamente a comprar una. Y no, no hablo de boquita, la he probado varias veces y sigo aquí, dándoos la paliza como el primer día. Para muestra, un botón o mejor, un vídeo propio.

Fotos | TVE, Morrillu
Vídeo | TVE

  • José Luis

    Hoy en una tienda me mostraron una, para colocar en la chaqueta, pero la ví pequeña. Se supone que era homologada. Unos 20 euros. No se si era realmente segura.

    • José Luis, me imagino que la chaqueta que tienes es corta. Normalmente estas chaquetas junto con sus espalderas tienen carácter urbano. Las chaquetas de 3/4 son las que incorporan espalderas de mayor tamaño.

      En este caso yo te recomendaría una que puedas utilizar de forma individual.

      • José Luis

        ¿Individual? Espaldera + chaqueta, pero por separado ¿no?

        Ok, gracias !!

        • Correcto!! Quizás no me explique bien pero lo has entendido.