¿Dónde colocar los radares?

Pere NavarroRecientemente el responsable de la DGT, Pere Navarro, dijo en una entrevista que estudian colocar algunos radares donde decidan los ciudadanos *para que deje de percibirse su función como meramente recaudadora y se vea más como una medida de seguridad*. Se realizaría en algunas provincias, empezando por Cáceres.

Según la DGT más del 80% de los ciudadanos están a favor de los controles de velocidad, pero eso choca un poco con los comentarios del día a día de los cinemómetros. Creo que muchos podremos concluír por estadística chapucera que los radares se ven sólo como máquinas de hacer dinero y no como elementos de seguridad.

Los cinemómetros que se colocan en tramos de autovía de bajo riesgo percibido son criticados por que no tienen función alguna en la seguridad vial. Habría que plantearse que en el tramo en cuestión, de no haber cinemómetro, se _facilitaría_ el exceso de velocidad por que *el conductor tiene la tendencia a ir a la velocidad máxima que él considera segura*, y como eso es tremendamente subjetivo, hay gente que considera eso como 100 Km/h, otros como 150 Km/h y otros incluso más de 200 Km/h aludiendo a sus 5 estrellas EuroNCAP, más de 120 CV de potencia y un escudo con buen nombre en el frontal.

Radar

¿Qué va primero, el huevo o la gallina? Los cinemómetros, de estar bien calibrados, sólo multan cuando se produce un exceso de velocidad, considerando un margen de error. Si el límite es 120 Km/h, el radar multa a 134 Km/h, pero respetando el límite, no multa. Es un concepto muy sencillo pero que no todos entienden. *Quien no desee _contribuir a la recaudación_ sólo tiene que preocuparse por cumplir con el Reglamento*.

En este momento es cuando se pone el grito en el cielo por las limitaciones de velocidad impuestas por la crisis del petróleo de 1973. Pues bien, dada la coyuntura actual, no es muy factible pensar en que esos límites se aumenten, incluso en Alemania se han planteado más de una vez reducir los tramos de velocidad libre (Autobahn) *por razones ambientales*.

Eso sí, parece haber más consenso cuando el radar se coloca en un tramo donde o bien respetas el límite o bien incurres en un gran riesgo, los famosos “puntos negros”, zonas de concentración de accidentalidad. La DGT no sólo debería esforzarse en *señalizar convenientemente estas zonas*, también de colocar cinemómetros en lugares donde son más útiles.

En un tramo de bajo riesgo percibido, como una recta de autopista, se evita un riesgo sí, pero se evita más si se coloca en un lugar donde más de una persona se ha dejado la vida en la cuneta. ¿Sería capaz la ciudadanía de promover la colocación de cinemómetros en esos lugares? Es más interesante todavía preguntarse cómo piensan hacerlo, ¿preguntando casa por casa?

En mi humilde opinión, si la DGT desea que se perciba de forma más segura la utilización de cinemómetros, puede hacer dos cosas:

* Los cinemómetros deberían colocarse preferentemente en puntos de concentración de accidentes y tramos peligrosos, fundamentalmente carreteras secundarias, cosa que por otra parte empiezan a hacer.
* Al ciudadano le _revienta_ que le llegue a casa una multa con demora, exigiéndole el pago de 100, 200… euros por haber sido fotografiado por un cinemómetro un día del que ya no se acuerda e iba por encima del límite. Es preferible que el infractor reciba la multa mucho antes (están trabajando en ello) e incluso que una pareja de la Guardia Civil le pare pasados unos kilómetros y le _eche la preceptiva bronca_, con/sin pago de multa.

Nos guste o no, los radares son un _mal necesario_. En el Reino Unido, con su límite de velocidad de 112 Km/h en las mejores carreteras, tienen miles de cinemómetros. Es un ejemplo más dentro de la tendencia europea. Hay que aprender a convivir con ellos y a poner más atención en el cumplimiento de las normas, mejor por _las buenas_ que por _las malas_.

Después de todo, a quien respeta los límites de velocidad, le da igual que haya un radar, 100, o 300 millones, y no se preocupa por _la recaudación_. *Sin infracción, no hay multa, y si la hay, a reclamar, que es lo suyo*.

Vía | “ADN”:http://www.adn.es/ciudadanos/20080802/NWS-0237-DGT-ciudadanos-preguntar-radares-colocar.html
En Motorpasión | “Una buena idea de la DGT: preguntar a los conductores dónde situar los radares”:http://www.motorpasion.com/2008/08/06-una-buena-idea-de-la-dgt-preguntar-a-los-conductores-donde-situar-los-radares

  • Yo estoy a favor de los radares en las secundarias incluso de rebajar el limite a 80km/h, ya que no entiendo que solo hay 20km/h de diferencia entre una autovia y una de doble sentido, cuando en una autoria un despiste vas al arcen o al muro lateral, que es una colision menos grave, que si te despistas en una convencional y te comes al que viene de frente…

    En las autovias solo provocas frenazos innecesarios, la bajada a Valencia por la A-3 en el viaducto de puçol esta limitada a 100km/h con radar, pues bien tengo bajado tranquilamente a 90km/h aprox. carril derecho y venir uno un poco mas rapido adelantando, colarse delante mio y frenar hasta los 70km/h ante el radar con el consiguiente susto… joder que a 90 como iba yo no salta! luego despues del tramo volvio a acelerar y a desaparecer…

    Tambien estoy a favor de radares encima de los semaforos y que salten si te saltas la luz roja, mas en cruces donde la gente lo hace de forma habitual y donde mas accidentes se producen.

  • Los radares deberian colocarse en puntos negros, para que se quiere un radar en una autopista, si te sales a 120km/h dara igual que haya radar o que no halla, pero por lo menos en la autopista tienes el margen del arcen, en una carretera secundaria no.

    En la A-7 la velocidad maxima es 100km/h y esta considerada autovia, sin serlo. Tiene stops en las incorporaciones, no tiene carriles de aceleracion, y practicamente no tiene arcen. Alli colocaron dos radares, uno a 200 metros de una curva bastante peligrosa, y otro en un zig- zag. alli cumplen su funcion la verdad.

    Yo creo que los radares no se tiene que poner donde la gente diga o donde diga el director de la DGT, sino, donde las cifras de muertos hablen por si mismas. Y por supuesto, abisar del radar y del peligro de la carretera.