Distancia de seguridad, ¿por qué es tan importante?

Ve el video en el sitio original.

A lo largo de mi vida de conductor, si hay algo que me ha evitado múltiples accidentes, es la distancia de seguridad. Es un colchón invisible que nos separa de un alcance con otro vehículo, ya sea leve o de siniestro total. Pero antes de continuar, echemos un vistazo a un vídeo de la DGT de hace algunos años, pero que tiene muy poco de ficción.

¿Alguien se siente identificado con el protagonista? El que diga que sí, necesita hacer un pequeño repaso a su forma de conducir. Somos seres humanos, y como tales, tenemos limitaciones. En el mejor de los casos, desde que el cerebro recibe un estímulo de cualquier tipo hasta que ejecutamos una acción, pasan como poco 3/4 de segundo. Por ejemplo, si revienta un petardo muy cerca de nosotros.

Ese tiempo siempre puede aumentar por la edad, “el cansancio o fatiga”:http://www.circulaseguro.com/2008/04/20-desterremos-la-fatiga-como-companera-de-viaje (llevar 3-4 horas conduciendo), haber tomado alcohol por poco que sea, ser poco inteligente y consumir drogas, algún medicamento que provoque somnolencia, estado emocional… lo que sea.

Somnolencia al volante

Cada conductor debe ser consciente de sus limitaciones en primer lugar. ¿Quieres conocer tu tiempo de reacción de forma segura? Puedes utilizar “un juego flash como éste”:http://www.youshock.com/skills/sheep_reaction_test/ y verás que rara vez vas a llegar a 0,75 segundos. Y tendrá parte de trampa, pues ya estarás en alerta, en la realidad es peor.

Pues bien, la distancia de seguridad es una forma de paliar ese defecto que tenemos. Si el conductor que va delante, por el motivo que sea (es lo menos importante) frena bruscamente o incluso colisiona (por no haber respetado dicha distancia), si estamos lo suficientemente cerca, nos lo comemos, aunque tengamos unos frenos de competición, *todo tiene un límite*.

Sistema pre-colision Lexus

Algunos modelos de alta gama empiezan a equipar sistemas que cuando un vehículo precedente decelera muy deprisa, actúa sobre los frenos o aumenta la distancia de seguridad en mayor medida. Mientras no sean obligatorios para todos los coches podemos paliarlo simplemente con prudencia: *excepto si vamos a adelantar inmediatamente, respetarás la distancia de seguridad con el coche precedente*.

Ahora bien, hay que pensar en metros/segundo, no en kilómetros por hora. A 130 Km/h, el coche recorre 27,8 metros en un sólo segundo, a 150 Km/h 31,25 metros y a 200 Km/h 41,6 metros. *Un turismo necesita entre 50 y 60 metros como término medio para detenerse a 120 Km/h en perfectas condiciones*. Como nadie va a ir calculando con exactitud los metros que necesita, se puede usar la siguiente regla mental, por absurda y pueril que pueda parecer.

Audi Braking System

Localicemos un punto de referencia fijo y pronunciemos con velocidad de conversación un poco inferior a la normal “Mil ciento uno, mil ciento dos”, unos 4 segundos aproximadamente. Si al parar de hablar no hemos alcanzado dicho objeto, nuestra distancia es buena, si no, es insuficiente. *Y eso es referido a perfectas condiciones climatológicas, psicofísicas del conductor y con los elementos mecánicos en perfecto estado*.

Grábate esto a fuego: distancia de detención = distancia de reacción + distancia de frenado. Puedes hacer la prueba en un lugar seguro (quien dice seguro, dice sin riesgo para nadie), que tu copiloto te diga “¡¡YA!!” y compruebes el tiempo que tardas en reaccionar y tu coche en frenar. *Insisto, asegúrate que lo puedes hacer sin riesgo, es tu responsabilidad*.

Distancia seguridad 120 Km/h en mojado

Con climatología adversa, hay que aumentar la distancia ya que se tarda más en frenar. Por otra parte, la mecánica debe estar bien. Los neumáticos, con profundidad de dibujo legal y con los menos desgastados en el eje trasero (“explicado en este post”:http://www.circulaseguro.com/2008/06/11-solo-cambiamos-dos-neumaticos-ponemos-los-nuevos-en-las-ruedas-delanteras-o-en-las-traseras) y los amortiguadores en buen estado. *Conozco gente que NO sabe que hay que cambiar los amortiguadores*. ¿Lo sabes tú? ¿A cuántos kilómetros?

Observa este vídeo, es una prueba de frenada a poca velocidad, y los amortiguadores están en perfecto estado:

Ve el video en el sitio original.

Ahora observa qué ocurre cuando los amortiguadores ya deberían haberse jubilado. Insisto, la velocidad es pequeña, en autovía estas diferencias se alargan más:

Ve el video en el sitio original.

Sin comentarios.

*Nunca se sabe por qué un conductor que va delante puede pisar el freno a fondo o incluso colisionar*, por ejemplo al embestir a un animal que no ha visto. Como no lo sabemos, conduzcamos como si el de delante fuese un simio de circo que en cualquier momento pisa el freno a fondo. Separados adecuadamente, no nos pasará nada, bueno, ¡ayuda si el conductor que va detrás de nosotros lo hace también!

*Mantener la distancia de seguridad tiene ventajas adicionales*: mejor campo visual, conducción más segura y tranquila, menor uso de los frenos, evitamos poner nervioso al de delante, etc. Además, podrás comprobar como la mayoría de los automovilistas agradecen la falta de acoso y liberan antes el carril en autopistas.

Circulacion

Es más, convenientemente separados, puede bastar con levantar el pie del acelerador en vez de usar el freno si el conductor precedente disminuye su velocidad: *ahorramos combustible y frenos*. Circulando más pegados, puede que tengamos que frenar, aunque sólo sea por un susto. Por ejemplo, bajamos 1 segundo la mirada para ajustar el climatizador y al levantar la vista ¡sorpresa! *Pues una razón más para ir separados*.

Corolario: conductor que lleva 4 horas al volante, con los neumáticos usados, a 150 Km/h de crucero encontrándose con conductores a 120 Km/h y nervioso por llegar antes: *potencial causante de accidentes*. La expresión no es mía, pero es perfecta para ilustrar esto.

La única desventaja de respetar la distancia de seguridad es que no podremos ganar una competición de conducción eficiente en la que nos pidan bajar un 50% el consumo de ficha del coche, pero creo que es algo sopesable perfectamente por todos, ¿verdad?

*El primer beneficiario eres tú mismo*. Si te acostumbras a respetar la distancia de seguridad, verás como tus tiempos de desplazamiento no se alteran y conduces de forma más tranquila y segura. Deja lo de “comer el culo” para los videojuegos. Al primer accidente que te ahorres, ya habrá compensado.

En Circula Seguro | “La problemática de coger el rebufo”:http://www.circulaseguro.com/2008/05/31-la-problematica-de-coger-el-rebufo, “Malos hábitos en carretera”:http://www.circulaseguro.com/2007/10/24-malos-habitos-parte-1-carretera