Disminuye el número de motoristas denunciados en la última campaña de la DGT

Old Motorcycle

Ya sabéis que siempre que hay una campaña especial por parte de la DGT en calidad de control de los motoristas, me gusta publicar los datos que arroja con el fin de que entre todos podamos analizar en qué puntos seguimos cometiendo errores y, lógicamente, cuáles son los que todavía tenemos que mejorar. Aunque he de reconocer que esta vez me siento un poco más orgulloso porque, como se suele decir, los datos son un poco esperanzadores, con un número de denuncias totales muy bajo.

Recordemos que la campaña tuvo lugar entre el 20 y el 26 de junio. Durante esa semana, se realizaron 47.936 controles en los que un total de 1.267 conductores fueron denunciados, lo que supone un 2,6% del total. Pero veamos, de forma individual, el tipo de infracciones que se cometieron.

En primer lugar hablemos del casco. Esta cifra me gustaría que llegase a ser cero patatero pero de momento todavía no se ha conseguido, aunque las denuncias por no utilizarlo fueron 105, lo que supone tan solo un 0,2% del total, una cifra muy baja en relación a otros años en los que me echaba las manos a la cabeza.

Una infracción que cometen muy pocos motoristas es conducir bajo los efectos del alcohol. En la mayoría de los casos, todos son plenamente conscientes que guardar correctamente el equilibrio y no estar completamente sobrio no son compatibles. Así lo demuestra que sólo 35 conductores (0,07% del total) fuesen sancionados.

El exceso de velocidad y los adelantamientos inadecuados si pueden darse más a menudo en este colectivo aunque las denuncias tampoco han sido tan elevadas como en otros años. Así, 116 y 199 conductores respectivamente fueron multados por una u otra razón (0.26% y 0,41%). Por último, en el aspecto burocrático (seguro y permiso de circulación), el 0,13% y el 0,26% conducían sin tener alguno de los papeles correctamente.

Este año 2011 mantenemos la tendencia desde el 2007 en el descenso del número de fallecidos (el acumulado en este periodo es del 47%) aunque no podemos dormirnos en los laureles ya que en lo que llevamos de año ya han perdido la vida 118 compañeros, sólo tres menos que el años pasado.

El colectivo de los ciclomotores sí que experimenta una mejora año tras año y desde el 2006, el número de fallecidos ha disminuido un 70%. Además, junio fue un mes cero en el que ningún usuario perdió la vida, algo verdaderamente positivo.

Nos queda casi la mitad del verano así que no nos relajemos, tengamos mil ojos y espero que en la próxima campaña entre todos mejoremos estas cifras. Está en nuestra mano.

Vía | Ridexperience
Foto | Seattle Municipal Archives

  • Antonio Serrano

    Aun compartiendo contigo que siempre es mejor dar un mensaje positivo y constructivo, no estoy del todo de acuerdo con tu análisis. Respecto al casco me hace pensar que los controles no se llevaron a cabo en Sevilla, pues la primera vez que estuve allí, en junio del año pasado, me impactó el escaso uso que se hacía del casco: o no se llevaba, o se llevaba mal puesto, o colocado en sitio distinto al apropiado. Sobre el alcohol y las drogas en la moto, ya dice bastante por sí solo: 38 positivos a alcohol y 2 a drogas.

    A mí 118 muertes me parecen muchas, sean en moto o en turismo, cuando es posible proponerse evitarlas, por ejemplo de manera tan sencilla como eligiendo usar el casco, adaptando la velocidad, no tomando alcohol ni drogas o evitando los adelantamientos inadecuados, todas ellas circunstancias que dependen del usuario. Para hacernos una idea de la magnitud de estos datos, mi comunidad de vecinos está formada por 46 viviendas: sería como si desapareciésemos todos los vecinos a lo largo del año (suponiendo unas 2-3 personas por vivienda). Y a esto añadiría toda la gente afectada: familias, amigos,compañeros, lesionados que no han fallecido pero se han quedado “tocados”…

    http://www.dgt.es/was6/portal/contenidos/documento

    “En lo que llevamos de año (hasta el 3 de julio de 2011), han fallecido en la carretera 116 motoristas, 18 más que en el mismo periodo de 2010”.

    116 personas que ya no se irán de vacaciones, ni votarán, ni podrán envejecer, ni disfrutar, y a quienes no podremos ver nunca más.