Diez infracciones de tráfico atribuibles al peatón

peatones

Los peatones son un grupo de usuarios de la vía pública muy amplio ya que está compuesto por jóvenes, personas mayores y discapacitados. Desde el punto de vista de la Seguridad Vial, se les considera junto con los ciclistas como un grupo de riesgo muy vulnerable. De ahí, que se diga que son los conductores de su propio cuerpo y, por tanto, de su destino.

Las estadísticas nos vienen a decir que son muchos los atropellos con víctimas que se producen al año en la vía pública. El número de atropellos que se producen en casco urbano suele ser mayor que en las carreteras pero, sin embargo, en éstas son más graves debido a la velocidad de los vehículos y gravedad del impacto.

Atropellos a peatones siguen produciéndose, especialmente, en ciudad por varios motivos: el peatón tecnológico como peatón distraído, aumento de zonas peatonales, presencia de vehículos menos ruidosos y las infracciones cometidas por los propios peatones.

El peatón como responsable

peatón

Peatón. Persona que, sin ser conductor, transita a pie por las vías o terrenos a que se refiere el artículo 2.
Son también peatones quienes empujan o arrastran un coche de niño o de impedido o cualquier otro vehículo sin motor de pequeñas dimensiones, los que conducen a pie un ciclo o ciclomotor de dos ruedas, y los impedidos que circulan al paso en una silla de ruedas, con o sin motor.

El Reglamento General de Circulación contempla la posibilidad de responsabilizar al peatón económicamente mediante multa por los siguientes hechos sancionables:

1.- No seguir las indicaciones del personal existente en un tramo en obras. Los usuarios de la vía tenemos la obligación, en los tramos de obras, de respetar el orden en la cola y a seguir las indicaciones del personal destinado a la regulación del paso de vehículos y peatones si la obra se desarrolla en una intersección o cruce regulado mediante semáforos y pasos de peatones.

2.- No detenerse al llegar a un paso a nivel o puente móvil que se encuentre cerrado o con barrera en movimiento. Al aproximarnos a un cruce de paso a nivel, puente móvil y túnel tenemos la obligación de extremar la prudencia, deteniéndonos uno detrás de otro en la zona peatonal hasta que tengamos paso libre. Una vez abierto, el cruce deberá realizarse sin demora y después de cerciorarse de que no existe riesgo de quedarse inmovilizado dentro del paso.

3.- Abrir las puertas del vehículo antes de su completa inmovilización o apearse del mismo sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica peligro o entorpecimiento para otros usuarios. Como usuarios debemos entrar y salir del vehículo por el lado más próximo al borde de la vía y sólo cuando el vehículo se halle parado.

4.- No utilizar el chaleco reflectante reglamentario, el ocupante del vehículo, cuando se salga del vehículo y se ocupe la calzada o el arcén en una vía interurbana. Aunque sólo es obligatorio que lo lleven como dotación el personal auxiliar de los vehículos piloto de protección y acompañamiento, siempre será recomendable que lo usen los ocupantes del vehículo cuando están fuera del mismo.

5.-Transitar por el arcén o por la calzada existiendo zona peatonal transitable, con tres salvedades, la primera, que se lleve algún objeto voluminoso o se empuje o arrastre un vehículo de reducidas dimensiones que no sea de motor y si su circulación por la zona peatonal o por el arcén pudiera constituir un estorbo considerable para los demás peatones; la segunda, cuando se trate de un grupo de peatones dirigido por una persona o que formen cortejo y, la tercera, cuando se trate de un impedido que transite en silla de ruedas con o sin motor, a velocidad del paso humano.

Por otro lado, los que utilicen monopatines o aparatos similares no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías o partes de las mismas que les estén especialmente destinadas y sólo podrán circular a paso de persona por las aceras o por las calles residenciales debidamente señalizadas, sin que en ningún caso se permita que sean arrastrados por otros vehículos.

Asimismo, los peatones tienen la obligación de circular por la izquierda cuando vayan por una vía interurbana, salvo que concurran circunstancias que no puedan hacerlo por ese lado o cuando por razones de seguridad aconsejen circular por la derecha. Sin embargo, en casco urbano, la circulación de peatones podrá hacerse por la derecha o por la izquierda, según las circunstancias que imperen en ese momento en la vía.

exclusivo_peatones

6.- Circular por la calzada o el arcén sin llevar un elemento luminoso o reflectante homologado, en carretera, de noche o bajo condiciones climatológicas que disminuyan sensiblemente la visibilidad. En cuanto al elemento luminoso o reflectante, éste, deberá ser visible a una distancia mínima de 150 metros para el resto de usuarios que se le aproximen y en el caso de tratarse de un grupo de peatones dirigidos llevarán las luces necesarias para precisar su situación y dimensiones, las cuales serán de color blanco o amarillo hacia adelante y rojo hacia atrás.

7.- Circular por una autopista o autovía, salvo que el conductor tenga que hacer uso del poste de socorro más próximo o de otros usuarios por accidente, avería o malestar físico de sus ocupantes u otra emergencia. También, estarían exentos de esta prohibición los ocupantes o servidores de los vehículos de los servicios de urgencia cuando sea indispensable su presencia.

Por otro lado, al tener prohibido los peatones circular por autopista o autovía, el Reglamento General de Circulación advierte a los conductores de vehículos que circulen por autopistas o autovías de que deben hacer caso omiso a las peticiones de pasaje que reciban en cualquier tramo de ellas, incluidas las explanadas de estaciones de peaje por dos motivos: para no dar cobertura a los peatones a cometer un hecho sancionable y porque no estaría justificado, en éste tipo de vías, inmovilizar el vehículo y mucho menos, recoger pasajeros.

8.- No respetar las señales de los Agentes de la autoridad que regulan la circulación, siempre y cuando dichos Agentes responsables del tráfico (Policía Militar, personal de obras, de acompañamientos de vehículos especiales, patrullas escolares, personal de Protección Civil y de organizaciones de actividades deportivas) estén provistos de prendas de alta visibilidad y de dispositivos o elementos reflectantes que permitan a los conductores y demás usuarios que se aproximen distinguirlos a una distancia mínima de 150 metros.

9.- No respetar la luz roja de un semáforo reservado para peatones cuando dicha luz roja no es intermitente y tiene forma de peatón inmóvil. En el caso de una luz verde no intermitente, en forma de peatón en marcha, indica a los peatones que pueden comenzar a atravesar la calzada. Cuando dicha luz pasa a intermitente, significa que el tiempo de que aún disponen para terminar de atravesar la calzada está a punto de finalizar y que se va a encender la luz roja.

10.- No obedecer una señal de entrada prohibida. Se trata de señales de prohibición de entrada y que pueden ser responsables tanto conductores como peatones. Las señales que para quienes se las encuentren de frente en el sentido de su marcha y a partir del lugar en que estén situadas, prohíben el acceso a los vehículos o usuarios, afectando sólo a los peatones, la señal R-116 (Entrada prohibida a peatones), prohibición de acceso a peatones y que la podemos ver en los carriles de incorporación o acceso a autovías o autopistas.

Infracciones cometidas por peatones que pueden ser la antesala de los atropellos en carretera según un estudio reciente de RACE explicado en éste vídeo y donde se dan consejos de seguridad orientados al peatón:

Por último, un cambio importante en la reforma de la Ley de Tráfico y que viene de camino será el de poder someter al peatón a una prueba de alcoholemia (a través de aire espirado) o test de drogas (mediante la prueba de saliva) con motivo de cometer una infracción de tráfico. Una medida que queramos o no busca la responsabilidad del infractor, sea conductor, pasajero, titular del vehículo y, por supuesto, también del peatón en la parte que le toca. ¿No les parece?

Más información | RACE
Video | SeguridadVialRACE
Foto | Brero, Leonardo Dell’Aquila, Tomás Fano
En Circula Seguro | 68.000 personas atropelladas en cinco años, según un estudio de FUNDACIÓN MAPFRE, ¿Cuándo sabemos que somos peatones?, ¿Me pueden sancionar por cruzar un paso de peatones circulando en bici?

  • Escargot

    De algunas ni me acordaba.

    Creo que sigue habiendo muy poca conciencia de lo que supone un atropello. Mucha gente sigue pensando que el conductor va a verle y a detener el vehículo y peor aún, que sólo por eso ya tiene la obligación de hacerlo.

  • Veo muy bien el hecho de que se pueda realizar prueba de drogas y alcoholemia a los peatones. Yo como peatón y conductor a veces echo de menos que no se tenga un poco de mano dura con el tema de no respetar los lugares para cruzar y hacerlo por el medio de la calzada o con el semáforo en rojo.

    Deberían poner sanciones pequeñas, pero eficaces. Una multa de 25€ por cruzar por donde no corresponde, o de 50€ (25 por pronto pago) por cruzar con el semáforo en rojo no estaría nada mal.

    Saludos!

    • Escargot

      Y de paso que lo complementaran con medidas como poner los pasos de cebra donde realmente hacen falta y arreglar la regulación semafórica.

    • Borja

      Y, bueno, ya que cruzas por donde no debes, por lo menos, un poco de humildad si te pitan por molestar. Que hay gente que se pone como una moto, como si tuviesen razón.

  • HijodeCain

    Es una pena que en la nueva reforma, se le de tanto bombo y platillo al tema de los controles de sustancias y alcoholemia y no se incluya una regulación clara sobre las maniobras de:

    Cruzando calzada fuera intersección, 40,2% de accidentes con un 39,0% de víctimas.
    Atravesando intersección, 26,7% de accidentes con un 26,5% de víctimas.

    Cuando el motivo del accidente ha sido:

    Infracción del peatón 53,9% con un 52,0% de heridos de diversa consideración

    Irrumpir o cruzar la vía
    Antirreglamentariamente 17,9% con un 17,3% de heridos
    No utilizar paso de peatones 19,5% con un 18,7% de heridos
    No respetar señal del semáforo 7,9% con un 7,6% de heridos
    Otras infracciones 5,2% con un 5,1% de heridos

    Curiosamente, citó textualmente, …los informes de tráfico afirman que sólo un 7% de los accidentes en zona urbana tienen una relación directa con la velocidad, excesiva o inadecuada del vehículo implicado… fin de la cita.

    Extraído del Informe realizado por MAPFRE sobre Accidentalidad peatonal en núcleos urbanos noviembre 2005

    • Borja

      No sé qué decirte, pero yo he evitado muchos atropellos en ciudad gracias a la adaptación de mi velocidad al tipo de calle. En ciudad es importantísima la velocidad adecuada.
      Eso sí, sigo pensando que la culpa la suelen tener los peatones, que se piensan que los conductores tenemos capacidad de reacción y frenada instantánea.

      • HijodeCain

        Su comentario tiene trampa, involuntaria lo se :), adecuar la velocidad al lugar donde se transita es obligación del conductor… pero yo como peatón resulta que no juego con las mismas reglas que yo como conductor, a saber…

        La regulación para vía urbana es nula o casi para el peatón, las campañas de respeto al peatón se resumen en multar a los conductores por no detenerse en los pasos de peatones, pero no a los peatones por incumplir las pocas normas (de hecho creo que son dos) claras que los regulan.

        …al final obtenemos el patrón tan codiciado de víctima agresor.

        Cuando habla de moderar la velocidad habla, no modo no consciente, del acto estadístico de que peatón y conductor no interaccionen en aquella franja física donde usted no puede detener su vehículo.

        La DGT lo llama velocidad inadecuada, termino que sustituyo al de velocidad excesiva, que se traduce como, pase lo que pase, si no puedes parar el vehículo, tú eres el culpable.

        Consecuencia, a 40 Km/h hay, estadísticamente, menor número de accidentes, y a 30 Km/h menos… y a 20 y a 10… 0 Km/h = 0 víctimas.

        • Borja

          Realmente, los peatones también tienen normas de circulación. No es que esté prohibido andar a más de 7 km/h enfrente de un portal o algo así, sino que, se debe circular lo más a la derecha posible de la acera, extremar precaución a la hora de girar en una calle, no obstaculizar, adecuar la velocidad a las condiciones, etc. Es decir, lo único que nos diferencia es nuestra capacidad de frenada instantánea (o casi instantánea).
          Por tanto, es seguro hacer “footing” a las 4:00 en una acera ancha y con la ciudad vacía. Lo que no es seguro es hacerlo por un paseo marítimo abarrotado y pasando a milímetros de la gente.

          • HijodeCain

            Cuando se refiere a normas, esta citando recomendaciones o sugerencias. Como norma para peatones, reflejada en la ley o el reglamento, y que puedan referenciarse a zona urbana, sólo existen, al menos que yo tenga constancia estas:

            A.- Todo peatón debe circular por la acera de la derecha con relación al sentido de su marcha. Es textual y no es broma. Por supuesto puedes ir por la otra, si encuentra dos aceras en su sentido, pero debes ir pidiendo perdón a cada paso.
            B.- En zonas con pasos de peatones, atravesará la calzada por ellos y no por sus proximidades. No busque definición del término zona o distancia de proximidad porque no existe, pero le dejan muy clarito porque no puede llevar luces azules (o diurnas) en el coche. El desplazamiento peatonal es criterio personal y por tanto no cuantificable.

            …y la única que es clara y por tanto puede ser perseguida su ejecución… la utilización del semáforo de peatones.

          • Escargot

            Ya que estamos se podría recordar que los peatones tienen la obligación, no sé si legal pero por lo menos sí cívica, de no estorbar. La de veces que yendo andando por la acera me he tenido que bajar a la calzada porque había gente entorpeciendo ahí, hablando en un sitio en el que molestan.

            Os lo habéis pasado bien comentando este artículo. 😉 Y yo una semana fuera y sin poder entrar a leer.

  • HijodeCain

    La Ley de Seguridad Vial y su reglamento es, básicamente, una regulación para usar el vehículo a motor, y ese es el principal error.

    La Ley de Seguridad Vial debería ser un conjunto de reglas básicas y claras sobre el desplazamiento del ser humano y de los medios que usa para el mismo.

    • Capreolus

      Actualmente la LSV se divide en tres reglamentos: circulación, vehículos y conductores y dos procedimientos sancionadores en común, como son el de la DGT (Mº Interior) y Reglamento de Transportes (Mº Fomento). Una normativa muy compleja debido a su extensión, por ejemplo, dentro del RGcirculación se le dedica un articulado a la circulación de peatones, de animales y sin embargo se deja fuera a los ciclistas; la creación de glorietas circulares (rotondas) y no se modifica el articulado en cuanto a la utilización de carriles; la proliferación del carril bici y no se dan unas normas y señalización sobre los tipos de vías ciclistas.

      Volviendo al principio existen duplicidades de competencias, una habilitación para conducir expedida por la DGT y una formación que la proporciona Fomento a través del CAP si realizas un transporte profesional.

      …/…

      • HijodeCain

        Su comentario me ha generado una idea/proyecto que le traslado. Ya que es el autor de la serie sobre la Seguridad Vial y su modo de ser gestionada por diferentes países europeos, ¿podría realizar una serie sobre las normativas viales y, sobre todo, desde el balance/peso regulador de los diferentes elementos que componen la movilidad?, y la diferenciación entre tráfico interurbano y tráfico urbano.

        Le agradezco de antemano su lectura y seguimiento.

  • Capreolus

    El autor de la serie sobre la SV de otros países la lleva Josep Camós y en cuanto a la diferencia entre tráfico urbano e interurbano realmente no le veo nada distinto desde el punto de vista de la normativa vial, salvo la señalización que está a criterio de los planes de seguridad del concejal de turno; por lo demás, no le veo otra diferencia. Otra cuestión es la educación primero cívica para la convivencia y después cultura vial que debe ser reforzada desde la infancia para cuando se pase de una calle a una carretera no se le tenga miedo, sino más bien respeto.

    • HijodeCain

      Disculpas al Josep Camós. Problemas de leer varias cosas a la vez.

      Discrepo en la homogeneidad de la movilidad urbana e interurbana. Podría llegar a admitirla sobre los vehículos a motor, pero en lo que respecta a bicicletas y peatones, el ámbito de aplicación es absolutamente distinto en ambos escenarios.

      Respecto de la educación y la conciencia cívica estoy de acuerdo con usted.