Desinfectar el interior del coche, ¿es exagerado?

limpieza

El coche es mucho más que un simple medio de transporte para nuestro día a día, es como nuestro segundo hogar. En él pasamos largas horas en los viajes, nos lleva y nos trae del trabajo, allí hacemos comidas rápidas de bocadillo, repasamos apuntes antes de un examen, subimos con las botas embarradas de la montaña o con las chanclas repletas de arena de la playa e incluso hay, como Loquillo, quienes prueban el asiento de atrás de su Cadillac sobre la ladera del Tibidabo…

Según una encuesta de AAA Foundation for Traffic Safety, sólo los conductores estadounidenses pasan más de 17.600 minutos sobre ruedas, lo que equivale a siete semanas de un trabajo de 40 horas en la oficina. Si tu escritorio está repleto de post-its olvidados, pilas de documentos, bolígrafos, calendarios y manchas de café, imagina lo que se puede acumular en tu coche. Pero a diferencia de nuestros hogares, el coche no se limpia más allá de alguna visita habitual al túnel de lavado, pero la salubridad en el interior debemos de cuidarla por igual.

Falta de limpieza en el coche, un paraíso para los gérmenes

desinfeccion coche

Lo sorprendente de este estudio no es tanto que solo el 32% de los mil encuestados limpian el interior de sus coches tan sólo una vez al año, sino más bien la preocupación por la plaga de gérmenes con la que deben convivir a diario. Si formas parte de este grupo minoritario debes de ser consciente del ejército de pequeños bichos que existen sobre tu salpicadero y asientos, pero de lo que no puedes estar seguro es de cuál es su procedencia.

Alrededor de más de 700 tipos de bacterias viven en el vehículo promedio, exponiendo a tu sistema inmune pero también a tu comida a peligros más serios. Precisamente es la comida la que sirve de catalizador para las bacterias que nos infestan. La estresante rutina diaria nos lleva a más de uno a tener que tirar de comida ‘to take away’ durante muchos de nuestros trayectos, provocando así que muchos de estos restos se acumulen y deterioren la higiene en el habitáculo a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, una patata frita que cae entre los asientos o unas gotas del batido con leche de tu hijo son el paraíso perfecto para el caldo de cultivo necesario para un germen. Si a esto le sumamos que el coche se suele quedar aparcado al sol y sin ventilación durante largas horas, esto se extiende de forma pandémica hasta acumular en los asientos bacterias más nocivas que las que podríamos encontrar en la taza del WC de un bar de carretera. Aterrador, ¿verdad?

Seis veces más sucio que la pantalla de tu smartphone

Cerca de la mitad de los conductores encuestados no siguen unos hábitos de limpieza del coche regulares, este post está escrito precisamente para ellos. Si lo llevamos a números concretos y considerando el promedio de bacterias por centímetro cuadrado (CFU, «colony-forming units»), podemos compararlo con otros objetos que usamos día tras días.

Por ejemplo, según un estudio de Carrentals, el volante del conductor medio acumula unos 629 CFU por cm2, una zona bastante más contaminada que otras del coche por el uso que le damos. En comparación con la pantalla táctil de nuestro teléfono está hasta seis veces más sucio (100 CFU); cuatro veces más que un inodoro público (172 CFU); y dos veces más sucio que los botones de un ascensor (313 CFU).

desinfeccion coche

¿Vas a la gasolinera? Primero ponte guantes

Si te han asustado estos datos quizá el que venga a continuación te sorprenda aún más pues suele pasar desapercibido. ¿Has observado la caja de guantes de látex que hay cuando vas a rellenar el depósito de gasolina? Quizá no sea mala idea aprovechar para comenzar a usarlos. Los surtidores de combustible de las estaciones de servicio son un pozo de gérmenes que solemos agarrar cientos de miles de manos sin ningún cuidado a la hora de repostar. Esas manos van luego al volante y, por tanto, las bacterias pasan del exterior al interior con total normalidad.

En comparación a otros lugares públicos en los que el número de CFU se cuenta por cientos, en los surtidores de combustible debemos hablar de millones, unos números extremadamente altos a pesar de que no todas las bacterias que en ellos hallan sean dañinas. Pero algunas como el estafilococo son responsables de numerosas infecciones en la piel, contaminación alimenticia o síndrome de shock tóxico. Usa guantes y lávate las manos al terminar de repostar, ¿o necesitas más razones?

6 consejos para acabar con las bacterias de tu coche

desinfeccion coche

La limpieza superficial y exterior del coche resulta esencial para eliminar los elementos contaminantes, pero las bacterias y hongos pueden reaparecer en pequeñas áreas y recovecos. Al ser un espacio cerrado es más común que puedan crecer y extenderse de forma rápida, provocando alergias o infecciones derivadas de la mala higiene. Tras un viaje largo es conveniente realizar una limpieza a fondo como la que se hace en el sector del alquiler, como hacen a particulares empresas especializadas.

  1. Desinfecta y limpia todas las superficies, desde el volante, los tiradores, la rueda de volumen de audio, el cinturón, el freno de mano o el cambio de marchas, con una mopa o paño de microfibra.
  2. Cambia el filtro del aire y desinfecta la toma de admisión con un spray para eliminar los gérmenes de la cabina.
  3. Limpia las llaves del coche. Son el accesorio que más habitualmente manejamos.
  4. Aspira la tapicería y luego límpiala con un limpiador especializado. Al terminar deja secar el vehículo en un aparcamiento al aire libre y con las ventanas abiertas para eliminar la humedad.
  5. Saca las alfombrillas, sacúdelas, enjabónalas y desinfecta cada una con un spray. Si están muy viejas, considera reemplazarlas por unas nuevas.
  6. Usa un limpiacristales para lavar tanto el parabrisas como las ventanillas y el espejo retrovisor interior.

En Circula Seguro | Mantener tu coche limpio no sólo por estética, sino por seguridad

Imágenes | iStock welcomia hedgehog94 Roberto victorass88 LSOphoto