De verdad sabemos frenar o sólo detenemos el coche

Frenazo

Llevo varias semanas viendo el anuncio de Fernando Alonso por televisión, en el que evita con maestría que una botella de cerveza se caiga del coche, y si mi vista de miope no me juega una mala pasada, en una de las escenas enfocan sus pies y aparece pisando a la vez el acelerador y el freno.

No deja de ser una apreciación curiosa, pero el motivo principal no es este pequeño “error de producción”, sino el hecho de saber si cuando tenemos que realizar una frena de emergencia, lo haremos de la forma mas eficiente posible, pues unas décimas de segundo o un metro mas recorrido, puede significar la diferencia entre tener o no un accidente, tengamos o no tengamos un sistema ABS montado en el coche.

Lo primero que deberíamos saber es qué es en realidad el ABS. Estas siglas provienen de la palabra alemana Antiblockiersystemy en la entrada sobre los 30 años de ABS podéis leer cómo es su funcionamiento.

En el caso de disponer de un vehículo sin ABS, deberemos apretar el pedal de freno con fuerza y liberar levemente la presión sobre él en cuanto detectemos que las ruedas van a perder el agarre. En el caso de tener que esquivar un obstáculo, deberemos soltar el freno un instante antes de proceder a girar la dirección.

Si nuestro vehículo dispone de ABS, deberemos accionar el pedal de freno y embrague con contundencia. Notaremos unas pulsaciones en el freno, pero no dejaremos de ejercer la máxima presión sobre él. Si nos encontramos con un obstáculo, giraremos la dirección, pero no soltaremos el pedal del freno, pues el sistema antibloqueo evitará la pérdida de control del vehículo.

El caso ideal sería ponerse en manos de un profesional que nos asesorara realizando un curso de conducción, en el que veremos las reacciones del vehículo en las distintas situaciones de emergencia que se pueden plantear. Si no nos es posible, es aconsejable buscar un lugar despejado y sin tráfico, en el que practicar frenadas de emergencia con el fin de comprobar y entender su funcionamiento, tanto en condiciones de seco como de mojado, donde verdaderamente el ABS muestra todo su potencial.

Mas información e infografías: DGT
Foto: Canonistas