Alcohol y drogas al volante: los datos de 2015 siguen siendo demoledores

Alcohol_jovenes_04
El Ministerio de Justicia de España ha publicado recientemente unos datos muy preocupantes acerca de los fallecidos en nuestras carreteras, tanto de conductores y acompañantes como de atropellados.

Resulta que, de los 900 análisis toxicológicos llevados a cabo durante el año 2015 a los fallecidos, el 43,1 % de los conductores fallecidos había superado la tasa de alcoholemia de 0,3 g/L de sangre, había tomado drogas o psicofármacos, o bien había combinado dos o más partes. Nos sorprende ver que, según el estudio, el 70% de los conductores que perdieron la vida con alcohol en sangre superaban el 1,2 g/L en sangre, una tasa de alcoholemia altísima.

Analizando bien las memorias presentadas por el Ministerio, también vemos que la gran mayoría de los conductores fallecidos eran varones, siendo únicamente 23 mujeres las conductoras que perdieron la vida, lo que supone menos de un 10 %.

La edad también es un factor a tener en cuenta, y es que los datos reflejan que las cifras más altas con diferencia de positivos en alcohol, drogas o psicofármacos están presentes en los fallecidos de entre 25 y 55 años, con 158 conductores muertos en ese rango de edades.

Man_alcohol

Por otro lado, y no menos importante, están las cifras de peatones fallecidos por atropello que habían ingerido sustancias tóxicas como las antes citadas. Igual que en el caso de los conductores, la cifra de peatones fallecidos que habían tomado alcohol o drogas es muy alarmante, con un 46,37 % que representa un total de 83 personas. En este apartado, el 73 % corresponde a varones y el 27 % restante a mujeres. La edad media de este tipo de desgracias ronda los 50 años.

Pese a que desde los distintos organismos siguen intentado concienciar a la sociedad de la alta peligrosidad de mezclar alcohol y/o drogas con volante, y que se realizan unos 6 millones de controles al año, las cifras siguen siendo alarmantes y tristes, muy tristes.
Esto nos involucra a todos. No solo se pone en peligro la vida de quien bebe o se droga, sino de todas las personas que comparten las calles y las carreteras, es decir, todos nosotros.

Cabe recordar que la única tasa de alcohol que no afecta a nuestro organismo es 0,0. La cifra máxima de alcohol permitida legalmente es 0,5 g/l de en sangre, o lo que es lo mismo, 0,25 mg/l en aire expirado, siempre y cuando llevemos más de dos años con el carnet. Pero lo cierto es que desde el primer trago que damos a una cerveza, a una copa, o a cualquier bebida con alcohol, nuestro cuerpo cambia y se ve afectado negativamente. Cada copa, cada trago y cada gota reducen los reflejos y la concentración. Además provoca euforia; sí, eso mismo que nos hace animarnos a bailar o cantar también nos invita a conducir de una forma más rápida y temeraria, por lo que la combinación no podría ser peor. También puede provocarnos somnolencia. Como ves, nada bueno para combinarlo con un volante.

En el caso de las drogas, más de lo mismo. Modifican nuestro sistema nervioso y nuestras capacidades cerebrales, provocando estados de euforia o depresiones, ansiedad, también somnolencia, reduciendo la atención y nuestros reflejos y altera nuestra percepción de la realidad, pudiendo creer que vamos a 100 kilómetros por hora cuando en realidad vamos mucho más rápido.

Accidentes en carretera

Ya sabes, de sobra, los riesgos que todo esto supone a largo plazo en tu organismo, tanto física como psíquicamente. Mejor no los comprobemos a corto plazo por mezclarlos con la conducción. Esto nos involucra a todos. No solo se pone en peligro la vida de quien bebe o se droga, sino de todas las personas que comparten las calles y las carreteras, es decir, todos nosotros.

También debemos cuidar de nuestros familiares y amigos en el sentido de que si ha consumido no le dejemos conducir por mucho que su destino esté muy cerca. Si tan cerca está podrá ir andando, coger transporte público, un taxi o, si nosotros no hemos ingerido ninguna sustancia tóxica, podremos acercarlo a su domicilio y ya volverá al día siguiente a recoger su coche.

En CirculaSeguro | Conducir con alcohol y drogas es incompatible, no te engañes
En CirculaSeguro | ¿Sabes cómo mata un accidente?
En CirculaSeguro | Cannabis, cocaína, éxtasis… Ponte un traje y conduce bajo los efectos de las drogas