CYBEX Pallas 2-fix, Sistema de Retención Infantil sin arneses

Cybex Pallas 2-fix

Cuando en un artículo pasado explicamos qué son los Sistemas de Retención Infantil, nombramos casi de pasada que los últimos avances en estos dispositivos eran las llamadas sillas sin arneses para el niño, los cuales se eran sustituidos por un cojín delantero que retenía al niño en su correcta ubicación. Después de más de un año usando una CYBEX Pallas 2-fix con este sistema, voy a contaros el porqué están acaparando todos los premios y se encuentran en la cima de los estándares de calidad dentro de los SRI.

Para empezar, además de llamarnos la atención nos puede echar para atrás el hecho de que el niño aparentemente no vaya sujeto. Lo cierto es que sí va perfectamente sujeto pero a la vez le permite una movilidad y comodidad que no se consiguen mediante los arneses de cinco puntos de anclaje tan extendidos en el resto de las sillas.

El cojín, situado en la parte delantera, sujeta al niño desde las rodillas aproximadamente hasta el pecho por lo que es materialmente imposible que pueda salir despedido de su lugar. La ventaja de la movilidad se torna todavía más importante en caso de un impacto frontal ya que la deceleración, en vez de sufrirla toda la cabeza mientras el tronco permanece amarrado a la silla como ocurre con los arneses, permite que se vaya hacia adelante conjuntamente, reduciendo el riesgo de lesiones en el cuello del niño (en muchos casos la espina puede llegar a seccionarse en las primeras vértebras) lo que provocaría una parálisis en el niño en incluso la muerte.

Un inconveniente de los arneses es que el niño puede llegar a aprender a quitárselos. Para ellos es tan fácil como meter las manos por el interior y abrir los brazos. Los que tenemos hijos lo habremos visto hacer en la silla de paseo. Y para evitar esto en un S.R.I habría que apretarlos demasiado, restando comodidad a nuestro hijo o si se los ha quitado, provocando una situación de peligro en caso de colisión, tal y como podemos ver en el siguiente vídeo:

Su colocación, tal y como veréis en un par de vídeos más adelante es muy sencilla y exenta de errores. La CYBEX Pallas 2-fix es válida como Grupo I, II y III, es decir, desde los nueve kilos o nueve meses hasta los 36 kilos o doce años. Cuando el niño pesa aproximadamente 18 kilos (a los tres años), el cojín y la base se quitan para convertirla en Grupo II-III.

Dispone de ancalje Isofix, lo que es una comodidad si no movemos con frecuencia la silla de su ubicación. Además, y hasta donde yo sé, es la única que el anclaje Isofix es válido tanto en el Grupo I como en el II y III, aumentando la seguridad de la silla ya que no depende del cinturón para su correcta sujeción.

Esto que no puede parecer un engorro lo es en cuanto usamos el coche sin nuestro hijo, y nos vemos obligados día sí y día también a llevar siempre colocado el cinturón sobre la silla para que no se desplace. Con esta silla no es necesario y una vez retirado al bajar a nuestro hijo del coche no nos tendremos que preocupar más de él.

Otra ventaja que he observado ahora que mi hijo tiene más de dos años es que esta libertad de movimientos que antes citaba le permiten ser autosuficiente en la parte trasera. Por ejemplo, con cierta edad, si le cae un juguete en el asiento, llega perfectamente a cogerlo. No lo podría hacer en una silla con arneses. Si no se siente agobiado y amarrado a la silla, tardará más en cansarse y viajará mucho más alegre.

Por último, os dejo con sendos vídeos de la CYBEX Pallas 2-fix y CYBEX Solution X2-fix (cuando ya la hemos convertido a Grupo II) para que veáis como es y las posibilidades de ajuste y ventajas.

Personalmente y desde mi opinión, os la recomiendo al cien por cien por su relación calidad/precio.

Más información | CYBEX, Milleniumbaby
Vídeos | CYBEX Pallas 2-fix, CYBEX Solution X2-fix