Cuidado, ciclistas en paralelo

senal-ciclistas-en-paralelo.jpeg

A finales del pasado mes de septiembre, una noticia saltó a los medios. Un conductor sin carnet, ni seguro se llevaba por delante a un grupo de ciclistas con el trágico fallecimiento de dos de ellos. El peligro y la indefensión de los ciclistas es algo recurrente cuando hablamos de seguridad vial.

Desde hace un tiempo, los ciclistas pueden circular en grupo y en paralelo, un forma más para que los conductores, muchas veces irrespetuosos con elllos, les consideraran como una unidad y así tener que ser mucho más precavidos a la hora de sobrepasarles. Muchas veces ni así. Esa nueva normativa hacía obligatorio que los vehículos tuvieran que ocupar en parte o en su totalidad el carril contrario de la calzada incluso cuando el adelantamiento esté prohibido, pero bajo la premisa de que el adelantamiento se realizara sin peligro. El manido metro y medio de separación que muchos conductores olvidan.

El desconocimiento de cómo actuar a la hora de adelantar o circular compartiendo vía con los ciclistas es el principal mal. Para ayudar a unos y a otros, una asociación deportiva ciclista de Cáceres, Avanzamos, formada por aficionados a la bicicleta ha diseñado un nuevo distintivo para avisar a los conductores de que circulan por una vía en la que se pueden encontrar ciclistas circulando en paralelo.

La propuesta de Avanzamos llegó a Demarcación de Carreteras, organismo dependiente del Ministerio de Fomento y que tiene como tarea, entre otros, la planificación, conservación y explotación de carreteras. El organismo aceptó la iniciativa y en Cáceres ya disfrutan de los 30 primeras señales.

Bajo la señal que advierte de la presencia de ciclistas en la vía, se sitúa un cajetín blanco en el que se recuerda que además pueden encontrar ciclistas en paralelo y de paso, para quien lo no sepa, avisan de que la distancia mínima para adelantar a un ciclista es de un metro y medio. Un pequeño paso pero que debería servir de ejemplo para las autoridades. Los ciclistas tienen el mismo derecho a disfrutar las vías que los conductores, y a hacerlo de forma segura. Al igual que los moteros con las famosas biondas o los conductores con los puntos negros. Poco a poco, las carreteras tienen que ser más seguras para todos.

Vía y foto | Hoy.es

(Muchas gracias a Luis Miguel Porra por la pista)