Cuenta atrás para la Plataforma del Vehículo Conectado de la DGT

dgt conectada

La Dirección General de Tráfico ha adjudicado recientemente el contrato para el desarrollo de su plataforma de movilidad, siendo la elegida ha sido la UTE formada por las empresas KPGM, Inspide y Pons Seguridad Vial. El objetivo, reducir aquellos accidentes que, a pesar de la buena voluntad de los conductores, podrían evitarse si contásemos con la tecnología adecuada.

Cómo es la Plataforma del Vehículo Conectado

Para comprender el alcance de la plataforma que plantea la DGT, hay que entender tres conceptos que caracterizan al proyecto. Por un lado, el Internet de las Cosas o Iot (por sus siglas en inglés), una tendencia que consiste en conectar a internet determinados objetos cotidianos. De esta forma, se pueden controlar determinados aspectos del objeto (por ejemplo, encender la calefacción de casa desde el móvil) o recopilar información recogida por sensores (por ejemplo, un radar de control de velocidad).

Por otro lado, el concepto de Infraestructura como Servicio (o IaaS), define una determinada infraestructura como el servicio que esta le ofrece al usuario. Es un concepto estrechamente relacionado con los servicios cloud (como los SaaS o los PaaS), en cuanto que ofrecen recursos informáticos alojados en la nube (por ejemplo, la red corporativa de una empresa, o mejor aún, un servicio alojado en ella, como correo electrónico o almacenamiento de documentos).

Por último, tenemos el caso de las plataformas colaborativas. Estas plataformas, generalmente también asociadas al cloud, ofrecen información y servicios a través de la propia información aportada por los propios usuarios de la plataforma. Un ejemplo muy claro es Waze, la aplicación de navegación que se nutre de sus propios usuarios para obtener información sobre el tráfico.

Cómo funcionará con el resto de los usuarios

Viendo la presentación de la propia DGT de esta Plataforma del Vehículo Conectado, vemos como la institución presenta el proyecto como una IaaS de IoT con un fuerte carácter colaborativo. Una IaaS porque se tratará de una plataforma que nos permitirá estar conectados de alguna forma a las infraestructuras viales. De este modo, será un punto de acceso de información oficial, pública y fiable, ofrecida en tiempo real sobre el estado del tráfico,  y nos permitirá ser notificados de situaciones de peligro que se producen durante nuestro trayecto.

En cuanto a su carácter de IoT, la plataforma permitirá conectar al ecosistema nuestros vehículos, móviles, asistentes de navegación, los vehículos de emergencia o de trabajos de obra civil, en incluso las propias infraestructuras como los paneles de información dinámica o las señales luminosas.

Por último, se tratará de una plataforma esencialmente colaborativa, en la que todos los agentes que participan de la movilidad tendrán que poner su grano de arena proveyendo de información a la plataforma: servicios de asistencia en carretera de las aseguradoras, plataformas online de movilidad (como las de running, ciclismo, horarios de transporte público, asistentes a la conducción…), empresas de transporte de personas y mercancías, entidades públicas de transporte y conservación de carretera, servicios de emergencia… e incluso los propios conductores particulares como nosotros.

Para qué lo usaremos

Se estima que las funciones de la plataforma se irán aumentando a lo largo de los cuatro años de implantación, e irán incluyendo avisos como alertas de trabajos de mantenimiento en carretera, retenciones y atascos, siniestros viales, la presencia de ciclistas y peatones, cierre de vías por malas condiciones climatológicas, etc.

Una de las cuestiones donde más se prevé que se usará la plataforma será en la activación de protocolos anticontaminación. Para ello, la plataforma podrá conectar de manera discrecional con los usuarios presentes en una determinada ubicación, y así facilitarle información concreta relacionada sobre esa ubicación.

Como vemos, se trata de un proyecto muy ambicioso y pionero no por su planteamiento, ya abordado por algunas iniciativas privadas; sino por el alcance del mismo, tratando de involucrar al conjunto de todos los agentes públicos y privados que forman parte de la movilidad, y de ofrecerlo de manera pública y gratuita al conjunto de la sociedad.


Imágenes | DGT

En Circula Seguro | Ya es Navidad en la DGT: Comienza el dispositivo de control