“Cuánto corre” versus “cuánto frena”

Frenos de disco Toyota Supra

En prácticamente cualquier ficha técnica podemos averiguar el dato de cuánta velocidad es capaz de desarrollar el vehículo en llano. Cuesta abajo podrá coger algo más, cuesta arriba menos. Algunos conductores, movidos por su curiosidad, desafío a la autoridad o a la suerte, conocen dicho dato por experiencia propia.

Dicho dato puede tener o no tener en cuenta el error del velocímetro. Si no, difícilmente creeríamos que un Citroën ZX con 90 CV sea capaz de coger 225 km/h. En todo caso, puestos a ponernos empíricos, habría que medir dicha velocidad con GPS, y para la máxima precisión haría falta telemetría y tramos cronometrados.

Dejemos a un lado la búsqueda por la precisión numérica. Otro dato que es de vital importancia en la seguridad de un vehículo es su capacidad para detenerse completamente dada una velocidad, ya sea en metros o en segundos. Dicho dato no viene en las fichas técnicas, y es vital.

Opel Meriva OPC

Hace unos años, para la elaboración de un artículo, tomé los datos de frenadas 120-0 km/h llevadas a cabo por una revista especializada en automóvil, y como puede verse, había grandes discrepancias entonces. Todos estos modelos eran vigentes y actuales en 2006, alguno que otro ya ha sido reemplazado.

  • BMW 335i coupé: 51,2 metros
  • Dacia Logan dCi: 56,9 metros
  • Jeep Grand Cherokee: 62 metros
  • Kia Carnival: 60,64 metros
  • Mercedes-Benz CLS 320 CDI: 49,6 metros
  • Opel Meriva OPC: 49,6 metros
  • Renault Clio: 56,4 metros
  • Volkswagen Golf GTI: 56,8 metros

Todos estos modelos superan los 120 km/h de velocidad punta, y más de uno supera los 200 km/h con cierta tranquilidad. El mejor dato de la lista es 49,6 metros (deportivos), el peor es de 62 metros (todoterreno grande o monovolumen grande). Por supuesto, todos tenían ya de serie los frenos ABS.

McLaren F1

En los últimos días ha aparecido un ejemplo fantástico sobre frenadas extremas. Fijáos en la imagen. Es un McLaren F1, uno de los mejores superdeportivos de la Historia, con un equipo de frenos Brembo de alto rendimiento (sin ABS), que tuvo que hacer una parada de emergencia en una autopista alemana.

La velocidad que desarrollaba era muy elevada, y si nos fijamos en la marca de los neumáticos, le llevó un buen rato frenar. Seguro que cualquier turismo del montón habría tardado más en frenar a la misma velocidad, y la velocidad de colisión fue muy baja y no letal. Esquivó a un primer vehículo y no pudo con el siguiente.

El protagonista de este ejemplo no era consciente de la distancia necesaria para detener su vehículo a la velocidad que circulaba. No es exactamente proporcional a la velocidad, influyen otros factores, que dependen fundamentalmente del tipo de neumático y su estado, así como el sistema de frenos.

Frenada Mercedes-Benz Clase E

El otro día recibí un correo de un orgulloso propietario de un nuevo coche, y una de las primeras cosas que me dijo que probó fue la velocidad punta. Le dije que antes de conocer ese dato, le debería interesar cuánto espacio necesitaría para frenar. Y ojo, que esa distancia no es siempre fija.

Esta imagen corresponde a una frenada de emergencia realizada en un circuito, con el mismo coche, mismos neumáticos y mismo conductor… y salieron resultados diferentes. Podía haber hasta 5 metros de diferencia a 80 km/h, no hablemos de velocidades más elevadas… e insisto, a igualdad de condiciones.

Este efecto lo he comprobado con diferentes coches, con diferentes neumáticos… y siempre pasa igual. No hay una medida exacta de detención, un milímetro de menos de presión sobre el freno ya influye en dicha distancia, aunque hablemos de miserables centímetros.

Frenada BMW Serie 3

Realmente es complicado comprobar en condiciones de seguridad cuánto espacio es necesario para frenar un coche a alta velocidad, como nos pille un Guardia Civil haciéndolo nos puede cascar tranquilamente conducción negligente. En una conocida carretera cortada (una recta de un kilómetro) he hecho varias pruebas de ese tipo.

No quiero incitar a nadie a cometer una infracción de tráfico, pero es un dato de efectos didácticos muy claros. El que quiera probarlo, lo hará bajo su exclusiva responsabilidad y procurando que nadie, literalmente nadie, pueda verse afectado. Y si no hay testigos, mejor.

Cuando uno sabe cuánto necesita para frenar, conduce de otra forma. Eso que algunos llamamos “distancia de seguridad” deja de ser un concepto vacío y abstracto, y pasa a ser una verdad irrebatible. Y ojo, que hablamos solo de distancia de detención… cuando el pie derecho ya pisa el freno con todas sus ganas (el emrague debería ir pisado a fondo también).

Jeep Grand Cherokee

Antes de ese momento, entre que percibamos la necesidad de frenar a tope y que apretemos el freno, pasarán 3/4 de segundo para un conductor sano, espabilado y con buenos reflejos. En todo ese tiempo, el vehículo avanzará sin ningún control. A 120 km/h hablamos de 33 metros/segundo.

Un conductor algo espeso (1 segundo de tiempo de reacción) a 120 km/h, con un Opel Meriva OPC, necesitará 33 + 49,6 =~ 82,6 metros en detener su coche. Un conductor espabilado (0,75 segundos de tiempo de reacción) necesitará con un Grand Cherokee casi 86,75 metros. El espabilado con el Meriva frenaría en ¡74,35 metros!

Desde que sé estas cosas, valoro más la distancia de frenado. Sería bastante interesante que los propios fabricantes informasen de esa distancia (y a 100 km/h y a 50 km/h también, sería lo suyo), en vez de comunicar con tanta alegría “cuánto pilla” su creación. La seguridad vial saldría ganando.

  • Josep Camós

    Buen post, Javier. 🙂

    Por otra parte, y dejando de lado la efectividad de los órganos de frenado y el conocimiento que cada conductor tiene que tener de su vehículo, también hay que recordar que a los conductores nos da miedo frenar y aunque nos hayamos formado puntualmente para frenar a saco en un caso de emergencia, no estamos habituados a hacerlo porque por fortuna no vivimos situaciones de emergencia cada día.

    • PREVENSIS

      Hola Josep:

      Efectivamente: un porcentaje muy elevado de conductores no sabe realizar una frenada de emergencia y desconoce cómo debe aplicarse con y sin ABS. Por otra parte, aunque siempre haya que frenar cuando sea necesario, también puede observarse cómo muchos conductores frenan innecesariamente (por ejemplo el típico conductor que frena antes de entrar en cualquier curva) o que lo hacen por instinto ante cualquier eventualidad menor, como controlar la distancia y la velocidad en circulación urbana, en lugar de ser más eficientes manteniendo la distancia de seguridad, mirando lejos, anticipándose y jugando con las inercias del vehículo y el cambio de marchas (parte de las técnicas de conducción económica).

  • marvel_vs_dc

    Y lo peligroso que es pasar de un coche moderno a uno mas antiguo, en mi caso es mas sangrante, ya que encima mi segundo coche era famoso por lo corto que iba de frenos y por lo mucho que corre, la catapulta lo llamaban. El día que lo compre me comí un badén, tras 400km acostumbrado a un Accord de 2007 la sensación de pasar al Rover Coupe Turbo fue de descontrol total. Una vez acostumbrado a alternar los dos he notado que el cuidado que tengo al llevar el Rover, se a traducido en una distancia de seguridad mayor y en general prever aun mas las cosas, en los dos coches, menos mal que ya queda poco para pasarme a pinzas de 4 pistones, discos de 300mm y latiguillos metálicos en el Rover, aunque lo que he aprendido lo seguiré usando.

    PD: Sabéis de alguna alternativa mas económica que el DriftBox.

    • PREVENSIS

      Hola Marvel:

      Has encontrado tú mismo la clave de la conducción: prever las situaciones con mucha antelación (anticipación) y dejar una distancia de seguridad mayor.

      ¡Ánimo!

  • azuar92

    Justamente hoy he probado en propias carnes lo que es intentar frenar un coche de 1.450 kg. desde unos 105 km/h hasta 0 con unas ruedas casi ( y digo casi ) llegando al limite legal y juro que si no ha tardado en detenerse entre 85-90 metros lo ha hecho en mas metros. La sensacion que me daba ami y al conductor era de que el coche frenaba pero que habia algo que lo empujaba ( claro, se llama masa 😛 ).

    Ha sido terminar el ” mini-test ” y salir corriendo ( entiendase la expresion ) a mirar precios de ruedas.

    P.D: el ” mini-test ” se ha hecho en una calle de desguaces que nose el porque sinceramente estaban cerrados y no habia un alma y la calle tiene por lo menos, de 20 a 25 metros de anchura. Y el coche con el que se ha cometido el ” mini-test ” ha sido un MB c250 D de 1993 cn ABS. Vamos un ” poquiito ” desfasado ya.

    • PREVENSIS

      Hola Azuar:

      Una recomendación para que no te vuelva a pasar: revisa periódicamente el estado de los neumáticos, al menos una vez cada 2-4 semanas (según los kilómetros que hagas) y siempre antes de un viaje largo. Esa revisión debería incluir:
      – Presión de los neumáticos: la que indica el fabricante, teniendo en cuenta la carga y si están fríos o calientes.
      – Banda de rodadura: al menos 3 mm de espesor por todo el neumático, aunque la normativa contemple un mínimo legal de 1,6 mm, atiende mejor al mínimo de seguridad de 3 mm. Una forma sencilla de hacer la comprobación es valerse de una moneda de euro: la corona exterior dorada mide justo 3 mm e, introduciéndola en las ranuras del neumático, podemos asegurarnos de que el espesor de la banda de rodadura sea el adecuado.
      – Flancos: presencia de cortes, abolladuras, golpes por subirse al bordillo de la acera, etc.
      – Rueda de repuesto: revisar la presión cada 6 meses para evitar sorpresas en caso de pinchazo.
      – Fecha de fabricación: para que el neumático conserve las propiedades físico-químicas que le proporcione un agarre óptimo.

      • azuar92

        Atendere tus consejos, pero te aseguro que ese coche no lo cojo mas en la vida. Es una caja de muertos pos mucho mercedes que sea. Menos mal que no es mio.

        Gracias. 🙂

  • compays

    Lo siento pero no comparto vuestra opinión: probar una frenada de emergencia en un entorno no controlado es buscar problemas donde no los hay (reventón, atropello, pérdida de control, farolas, etc). Para eso están los circuitos y el apoyo de profesionales en condiciones seguras (vehículos, medios de emergencia, etc). Sí estoy de acuerdo en que la distancia de detención va a variar con múltiples factores: el tiempo de reacción (distancia de reacción, generalmente de 1 segundo incluso para conductores no espesos) , estado de los neumáticos, amortiguadores, asfalto (mojado, seco, arenilla), de los frenos, masa del vehículo, etc. ¿De qué sirve probarlo si esa situacion probablemente sea irrepetible? Y aún así, probarlo, que sí está bien pero sin poner en riesgo a nadie ni a nada (mobiliario urbano), no es la solución. Prefiero hablar de la solución: conducir con atención, responsablemente, realizando un buen mantenimiento del vehículo (neumáticos y demás), siendo consciente de los riesgos, y dejando mucha distancia de seguridad,adaptándose a la vía. Cuando dejas 2-3 segundos de distancia de seguridad respecto al vehículo que te precede, eres consciente de las circunstancias específicas (peso, velocidad, estado del vehículo, etc), pasa a un segundo plano si frenas en 49 metros o en 63 metros. ¿No es más interesante actuar en otros ámbitos que en el de saber si nuestro coche frena más o menos? Por favor, probadlo en parado (también es bueno saber el recorrido de los pedales) o en movimiento en instalaciones seguras y con profesionales.

    • PREVENSIS

      Hola Compays:

      Efectivamente: si bien lo ideal es que el conductor sea preventivo y nunca tenga la necesidad de realizar una frenada de emergencia porque haya logrado anticiparse a las situaciones inseguras, es cierto que no viene mal familiarizarse con esas técnicas, pero siempre en condiciones seguras, sin poner en riesgo ni nuestra integridad ni la de terceras personas. Hay centros de formación especializados donde se pueden adquirir esos conocimientos con seguridad y profesionalidad.

  • ctwp

    Lo mejor, sería decir no corras para que en caso de emergencia la frenada no sea eterna.
    Incluso así y dependiendo de múltiples factores, la distancia de frenada nunca será la misma.

    • compays

      Hola:
      Imagínate con hielo o con nieve…se puede prolongar la frenada con hielo hasta alcanzar una distancia de detención de cientos de metros (neumáticos convencionales, etc). Ese es el problema: la distancia de detención varía en ambos términos: la distancia de reacción y la de frenada, porque nunca todos los factores van a ser exactamente iguales.

    • PREVENSIS

      Hola ctwp:

      La velocidad es una de las claves: la energía cinética aumenta al cuadrado conforme aumenta la velocidad (Ec=1/2*m*v2, de modo que a más velocidad, mucha más energía cinética). Por eso es conveniente, antes de acelerar, pensárselo dos veces: ¿seremos capaces de mantener el control del vehículo a esta velocidad si sucede algo imprevisto?

      • ctwp

        La verdad, es que conduciendo mi vehículo no suelo usar la calculadora científica ni estudiar física.
        Todo es mucho más sencillo que esto.Gracias.

        • Josep Camós

          Por desgracia no es tan sencillo, pero bueno… Así tenemos las cifras de siniestralidad que tenemos.

  • FERODO

    Añadir que en estos casos el calibrado de la electrónica del coche tiene mucho que decir, porque el ABS bien o mal reglado puede mejorar mucho la distancia de frenado.

  • Daniel Arenas

    Excelente artículo. muy didáctico y muy educativo. Lástima que estoy casi seguro que a los que más falta les haría concienciarse seguro que ni se pararan a leerlo.

    Bravo por los ejemplos tan claros y los argumentos y conclusiones tan bien expuestos!

  • ffaaccuu

    Excelente post Javier. Como comente anteriormente, creo que lo mejor es hacer una prueba en circuito, cada uno con su coche. Creo que ayudaria a conocer el comportamiento en situaciones límites, para poder usar esos conocimientos en caso de ser necesarios y poder estar mas tranquilos.

    Saludos,

  • neumaticos

    Javier, Magnífico artículo, como siempre. La verdad es que este año parece que están dando resultados no sólo los esfuerzos de DGT, sino también de todos los actores que estamos implicados en el mundo del motor con nuestras recomendaciones diarias en materia de seguridad.

    Es importantísimo insistir en que la frenada del vehículo con neumático en condiciones correctas significa salvar la vida en situaciones extremas, pero no recomendaría hacer la prueba salvo en una zona controlada.

    ¿Qué es un neumático en condiciones correctas? No sólo que la presión sea la correcta, sino que la banda de rodamiento esté en buenas condiciones y con la escultura y grosor de más de 3mm en verano y 4mm en invierno, no debemos apurar al mínimo legal, menos en otoño/invierno, donde los canales de evacuación de agua son claves para evitar el famoso “aquaplanning”.
    Saludos. Mayte – Popgom.es

  • VICTORIANO F. FLORES CORZO

    Buen artículo y que podría plantearse en la formación vial para aspirantes al permiso de conducir de la clase B, el problema es que para dar esta explicación que también detalles, tiene que ser un circuito cerrado y pocas autoescuelas tienen un terreno privado. Igualmente ocurre cuando se preparan a los alumnos en verano y no saben conducir con lluvía, o si me aprietas de noche por la adaptación del profesor al horario disponible del alumno, ah por cierto los examinadores tienen horario de oficina, creo que ante situaciones de emergencia tenemos que estar preparados y si hay que realizar un curso de conducción segura pues mejor, llevo 20 años con el permiso B y no se como respondería mi vehículo si utilizo el freno de mano junto con el pedal del freno, me refiero en situaciones de emergencia, tendría que irme a una carretera cortada o pagarme un curso.

    • Nunca uses el freno de mano a menos que quieras hacer un trompo controlado (y bajo tu responsabilidad). El freno de pie actúa sobre todas las ruedas, pero el de mano actúa normalmente sobre las traseras y bloqueándolas… pérdida de control garantizada.

      Si has de frenar a fondo, hazlo, pero solo con el pie. No frenarás menos, y mantendrás mucho más control sobre el coche.