Cuando la infracción tiene sanción y pérdida de puntos: distancia entre vehículos

418105355_5b297b76d1_z

La distancia de seguridad entre vehículos es aquella que permite al conductor de cualquier vehículo detenerse y sin llegar a colisionar, en el caso de frenada brusca, contra el vehículo que le precede. Para ello, hay que tener en cuenta, la velocidad propia y la del resto de vehículos, las condiciones ambientales y adherencia de la vía para poder determinar la distancia de seguridad aconsejable.

Si vamos conduciendo nuestro vehículo y de forma inesperada nos frena el vehículo de delante, por ejemplo: para evitar un atropello a una persona o animal, salvar un obstáculo o ante una retención a la salida de una curva, por un lado, tenemos que asimilar la nueva situación, inmediatamente después actuar y en última instancia, utilizar el sistema de frenado para evitar una colisión por alcance.

La distancia de seguridad no es un capricho, es una necesidad

Ante un peligro, para detener nuestro vehículo tenemos que tener en cuenta la distancia de reacción y la distancia de frenado. Es decir, habría que sumar el tiempo que tardamos en reaccionar más el tiempo que tarda en accionarse el sistema de frenado del vehículo desde que pisamos el pedal de freno.

Si no guardamos la distancia de seguridad no sólo ponemos en riesgo nuestra vida sino la de los demás. Una conducta que dependerá exclusivamente del conductor tal y como podemos ver en las imágenes de éste vídeo donde se demuestra que las prisas al volante y la conducción agresiva son acciones insolidarias y poco respetuosas.

De ahí, la importancia de respetar una distancia prudencial para poder reaccionar a tiempo. Somos seres humanos, y como tales, tenemos limitaciones y ser conscientes de ellas. En el mejor de los casos, desde que el cerebro recibe un estímulo de cualquier tipo hasta que ejecutamos una acción, en condiciones normales, transcurre casi un segundo. Un tiempo muy necesario para situaciones de emergencia ya que circulando, por ejemplo, a 120 km/h recorreremos 30 metros aproximadamente en un sólo segundo.

A mayor velocidad, mayor distancia

En éste vídeo podemos ver la importancia de mantener una adecuada distancia de separación entre vehículos y cómo afecta, tras el estudio realizado con pruebas de choque a distintas velocidades, en los ocupantes del vehículo en el caso de sufrir una colisión. Y donde se demuestra que circulando a 100 km/h, en caso de retención brusca, al no respetar la distancia de seguridad y reducirla en 20 metros terminaríamos impactando contra el vehículo que nos precede a 64 km/h.

Una velocidad y distancia mínima que de no cumplirla, como conductores, podemos ser sancionados con 200 € y cuatro puntos de nuestro crédito disponible en la autorización para poder conducir, salvo que seamos conductores de bicicletas y circulemos en grupo.

Foto | tnarik
Vídeo | wuzzlevideos, SeguridadVialRACE
En Circula Seguro | ¿Conocemos las normas de circulación? (6): sobre la distancia de seguridad, ¿Hay alguna razón para pegarte al vehículo de delante?, No respetar la distancia de seguridad podrá ser penado con cárcel
En motorpasión | La distancia de seguridad, la gran ignorada

8 comentarios

Escargot

Yo sí, pero el resto también, ¿eh?

De nada me sirve respetar la distancia de seguridad con el de delante si el que llevo detrás no lo hace. Y tampoco es cuestión de ir poniendo la antiniebla trasera para asustar al de detrás y que se me despegue un poco.

¡Vale que es difícil de calcular! Pero eso muchos lo usan sólo como excusa.

Enlace permanente al comentario
Elisa

Si no me equivoco (y que me corrijan por aquí si no es así) el truco es fijarte en el punto A dónde está el de delante, decir tranquilo ‘mil ciento uno, mil ciento dos, mil ciento 3′ y comprobar que no pasas por A antes de acabar de decirlo. Yo recomiendo hacerlo alguna vez a la semana, así no se pierde la costumbre, pues si no, creo que tendemos a ir recortando esa distancia con el paso del tiempo.

Enlace permanente al comentario
Escargot

Creo que voy a mandar imprimir el consejo en una lona y me la voy a colgar en el cristal trasero del coche para que se la aprendan los interesados. ;)

Enlace permanente al comentario
Chorre

Hay otra regla antigua pero que vale “oro” y es dividir la velocidad de tu vehículo entre 10 y luego multiplicarla por sí misma (es decir, hacer el cuadrado). Ejemplo: Si voy a 50 km/h, entonces divido 50 entre 10 (como si quitase el “0″ del “50″) y sale 5. A ese 5 lo multiplico por sí mismo (5 X 5 = 25), o sea, hago su cuadrado. Es decir que a 50 km/h debo dejar 25 metros con el de delante.
A 10 kms/h = 1 metro.
A 20 kms/h = 4 metros.
A 30 kms/h = 9 metros.
A 40 kms/h = 16 metros
(etc)
Un abrazo

Enlace permanente al comentario
Luigi

Hola Chorre, me llamó la atención tu regla que vale “Oro”….la 1ª pregunta ¿como haces para medir a ojo esas distancias calculadas? la apreciación es subjetiva y poco científica…..la probabilidad de error es muy grande !!!!2ª pregunta ¿conoces la regla de los 2 segundos ? es mas recomendable y reduce enormemente los errores:
a 10 Km/h (dividido por 3,6 para llevar la velocidad a metros/seg) = 2,77 x 2 seg = 5,55 metros
a 20 Km/h = 11,11 metros
a 30 Km/h = 16,66 metros
a 40 Km/h = 22,22 metros
a 50 Km/h = 27,77 metros
a 60 Km/h = 33,33 metros
a 70 Km/h = 38,88 metros
a 80 Km/h = 44,44 metros
a 90 Km/h = 50,00 metros
a 100 Km/h= 55,55 metros
etc,etc,etc,……..
Esta regla de los 2 segundos es buena pero tampoco de “oro” ….porque depende de la edad y condiciones psicofísicas del conductor. Si las condiciones meteorológicas no son buenas , por ejemplo lluvia , el pavimento está mojado y hay menos adherencia de los neumáticos por lo tanto se recomienda duplicar el tiempo de 2 segundos a 4 o más segundos ….. En el comentario muy apropiado de ELISA , puedes aprender como se calcula la distancia de separación con la regla de los ” 2 segundos”.
Saludos desde Argentina.

Enlace permanente al comentario
Ezequiel

Lo que fastidia es guardar mi distancia y que se meta delante de mi otro vehículo. Tengo que frenar y volver a calcular.

Enlace permanente al comentario
Escargot

Entre otras cosas, el otro día pensaba en eso. Hay gente que cree que la distancia de seguridad es para meterse en medio y que la dejamos por hacerle el favor. Te preocupas de no pegarte al de delante por tu propia seguridad, viene un espabilado de éstos y se te clava delante, al primero le toca frenar, también al otro y a ti, claro… y tienes que comerte el golpe y la culpa como si fueras un listillo rebufero cuando eres todo lo contrario.

¿Cómo demuestras ahí que la culpa no es tuya sino del otro? ¿Y quién puede más… la justicia o la física?

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario