Cuando el río suena,… ojo con las inundaciones y riadas

1975841646_cfd252ea7e_b
Hoy, y también durante este pasado fin de semana, hemos visto cómo las inundaciones proliferan por nuestra geografía, y además con una gravedad para mi desconocida. Vemos cómo los ríos se desbordan en este mes de junio que parece marzo, y cuando el río se desborda lo anega todo: calles, casas, túneles,… Me quedé asombrado cuando vi una de las noticias en las que comentaban que el río había crecido hasta límites peligrosos en apenas 10 minutos.

Nosotros ya hablamos aquí de qué hacer cuando nos sorprende una riada, pero conviene repasar un poco las claves para salir lo mejor parados posible, y eso incluye también a los peatones. Lo primero que hay que saber es que cuando nos encontremos una inundación, riada o balsa de agua (de cierta importancia), lo más sensato es no hacernos los valientes y pensar que es algo muy peligroso. Y si cuando vamos por autovía nos sentimos valientes y pensamos que podemos seguir a toda velocidad, pensemos en el aquaplaning y sus posibles consecuencias.

No cruzar una balsa de agua

Bajo la superficie de una balsa de agua puede haber cualquier cosa: lodo, piedras, socavones,… no lo vemos, y como no disponemos todos de todoterrenos de verdad preparados para vadear ríos (y no me valen los SUV), lo mejor es no cruzar, rodear la balsa, o en el peor de los casos hacer un reconocimiento previo al paso. Pero tanto si se trata de la calle como de una autovía, el respeto hacia la balsa de agua debe ser total.

2594326010_71c309e890_o

Y si hablamos de autovía y autopista, o peor ,de carretera convencional, todavía debemos mostrar más respeto. Cuando llueve torrencialmente, aunque sea cuestión de unos minutos (o precisamente por ello) hay que moderar la velocidad para adaptarnos a las condiciones de visibilidad reducida, y para minimizar las posibilidades de sufrir aquaplaning, que es más fácil que ocurra cuanto más rápido circulemos. Sabiendo eso me extraña ver velocidades ilegales en autovía bajo una lluvia torrencial, por mucho coche de alta gama que se conduzca. Una cosa no quita la otra, y en la carretera lo primero es prudencia.

Como peatones, más de lo mismo, pero sobre todo en ciudad. No vale la pena meterse a caminar por las aguas porque nos podemos encontrar una alcantarilla destapada, o cualquier cosa (una repentina crecida posterior que provoque una fuerte corriente), así que lo mejor es optar por la prudencia y no arriesgarse a pasar un mal rato si no es por una causa de fuerza mayor.

No hacernos los héroes

Hoy mismo veía cómo un hombre, con una pala elevadora intentaba parar un vehículo que era arrastrado por la corriente. Posiblemente haya algún motivo razonable y coherente para que hiciese lo que hizo (tuvo que ser rescatado y no se aclaró si había conseguido retener el vehículo a la deriva), pero a mi me pareció una completa temeridad. Se trata de un fenómeno natural, una desgracia que no podemos evitar, pero si se va el coche con corriente, adiós, muy buenas. Si no hay nadie dentro, se entiende.

Las cosas pueden terminar muy mal subestimando una inundación (sobre todo con riada): puede que la corriente nos arrastre a nosotros con ella, puede que nos tropecemos con una alcantarilla destapada que no vemos, puede que… mil cosas. Pero sobre todo, el poder de la corriente de agua no es nunca despreciable. Si las olas en la playa pueden tumbarnos, no quiero ni imaginar la fuerza que nos empuja en el caso de una riada.

Lo crucial cuando nos encontremos en una situación que puede ser complicada, por decirlo de alguna manera, es tratar de salir del vehículo cuanto antes y ponerse a salvo. Los bienes materiales son lo de menos. A veces, ese “a salvo” puede ser subir al capó del coche, pero lo mejor es ponerse a salvo en un lugar seguro como una vivienda, o cualquier lugar que quede fuera de la acción del agua. Parece más fácil decirlo que hacerlo, y por eso espero que nadie tenga que ponerse a salvo de una riada cuando esté dentro del coche, y menos con familia o acompañantes.

En Circula Seguro | Ante el mal tiempo en la carretera, no te la juegues…, Ante una riada en carretera, ¿cómo salimos del apuro?

Fotos | US Geological Survey, One Tree Hill Studios