Convirtiendo los pasos de peatones en lugares más seguros

future_traffic_lights2_opt.jpg

A veces, de mesas de brainstorming, surgen buenas ideas que con el suficiente estudio, desarrollo y colaboración de las autoridades competentes y un poquito de esfuerzo pueden mejorar la vida de todos. En este caso la idea podría reducir el número de fallecidos por atropello. Una acción tan sencilla y cotidiana como es cruzar la calle, si no sabes como hacerlo correctamente pincha aquí, que a veces puede llegar a convertirse en un acto complicado y peligroso.

La Virtual Wall, nace como una de esas ideas conceptuales con las que a veces nos sorprenden los diseñadores industriales y que pretende ayudarnos a cruzar la calle de una manera más segura. La idea es bastante básica. Algo tan sencillo como un muro virtual creado por tecnología de plasma láser que crea una pantalla visual en donde se proyecta la imagen de un peatón en movimiento a modo de aviso tanto para los conductores como para los peatones.

El muro se activa cuando los sénsores detectan que un peaton que está a punto de cruzar la calle. Muy al estilo de otro sistema de paso de peatones inteligentes que ya os mostramos aquí. Sin lugar a dudas, los estímulos visuales son una de las mejores formas con las que avisar, principalmente a los conductores y que ayuda más sin las condiciones climatológicas son adversas.

virtual-wall-0.jpg

Si esos estímulos visuales se complementan con estímulos auditivos que ayuden a realizar la acción a personas con visibilidad reducida, estamos ante un sistema casi perfecto. Sólo faltaría encontrar el modo perfecto para que unos y otros lo respetaran sin convertir el tráfico en un caos. Tener una pantalla cada vez que pasa un peatón, cuando estos lo hacen de forma unitaria sería un engorro y un peligro, ya que finalmente dejaría de tener efecto en los conductores.

Eso sí, de nada sirven este tipo de sistemas, la inversión y el desarrollo de los mismos si nos empeñamos, por activa y por pasiva, en ignorar las zonas habilitadas para cruzar la calle. Un hecho que coloca a España a la cabeza en número de muertos por atropello a peatones.

Aunque rápidamente podríamos buscarle un fin económico. Imaginad por un momento ese sistema. Si en vez de unos simples peatones que parece que cruzan la calle, colocamos una pequeña campaña publicitaria que los conductores verán si o también ya tenemos subvencionado el sistema y unos pocos euros más con los que engrosar las arcas que quizás pudieran servir para mejorar las vías, asfaltar baches o quitar guardarrailes asesinos.

Vía | Diariomotor

  • Al leer lo de la tecnología plasma láser, me ha venido irremediablemente a la cabeza la imagen mental de dicho muro friendo literalmente a los coches que osaran cruzarlo… jejeje la verdad es que por un segundo me ha gustado esa imagen… jejejeje

    Bueno, ahora en serio, a ver si lo acaban de pulir y ponen esa tecnología en la calle pronto… de hacerlo, ya solo quedaría el “pequeño detalle” de concienciar a la gente de que cruce por donde debe y no por donde les sale de los…

  • En el país en el que vivimos existe un menosprecio bastante generalizado respecto a seguir unas instrucciones tan simples como la de esperar un semáforo en rojo para peatones.
    En cuanto el peatón ve que los vehículos vienen “lejos” aprovecha para pasar (con tranquilidad bastantes veces) empujando con celeridad un cochecito de bebe el cual va zigzagueando peligrosamente o quizá este peatón va moviendose dificultosamente y con peligro de caída debido a su posible avanzada edad o por qué no, el peatón que cruza con sus auriculares colocados y dirigiendo una visión túnel al otro extremo de la calle sin importarle mucho más, mientras tú en tu vehículo cabeceas como siempre comentando la imprudencia que acabas de ver un día sí y el otro también.
    Hace poco contemplé con tristeza una escena en la que un policía local dirigía el tráfico, tanto a vehículos como a peatones. En un momento dado el policía espetó a un peatón a detenerse al borde de la calzada aunque su semáforo estaba en verde. Pues bueno, ni corto ni perezoso el peatón empezó a cruzar ignorando la orden del agente. Éste en cuanto le vio le recriminó su acción amablemente pero el peatón como si nada. Segundos después el policía tuvo que cortar el tráfico (vaya tela) y “explicarle” al peatón lo que estaba pasando y que no podía seguir cruzando.
    Después de unos instantes de esperpéntico diálogo con espectadores incluidos el peatón aún seguía señalando a “su” semáforo en verde convencido de que tenía que cruzar.
    Nos falta mucho camino que recorrer para estar a la altura de otros países en los que el civismo y la educación entre usuarios de la vía está a años luz del nuestro.
    Primero mejoremos nuestra actitud al cruzar como peatones y luego mejoremos aún más el sistema con lo que haga falta, por supuesto.
    Salu2