Controles de alcohol y drogas para reducir los siniestros de tráfico

siniestro con 061

Desde hoy lunes y hasta el próximo domingo 23, la DGT intensificará los controles sobre el alcohol y drogas para crear una mayor concienciación, entre los conductores, por el aumento de consumo en ésta época del año coincidiendo con las comidas, cenas y fiestas navideñas.

En concreto, serán más de 20.000 controles diarios, incluyendo los previstos en localidades de más de 25.000 habitantes, que se realizarán durante las dos semanas que durará la campaña sobre estos factores de riesgo causantes de casi un tercio de los siniestros con ocasión del tráfico mortales.

El año pasado por estas fechas, según datos de la DGT, dieron positivas más de 130.000 pruebas realizadas a mas de cinco millones de conductores. Realmente, ¿estamos concienciados?

Si consumes alcohol o drogas, no conduzcas bajo sus efectos

‘No conduzcas bajo sus efectos. A tu lado vamos todos’, es el lema elegido para dicha campaña para dar a entender que conducir tras haber ingerido alguna sustancia psicoactiva afecta a las capacidades físicas y mentales del conductor e incrementa entre dos y siete veces la probabilidad de provocar o sufrir un siniestro de tráfico respecto a quienes no consumen ningún tipo de sustancia.

Por tal motivo, la DGT nos recuerda con la elaboración de un vídeo el objetivo de su campaña, es decir, concienciar a la sociedad del problema y del riesgo que suponen las drogas y el alcohol en la conducción:

El año pasado el 45% de los conductores fallecidos presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol

Distorsión de la atención, dificultad en la coordinación, aumento del tiempo de reacción, velocidad excesiva y euforia son algunos de los efectos que produce el consumo de drogas como el cannabis, éxtasis, cocaína, opiáceos y anfetaminas o alcohol sobre la conducción.

El consumo de alcohol o drogas, como ya sabemos, durante la conducción no sólo está relacionado con una mayor accidentalidad, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de los peatones. El peatón como usuario más débil de la vía, necesita también estar en pleno uso de sus facultades físicas o mentales para no correr riesgo. Según la memoria del Instituto Nacional de Toxicología, el año pasado muchos de los peatones fallecidos en siniestros de tráfico presentaron resultados positivos en sangre a drogas, psicofármacos y alcohol. Por tanto, la responsabilidad es de todos y hay que ser consecuente e impedir que otras personas que hayan bebido o consumido algún tipo de sustancia psicoactiva cojan el vehículo.

siniestro

¿Qué supone arrojar resultado positivo en alcohol?

Según el Reglamento General de Circulación y Código Penal, se tipifica como infracción muy grave o pena de prisión, la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las permitidas, fijándose un baremo:

  • Para tasas de más de 0,25 mg/l de aire espirado para conductores en general, además de la sanción económica de 500 € (250 € importe reducido), se restarán 4 puntos y si se sobrepasan los 0,50 mg/l de aire espirado se restarán 6 puntos.
  • Para tasas superiores a 0,15 mg/l de aire espirado para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, además de la sanción económica de 500 € (250 € importe reducido), se restarán 4 puntos y si sobrepasan los 0,30 mg/l de aire espirado se restarán 6 puntos.
  • Para tasas superiores a 0,60 mg/l de aire, conlleva prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años. Así como la negativa a someterse a las pruebas que conlleva prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

¿Qué supone arrojar resultado positivo en drogas?

Según el Reglamento General de Circulación y Código Penal, se tipifica como infracción muy grave o pena de prisión (si existe influencia y síntomas), la conducción de vehículos habiendo ingerido o incorporado a su organismo estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas, bajo cuyo efecto se altere el estado físico o mental apropiado para circular sin peligro, fijándose un baremo:

  • Si es infracción administrativa, los conductores que dan positivo al test de drogas además de la sanción económica de 500 € (250 € importe reducido), pierden de su permiso de conducción 6 puntos.
  • Si es delito, los conductores bajo la influencia de drogas, se enfrentan a la la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años. Así como la negativa a someterse a las pruebas que conlleva prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

En definitiva, plantea la tasa 0,0 para no tener problemas y disfruta estas navidades con tu gente. ¡Hazlo por ellos!

Vídeo | publicidaddgt
En Circula Seguro | Con el alcohol y las drogas no se juega, Drogas y conducción, Conduce con todos los sentidos

9 comentarios

carmehuguet

Conveniente realizar controles de alcoholemia aleatorios, pero creo que hay un problema. La mayoría de los controles se realizan siempre en los mismos lugares, así que para algunos no hay factor sorpresa porque buscan un camino alternativo. ¡Cuántas! veces había escuchado a los jóvenes en mis clases, los puntos exactos donde se realizaban esas pruebas.

Enlace permanente al comentario
escargot

Estoy de acuerdo contigo, no me hace gracia que los que quieren evitar los controles se vayan por una ruta alternativa que yo, enemiga total de cualquier droga, he elegido porque sí.

Enlace permanente al comentario
52231

DROGAS Y CONDUCCIÓN. Vamos a ver si nos aclaramos por parte de las autoridades. ¿Si tomas Prozac, se puede conducir? Si no lo tomas, puede ser peor, pues tu estado mental pudiera estar al borde del estallido absoluto e incluso querer suicidarse. Creo que no conduciría nadie o solo el suicida para matarse. En un individuo bien adaptado a cualquier medicamento no se le pueden poner pegas, a menos que cometa una infracción.

Enlace permanente al comentario
capreolus

Dependiendo del tipo de medicamento el facultativo puede recomendarte a no conducir pero también dependerá de cada persona. Una infracción puede cometerla cualquiera, tome o no algún fármaco. La cuestión es, si la medicación afecta a nuestra capacidad para conducir. Son los efectos secundarios los que muchas veces desconocemos, ¿no te parece?

Enlace permanente al comentario
52231

Vd. mismo lo ha dicho “los efectos secundarios” que desconocemos pero por no TOMAR LA MEDICACIÓN PSICOFARMACOLÓGICA prescrita for un falcultativo. Imagínese un conductor miope sin lentes, un sordo sin audífonos. Imagínese un esquizoide sin medicarse ó un individuo estresado sin hacerlo. En estos dos últimos casos no habría huellas histiológicas psicomedicamentosas en caso de accidente mortal, pero si hubiesen estado debidamente psicomedicados no habría ocurrido el accidente y sin embargo
de acuerdo con la ley y también socialmente, culpables y repudiados por ingerir “sustancias”. Reflexione sin trampas dialécticas. Se trata de meternos miedo en el cuerpo y en el bolsillo.

Enlace permanente al comentario
capreolus

En parte, entiendo lo que me quiere decir. La administración toma los datos como para justificar lo fácil y cerrar expediente pero creo no es del todo así y que conste que yo no soy representante ni de la administración ni de ninguna asociación de víctimas de tráfico. Hasta donde se, cuando se produce un accidente mortal, la elaboración del informe tiene que contemplar el estado psicofísico del conductor con anterioridad al siniestro. Estamos hablando del plan de viaje o de las últimas 24 horas previas al siniestro. Otro dato es la información contrastada con los familiares en cuanto a si sufría alguna enfermedad o tomaba medicamentos. El informe del forense puede ser muy válido para describir todo esto que estamos hablando. También la administración tiene en su poder los datos de los centro de reconocimiento médicos y en base a ellos aplica las restricciones, es decir, el código armonizado europeo sobre las limitaciones que deben figurar en el permiso de conducir, como lentes, limitaciones de velocidad, alguna discapacidad, etc… El problema puede surgir cuando hablamos de accidentes menos graves ya que, debido a su número, los detalles si no se advierten de alguna manera pueden pasar desapercibidos. En cuanto a las infracciones por la ingesta de medicación tanto el abuso como su no ingesta es una cuestión que deberá acreditar cada conductor.
Un saludo

Enlace permanente al comentario
52231

Vd. mismo. Nos quedamos como al principo. La cuestión es si la DGT está preparada para saber si en un momento dado un individuo es apto ó no para seguir conduciendo independientemente de si se medica ó si no lo hace. NO ESTÁ PREPARADA. Si lo está para ponerte una multa en base a medicamentos ingeridos supuestamente para curarte.

Enlace permanente al comentario
capreolus

No quiero quitarte la razón pero si vemos el cuadro de infracciones que tiene la DGT en su página, no hay ningún hecho sobre medicamentos ingeridos que puedan ser motivo de sanción. Si te refieres a eso. Habla de la influencia e ingesta de drogas tóxicas, estupefacientes en el organismo cuando se conduce. Ahora bien, si esa ingesta está bajo prescripción médica no habrá ningún problema en poder recurrir la posible sanción. Otra cosa es que exista la revocación del permiso de conducir de forma cautelar por baja médica. Otro inconveniente es la influencia en el organismo de alguna sustancia que pueda afectar de manera negativa en la conducción como por ejemplo, la falta de reflejos, sueño, excitación como factores de riesgo.

Enlace permanente al comentario
52231

Ahora sin sustancias. ¿Y si se pone al volante un individuo con síndrome de abstinencia? A la luz de la ley, perfecto, no habría problema legal alguno, pero el drama es seguro 100%. La DGT no tiene medios ni quiere ni sabe evaluar al conductor por sorpresa. Solo le interesa multarle por ingerir medicamentos psicoactivos . Quién sabe si mañana por ser rubio ó moreno. Sldos.

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario