Conductores civilizados versus cavernícolas con carnet

Casi accidente en M-40Ayer por la tarde, a la altura de la ciudad financiera, circulaba por la M-40 (sentido A6->A5) tan tranquilo, a 100 km/h, por el carril de la derecha. Este lugar suele ser un palco para presenciar las mayores burradas que pueden verse en autopista, y aún me acuerdo de la que vi ayer. De película.

Imaginad la siguiente escena. Disculpad por la calidad del dibujo, pero “plástica” no era lo mío. La línea fina es la que siguió, más o menos, un tarado total con un Volkswagen Passat TDI. Solo me dio tiempo a ver el final de la matrícula, empezaba por Fxx. Hizo dos diagonales.

Cuando pasó cerca de mi, venía dando luces, se cruzó tres carriles de golpe y luego otros tres, más o menos. Todo pasó muy deprisa. De su tubo de escape salía una intensa humareda cuando estuvo a punto de chocar contra el coche (II). La suspensión se hincó de lo fuerte del giro y la velocidad… si iba a más de 180 km/h, me lo creo.

El coche (III) por poco se lo lleva por delante, y detrás de él, los otros dos iban pegados. Es decir, ese hombre, que no sé si venía de robar un banco o se sujetaba los intestinos con la mano, estuvo a punto de provocar un accidente de los que salen en las películas, pero sin efectos especiales y con víctimas reales.


Ver mapa más grande (al revés que el dibujo)

Me llenaría de satisfacción que alguien que lea esto haya tomado la matrícula de ese personaje y lo denunciase a la Guardia Civil. Pero es muy probable que nadie haya podido anotar la matrícula. El objetivo de este artículo es plantear qué se podría hacer para evitar estas cosas.

Podía haber habido un coche patrulla uniformado, pero no estaba ahí. Si no, dormía en calabozo. También podía haber habido un camuflado, pero no hubo tanta suerte. ¿Y un radar? Haberlo, lo había, pero en el sentido contrario y por tanto inútil. ¿Qué nos queda? Pues que alguien pudiese haberlo grabado.

A veces vemos vídeos en Internet de accidentes salvajes grabados por quien estuvo en el momento adecuado en el lugar adecuado y tenía la cámara grabando muecas de su novia o a los niños durmiendo. Me hubiese encantado tener una cámara filmando en ese momento, como el camionero tecnológico (sigue en activo, por cierto), y plantarme a los 10 minutos en una comandancia.

Una persona que conduce así, merece que le retiren la licencia como mínimo 10 años. Son cáncer. Accidentes inexplicables, a menos que metamos a un demente, suceden de vez en cuando. Y no es un problema de señalización, ni de la seguridad de los coches… sino de que a alguien se le cruzaron los cables demasiado.

Si hubiese sido un agente de tráfico, habría ido detrás de él, pero no me planteé perseguirle con mi coche, aunque técnicamente fuese posible. Simplemente me quedé con cara de pasmarote, dando las gracias de que no me haya tocado más cerca, y que pobrecillos los que lo sufrieron de cerca.

Casos tan extremos de salvajismo en la carretera tienen una solución muy difícil. Si hubiese estado por ahí el helicóptero de la DGT, lo habríamos visto en el telediario. De veras, lástima no haber podido anotar la matrícula. A esa velocidad, solo habría podido con una cámara permanentemente instalada y activable a voluntad con un botón.

¿Has visto muchas burradas? Y de las que has visto, ¿te han dado ganas de grabarlas y denunciarlas?

NOTA: Aunque el vídeo es muy espectacular, que nadie se alarme, solo hubo heridos leves.

Vídeo | Youtube