Conductor español: Anárquico y agresivo

discusion_carretera.jpg

Los estudios son siempre estudios y los datos, más que tomados como santo santorum, deben ser interpretados de la forma más correcta posible. Para eso están los expertos. Uno de los últimos, cortesía del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre revela los resultados de la encuestas Actitudes y Conducción que ha pretendido revelar, como su propio nombre indica, las actitudes y la forma de conducir de los españoles.

Los datos como siempre no nos dejan indiferentes ya que el 53% de los españoles cree que en España se practica una conducción agresiva, mientras que un 40% la define como anárquica. Eso en cuanto a como ve la gente a los demás. Si miramos el ángulo contrario, solo un 2% de los encuestados considera que conduce de tal manera, mientras que un 52% se coloca en el lado opuesto, afable y tranquilo. En el termino medio, los apáticos y tolerantes y los nerviosos e impacientes con un 23% para cada grupo.

Curioso el hecho de que solo un 2% se considere agresivo cuando un 46% se ha visto implicado en alguna situación agresiva con el conductor. Hecho que cobra mayor importancia cuando nos descubrimos que un gran porcentaje de los accidentes de tráfico tiene como causa dominante la actitud del conductor. Osea que los conductores pecamos de orgullo al volante con las peores consecuencias posibles.

En cuanto a sexos y edades la cifras bailan. Los hombres se estresan menos y cuando lo hacen es por la forma de conducir de los demas, hecho que les convierte en más agresivos, mientras que las mujeres lo hacen por las prisas, pero son menos agresivas tanto cuando conducen como cuando caminan.

Al final las conclusiones las mismas que en la gran mayoria de estos estudios, que no por ello les hace ser menos importantes. Nuestra actitud influye en la seguridad de los demás. Ser más positivo implica una conducción más responsable, relajada, respetuosa y consciente que nos ayuda a nosotros y a los demás, y todo ello deberá partir como siempre de una buena educación vial desde la base.

Vía | Elmundomotor