Conducción fluída en moto (segunda parte)

Dibujo moto

En “El Ritmo” es el guía el que vela por los demás, controlando por sus espejos retrovisores el resto del grupo. Demasiada distancia entre los vehículos o recortes por el carril contrario, advierten de que está circulando por encima de las posibilidades de alguno de los integrantes.

El que va en cabeza no deber ser rebasado por ninguno del resto de los conductores, que mantienen una distancia prudencial con el compañero que llevan delante. Esta distancia, evita la piedras que puedan saltar de la rueda trasera y no llaman la atención de la policía, pues no se aprecia una circulación “con el cuchillo entre los dientes”.

Nick Ienatsch, también comenta en su artículo, que el paso por curva lo hacen si descolgarse nada. El reto aumenta manteniendo el estilo “inglés” encima de la moto. Con este último punto, no estoy muy de acuerdo, pues siempre es más seguro bajar un poco el centro de gravedad moviendo el cuerpo hacia el interior de la curva.

Dibujo moto

Si hay integrantes nuevos dentro del grupo, se deben extremar las precauciones, pues estos perderán distancia en el paso por curva, intentando recuperar el tiempo perdido en las rectas. Además, es muy fácil que lleguen pasados a una curva al fiarse de la velocidad de la moto que les precede, produciéndose unos de los accidentes más comunes. Una moto puede entrar a una velocidad X en una curva, pero no por ello tu puedes hacer lo mismo. Lo mejor en este caso, es tocar el freno con antelación y poner en alerta al novato.

La utilización de gestos es también muy importante durante la circulación. Sacar un pie de la estribera y señalizar la presencia de gravilla u otros objetos en la calzada, mostrar con la mano izquierda un giro que se va a realizar (además del intermitente). En caso de adelantamientos, podemos avisar también con la mano a nuestros compañeros que también lo pueden realizar, o bien agradecer a un coche que nos haya facilitado la maniobra.

En resumen, una filosofía para conducir relajados y con relativa seguridad pero disfrutando de la carretera.

Vía | Motosws

  • Esa es una de las cosas que me gustan de las motos, lo expresivo que se puede ser al volante. Muchas veces conduciendo coches, un intenta agradecer a otro lo que sea, pero no siempre es posible hacerlo o hacerlo por lo menos de manera segura.

    En cambio con las motos con solo soltar brevemente el manillas y levantar un dedo y avasta para agradecer algo y por supuesto es mas facil indicar cosas como las que dices.

    Lo que no me gusta de las motos, son la cantidad de conductores que se las pasan por ahi mismo