Conducción de la moto en mojado

Lluvia

Conducir una moto cuando las circunstancias meteorológicas son adversas, no son del agrado de nadie. Lo mejor, dejar la moto aparcada en el garaje e ir en coche o en transporte público. Pero si no hay más remedio, lo mejor es seguir unos consejos básicos, pues en mojado, el riesgo es siempre muy alto.

Este riesgo no existe por el propio uso de la moto, sino porque somos más invisibles si cabe de cara a los coches, la suciedad del asfalto (gas-oil, aceite, etc), las marcas viales, y otros factores aumentan el riesgo de que tengamos un accidente.

Lo primero, equiparnos correctamente. Ya tratamos el tema de la lluvia anteriormente, pero no está de más recordarlo: casco integral con visera clara, guantes impermeables, mono de agua y botas. Debemos llevar siempre ropa con zonas reflectantes, y si no lleva, nos pondremos por encima un chaleco de alta visibilidad.

Hay que vigilar que la moto se encuentre en perfecto estado, sobre todo los neumáticos, luces y frenos. Agarre, visibilidad y poder detenernos son los pilares básicos de la conducción en mojado.

A la hora de circular, las trazadas deben ser más abiertas. Con ello, inclinaremos menos y tendremos menos riesgo de caída. Cuando frenemos, lo haremos incrementando poco a poco la presión sobre la maneta, para evitar la transferencia brusca del peso hacia las ruedas. Y siempre, repito siempre, frenaremos con la moto perfectamente vertical.

Para acelerar, seremos también muy cautelosos, y nunca lo haremos a fondo hasta que la moto se encuentre completamente perpendicular a la carretera. Si estamos inclinados, lo haremos de forma muy progresiva.

Por último, mucho cuidado en las proximidades de semáforos, ceda el paso y stop, pues suele ser donde más suciedad se acumula y donde el asfalto se encuentra en peores condiciones. Y por cuidad, evitar a toda costa cualquier marca vial, ya sea pasos de peatones, líneas de detención, señalización de velocidades máximas, etc. Si no tenemos más remedio que pasar sobre ella, hacerlo lo más recto posible y sin tocar ni el freno ni el gas. Si hacemos lo contrario, será casi imposible evitar la caída.

Foto | Pthread1981

  • Las marcas viales no solo en ciudad, en autovía y carretera también, todo lo blanco resbala de lo lindo gracias a las pinturas ¿antideslizantes? homologadas que se comportan igual que el hielo.
    Por otro lado, en autovía dejar las luces largas puestas, por algún extraño motivo los automovilistas empiezan a respetar la distancia de seguridad y no te empapan con la cortina de agua que levantan sus coches. No se si es que se creen que estamos más cerca o si es que simplemente les molesta.

    Salu2

  • urbanita

    un post muy interesante.

    Creo que para la lluvia lo más peligroso son las marcas viales y los charcos grandes.
    creo que en este árticulo se trata bastante bien el tema:

    conducir tu moto en lluvia

    añado el enlace en html, espero que se vea bien 🙂