Aquí tienes razones para utilizar el cinturón cuando viajas en autobús

Ahora que se acerca la Semana Santa puede que estemos pensando en realizar un viaje. Por tal motivo, no está demás saber que viajar en autobús puede ser una buena opción. Si añadimos, además, que el autobús esta considerado como uno de los medios de transporte más seguros, puede que no descartemos esa posibilidad. De todas formas y gracias a un informe de la Fundación MAPFRE conoceremos más detalles sobre cómo viajar más seguro en autobús.

La seguridad pasiva de un autobús se centra, principalmente, en la protección y sujeción de sus ocupantes para reducir posibles lesiones en caso de sufrir un incidente o siniestro vial. Pues bien, se trata del cinturón de seguridad y de otros sistemas de retención homologados como, por ejemplo, los Sistemas de Retención Infantil (SRI).

La obligatoriedad de los elementos de sujeción del autobús

El uso del cinturón de seguridad en autobús no sólo es recomendable sino también obligatorio desde que el 20 de octubre de 2006 se decide, por parte de los Estados de la Unión Europea, no conceder nuevas homologaciones de vehículos que no tengan instalados sistemas de retención. Un año mas tarde, se hace obligatorio para todos aquellos nuevos vehículos puestos en circulación y destinados al transporte de pasajeros.

Por otro lado, para el uso de los Sistemas de Retención Infantil ya no tendrán problemas nuestros pequeños si quieren viajar seguros en autobús porque ya existen en el mercado dispositivos de retención infantil que pueden ajustarse a cualquier vehículo como, por ejemplo, la silla kidy Bus Harness, la primera desarrollada específicamente para su uso en autobús en Europa.

Pues bien, siguiendo las recomendanciones de la UE, respecto a la obligatoriedad de instalación y uso del cinturón de seguridad por los viajeros de vehículos destinados al transporte de personas de más de nueve plazas incluido el conductor, nuestro actual Reglamento General de Circulación nos dice que:

1. Los menores de tres años no están obligados a usar cinturón de seguridad ni sistema de retención alguno, tanto si ocupan asiento como si no.

2. Las personas de más de tres años y de menos de 135 centímetros de estatura, sólo están obligados a usar cinturón de seguridad o sistema de retención si el vehículo está dotado de ellos y los mismos son adecuados a la talla y peso de tales personas. De no darse esta adecuación, las indicadas personas no están obligadas al uso de estas medidas de seguridad aunque el vehículo disponga de ellas. Tanto si viajan con billete como si no viaja con él.

3. Las personas de más de tres años de edad y de estatura igual o superior a 135 centímetros están obligados al uso del cinturón de seguridad u otro sistema de retención homologado sólo si el vehículo dispone de ellos.

Además, debe tenerse en cuenta que sobre la obligación del uso del cinturón de seguridad deberá informarse a los pasajeros por el conductor del vehículo, por el guía o por persona encargada del grupo, a través de medios audiovisuales o mediante letreros o pictogramas colocados en lugares visibles desde cada asiento. Sobre este aspecto hablamos en profundidad en este artículo. Otro dato no menos importante es que, el número de personas transportadas en un vehículo no podrá ser superior al de plazas que tenga autorizadas. Por tanto, no cabría hablar de viajeros que no ocupan plaza. Todo ello, con independencia de su edad y del abono del correspondiente billete.

En este cuadro publicado en el informe de Fundación MAPFRE se resumen los puntos claves de la normativa:

Algunas razones para ir bien sujetos en el autobús

Un autobús tiene mucha más estructura absorbente que un turismo, significa que la colisión, en el caso de un choque frontal, tiene que ser muy fuerte para que los pasajeros experimenten una deceleración de importancia. Para el caso de una colisión por alcance o choque posterior, a menos que nos embista un vehículo pesado como un camión u otro autobús, bastará con estar correctamente sentado. La fuerza será opuesta al golpe, es decir, nos pegará al respaldo. En los dos tipos de colisiones el cinturón ventral, es decir, de dos puntos, no ofrece una gran protección debido a que el torso y cabeza tienden a desplazarse hacia delante pero al estar sujetos por la cintura evita que se desplace el resto del cuerpo.

Sobran razones para justificar la necesidad de ir bien sujetos cuando viajamos en un autobús, aunque la más importante es para proteger a los pasajeros en caso de vuelco. Cuando eso sucede, el techo resistirá parte del peso del autobús, el resto cede, aumenta el riesgo de lesiones importantes e incluso muerte si el cuerpo no va bien sujeto. Con el cinturón de seguridad de tipo ventral es mas que suficiente para estar sujetos y así evitar males mayores.

Por otra parte, los ocupantes de la última fila (asiento central) y de las primeras filas son los más propensos a salir despedidos, no serían frenados por ningún asiento delante de ellos. En estas plazas se hace más importante tener el cinturón de seguridad debidamente abrochado. Es decir, no limitar su correcto funcionamiento o impedir el cumplimiento de su finalidad de restringir el movimiento como, por ejemplo: la utilización de pinzas, tenerlo demasiado holgado, superpuesto sin abrochar, etcétera…

Por último, si utilizamos un servicio público debemos cumplir con las normas y demás instrucciones que nos aporte el propio conductor de la empresa de transporte de pasajeros. Si tenemos niños pequeños es importante educarles para que cuando se suban a un autobús con cinturón se lo abrochen. El autobús es un medio de transporte seguro pero es aún más seguro con cinturón. De hecho, en el informe publicado por la Fundación MAPFRE, se citan estudios que demuestra la efectividad del cinturón, reduciendo hasta un 80% la probabilidad de tener lesiones graves o mortales con su utilización.

Cuando vas en autobús, ¿te falta algo?: Así es la campaña de la Fundación MAPFRE

Coincidiendo con la presentación del estudio, Fundación MAPFRE en colaboración con Alsa y Avanza así como con entidades pertenecientes a la Confederación de Transporte en Autobús (Confebus), han lanzado la campaña #tefaltaalgo, coincidiendo con Operación Salida de Semana Santa. La campaña busca concienciar a los pasajeros de la importancia de llevar siempre el cinturón de seguridad en los autobuses en vías interurbanas tal y como indica la normativa. Puedes ver el vídeo de la campaña a continuación:

Fuente: Informe sobre el uso del cinturón de seguridad en autobuses de Fundación MAPFRE
Foto | iStock Rasica, Luca Biada
En Circula Seguro | La única silla infantil para autobús es española y se usará en medio mundo