Cómo se conduce un coche automático

Mercedes-Benz GLK 250 BlueTEC 4MATIC

Conducir un coche automático, a priori, debería suponer pocos quebraderos de cabeza, ya que este tipo de vehículos están pensados para un manejo cómodo sin atender a mayores preocupaciones que las propias del tráfico. Sin embargo, en nuestro entorno, donde solemos formarnos con coches de cambio manual, a veces surgen dudas sobre cómo conducir un coche de transmisión automática.

Hace unos días, Elisa nos pasaba la siguiente consulta por correo electrónico:

A los que nos hemos sacado el ‘B’ en versión manual y conducimos un automático, nadie nos ha enseñado a manejarlo, y si bien es fácil encontrar libros sobre ‘cómo usar las marchas en un manual’, no se encuentra información de cómo llevar un automático. Además hay automáticos de muchos tipos: el que tiene marchas 1, 2 y ‘directa’, el que no tiene más marcha adelante que la ‘D’, el que combina manual (secuencial) + automático, el que no tiene ni marchas (tipo Prius). ¡Os agradecería mucho un tutorial sobre este tema!

Bien, pues vamos a ver cómo se conduce un coche automático.

Entender el cambio automático

Transmisión automática Renault EDC

Si cuando hablamos del freno motor explicamos de forma gráfica qué representaban las marchas, hoy nos referimos a las transmisiones automáticas de forma muy abreviada. Las tenemos básicamente de tres tipos:

  • Cambio convencional con accionamiento hidráulico, también llamado manual pilotado: lo forma una caja manual a la que se acopla un accionamiento hidráulico gestionado electrónicamente para la selección de marchas. Como en el fondo es un cambio manual no hay problema en dotarlo de un modo en el que el conductor selecciona las marchas a voluntad, ya sea en la palanca o en unas levas dispuestas en el volante, con cambios ascendentes (+) y descendentes (-). En los modelos más avanzados de estas transmisiones, con nombres como DSG, EDC, Powershift o TCT, las marchas se preparan con antelación para que el paso a la relación siguiente sea casi imperceptible.
  • Cambio automático con trenes epicicloidales, donde se emplean un piñón planetario y tres piñones satélites unidos por una placa común en una corona dentada por su parte interior. Es el cambio 100 % automático que más se ha empleado a pesar de su complejidad técnica y permite obtener varias relaciones en función de los piñones que se acoplan en cada momento sin interrumpir el movimiento de entrada del motor, donde puede emplearse un convertidor de par.
  • Cambio con variador continuo, apodado CVT, Multidrive S, Hypertronic, Multitronic, Autotronic, Extroid o Xtronic, es a la vez el más sencillo desde un punto de vista conceptual y el más evolucionado en cuanto a eficiencia energética. Supone montar dos poleas de diámetro variable y una cadena metálica flexible de enlace entre ambas, que es la que transmite el movimiento. La gestión se realiza con una centralita electrónica y permite obtener un número infinito de relaciones de velocidad, ya que no hay posiciones fijas sino que todo es absolutamente variable. Este cambio se entiende muy bien si se ve en funcionamiento:

Los mandos del coche automático

De todo esto sacamos una primera idea, y es que cada fabricante monta su coche como quiere, por lo que consultar el manual de instrucciones se hace más necesario que nunca para saber cómo ha diseñado el fabricante ese coche automático en concreto, qué comportamiento espera de nosotros como conductores y qué parte le deja al coche para gestionar. A partir de ahí, nos encontramos con algunas generalidades que pueden aplicarse a la mayoría de los coches automáticos.

La primera tiene que ver con el pedalier, esto es el conjunto de pedales. Como en los coches automáticos se elimina el pedal del embrague, la primera recomendación práctica sobre el manejo de un coche con cambio automático tiene que ver con la ergonomía y se resume en una sola advertencia: cuidado con el pie izquierdo.

Ford Taurus, coche automático

Sí, sí. Parece una broma, pero no lo es. Por puro hábito, quienes conducimos vehículos con cambio manual tenemos muy integrado eso de que con el pie izquierdo hay que pisar hasta el fondo, y cuando nos quitan el pedal del embrague no sabemos qué hacer. Bien, pues pongamos el pie sobre el estribo (que ya es su posición de reposo incluso en coches dotados de pedal de embrague) y si es necesario fijemos los cordones del zapato a la puerta del conductor. Porque de no hacerlo, y si el hábito nos traiciona, podemos realizar una espectacular clavada de frenos en el momento menos apropiado.

Palanca de cambio automáticoLa segunda apreciación tiene que ver con las posibilidades del mando del cambio automático más allá de la selección de marchas por levas, ya sea en una palanca, en botones o comoquiera que el fabricante lo haya dispuesto en el coche que vamos a manejar. Por poder, podemos encontrar un montón de posiciones: P, R, N, D, 2, 1 (o L) e incluso D3, D4, S, DS y, de forma más residual, OD.

Las posiciones básicas son: P, de “párking”, para inmovilizar el vehículo cuando ya está detenido; R, que es “marcha atrás” o “reversa”; N, que equivale a “punto muerto” o “neutra”; y D, que es “conducir”, del inglés “Drive”.

Otras posiciones son las que se encuentran numeradas, para seleccionar expresamente un régimen en concreto dependiendo de circunstancias concretas de la conducción, y que recuerda bastante a un cambio manual. Sería el caso de 2, de D4 o de L, que equivale a 1, la marcha más corta. En algunos modelos tenemos la posición S o DS, que enfatizan las aceleraciones en marchas cortas, e incluso podríamos encontrar la posición OD, que permite en marchas altas una sobreaceleración en un momento de demanda puntual superior a la normal. Alternativamente, puede haber botones de bloqueo para evitar o permitir que la palanca de mueva de una posición a otra.

Manejo en función de las condiciones de marcha

Cambio automático en Toyota Corolla 2004

El cambio automático está pensado para no tener que pensar en él. Esto quiere decir que la posición natural de conducción es D (salvo que queramos ir marcha atrás, claro). Con el vehículo detenido, se acciona el pedal de freno, se arranca el motor, se selecciona la posición D y se retira con cuidado el pie del pedal de freno mientras el coche comienza a moverse. La reacción dinámica del vehículo recuerda al embragado de un coche de cambio manual.

A partir de ahí, dependiendo de las circunstancias puede interesarnos seleccionar una marcha más corta de lo normal para, por poner ejemplo clásico, bajar un puerto de montaña. Si mantuviéramos la D, al acelerarse el motor la caja seleccionaría una relación superior. Eso se evita imponiendo la marcha con la palanca y seleccionando, por ejemplo, la 2. Además, tenemos el ejemplo de los coches híbridos, donde se emplea la D siempre, salvo cuando el coche incorpora un modo especial de retención, y así se fuerza que el motor de gasolina gire sin consumir carburante, sólo para producir resistencia al avance.

De hecho, hay dos tipos de cambios secuenciales: aquellos que se ciñen a la petición del conductor y, si la electrónica lo permite descartando bajos o altos regímenes de giro, seleccionan la marcha, y aquellos en los que el conductor selecciona la marcha más alta posible. Es decir, cuando vemos en una palanca la marcha D4, por ejemplo, esto no indica que al seleccionarla el coche se quede todo el rato en 4ª, sino que trabaja en marchas largas pero que no pasa de 4ª, reteniendo un poco. Así se evita un número excesivo de posiciones en la palanca de selección.

Un apunte adicional: en algunos automáticos, la práctica ausencia de freno motor hace que el conductor habituado a cambios manuales tenga la percepción de que el coche se le va más. Es cuestión de usar el pedal del freno para que se seleccionen relaciones más cortas… o imponerlas manualmente. En los cambios CVT con selector de marchas, al seleccionar una de estas el cambio reduce el rango de funcionamiento a las combinaciones que más nos puedan ayudar en ese momento.

Palanca de cambio VW EOS

¿Y en las detenciones puntuales por causas del tráfico o de la señalización? ¿Debemos quitar la marcha? Aquí hay cierta controversia dependiendo de a quién consultemos. Hay quien habla de pasar a N para evitar que D ocasione rozamientos parásitos y más consumo de carburante y hay quien indica que seleccionar N a cada momento equivale a un desgaste innecesario en el mecanismo. ¿Con quién nos quedamos? Yo me quedo con la primera opción salvo que la detención sea muy breve.

La posición P, por su parte, está pensada para inmovilizar el vehículo cuando ya está detenido, y dependiendo del modelo el coche puede no arrancar si no se encuentra en esa posición, ya que el resto de posibles selecciones transmiten movimiento de las ruedas al motor. Por la misma razón, puede resultar imposible de sacar la palanca de P si no pisamos el freno o puede ser que no podamos retirar la llave si el coche no está en P.

En demandas puntuales de aceleración, los modos S o DS imponen un modo más deportivo que estira la utilización de las marchas cortas e incluso acelera el tiempo de transición entre marchas. En estos modos de conducción, puede ser que las marchas también retengan más. Al soltar el acelerador, se puede devolver la palanca a otra posición.

En condiciones de baja adherencia, las marchas deben ser largas en llano y pendientes ascendentes para evitar pérdidas de adherencia, y cortas en descensos para evitar que el coche aumente de marchas al acelerarse el motor. En estos casos optaremos por la selección de marchas de acuerdo con esas premisas y evitaremos seleccionar modos deportivos. Si disponemos del llamado “modo de invierno”, lo usaremos, ya que este dará prioridad a las relaciones más adecuadas dependiendo de cada momento de la conducción.

Como tarjeta de presentación de los cambios automáticos, más que como tutorial, creo que este artículo puede servir. El resto, mejor consultarlo en el manual de cada vehículo.

Foto | Mercedes Benz, Renault, Ford, Toyota, Volkswagen

Vídeo | Bosch Gasoline Systems

En Circula Seguro | Y tú, ¿frenas o retienes? (1, 2)

36 comentarios

Elisa

Muchas gracias, Josep, por esta magnífica introducción que pone claridad en medio de tanta ‘nomenclatura’ que hay en el mercado. Y como tú dices, no olvidarnos de releer el manual 50 veces e incluso de preguntar a alguien mínimamente experto sobre nuestro modelo en particular (eso lo hice yo para acabar de saber cómo bajar un puerto de montaña con ‘mi’ cambio), porque la tecnología avanza y cada modelo tiene sus ‘variantes’ y para llevar un cambio automático, aunque parezca ‘sencillo’, más vale conocer bien a fondo su comportamiento, no salgan dudas a medio camino.
Por cierto que mi cambio incorpora un ‘reconocimiento de pendiente’ y lo he estado probando en alguna carretera de montaña y la verdad es que funciona bien y no ‘se va’, reduce él mismo (si en un lugar hay mucha pendiente lo he puesto en secuencial porque no me he atrevido, pero en bajadas ‘normales’ he ido en automático sin problemas).

Enlace permanente al comentario
escargot

Vaya lío, ¿no? Para mí es mucho más fácil lo de siempre. Tengo que llevar un coche automático y me muero… por algo le digo a los que conozco que tienen coche con cambio automático que han matado la conducción. XD

Con lo divertido que es por una carretera de curvas e ir cambiando marchas…

Enlace permanente al comentario
Elisa

Bueno, es cuestión de probarlo… Mucha gente en principio reticente cambia de opinión al probarlo. Yo, lo encuentro una maravilla, sinceramente.

Enlace permanente al comentario
s63aut

En una carretera de curvas puedes ir cambiando con casi todos los automáticos actuales, pero ¿cuánto tiempo vas por una de esas carreteras y cuánto por zonas donde te limitas a seguir la cola o a ir de semáforo en semáforo?

Sé de muchos casos que rechazaban de plano los automáticos y se han vuelto unos fans de éstos en cuanto han usado uno de otro familiar.

Enlace permanente al comentario
dvaidgn

para eso esta el secuencial q tien la mayoria de cajas automaticas, q son muchisisimo mas rapidas ,eficientes y mejores q el cambio manual, y cuando t acostumbras al automatico, la unica pega q se le puede poner es el mantenimiento(+caro,+delicado) pero quitando eso,el cambio manual es el pasado claramente

Enlace permanente al comentario
patodegoma

Lo del pie izquierdo pegado al asiento ya es un clásico. Yo lo había oído toda la vida y fue lo primero que hice al montarme en el primer automático en el que me monté.
Diez minutos después pegue un frenazo en mitad de una recta,muy al fondo había un semáforo en rojo, que casi salgo disparado por el cristal. Suerte que no venia nadie detrás porque sino me pega seguro.

Enlace permanente al comentario
napl

Lo tuyo fue un descuido pero en mi trabajo, las ultimas cabezas tractoras (automaticas por cierto) traen el pedal de freno a la izquierda y obligatoriamente hay que frenar con el pie izquierdo. Al principio los frenazos eran tremendos y se debia simplemente a que no estamos acostumbrados a dosificar con el izquierdo. Con el tiempo la empresa añadio un pedal de freno suplementario a la derecha aunque ya hemos aprendido a frenar con ambos pies.

Enlace permanente al comentario
s63aut

Voy por mi segundo automático y me interesa mucho saber cómo funcionan, buena parte de lo escrito ya lo sabía, aunque reconozco que la mayor parte de la gente no, así que agradezco esas explicaciones.

En todo caso, no creo que haya que prepararse de un modo especial para conducir un automático, las peculiaridades de cada coche están explicadas en sus respectivos manuales de usuario y que tenga unas posiciones u otras de la palanca es como tener la marcha atrás hacia un lado u otro en los manuales, o bien, como tener las luces y el limpiaparabrisas con una lógica diferente al coche que conducimos habitualmente, pero rápidamente nos acostumbramos a manejar cualquier automático, del tipo que sea, sobretodo si los primeros kilómetros nos limitamos a dejarlo hacer y no queremos sacarle todo el jugo el primer día.

Para el pie izquierdo y los primeros días de uso, muchos aconsejan quitarse ese zapato, así evitamos en buena parte el pisotón que más de uno le da al freno, sobretodo si es de los que lo tienen muy ancho, aunque yo freno siempre con el izquierdo, por problemas físicos que me permiten acelerar con el derecho, pero no frenar con él (antes utilizaba un freno en la mano, pero cambié las condiciones de mi permiso de conducir).

Enlace permanente al comentario
dvaidgn

lo del pie izquierdo yo tuve la condicion de q me enseñaron a acelerar con el derecho y frenar con el izquierdo, y es algo q si bien no es obligado, si buscas la deportividad e ir mas rapido, se nota y mucho, por no hablar de q el pie izquierdo es una tecnica de conduccion q viene muy bn saber y dominar. y no solo en un automatico muchas veces cuando salgo con la gente y uso el manual tb uso esta tecnica y la diferencia de tiempo y paso por cuerva se nota.

Enlace permanente al comentario
s63aut

Por supuesto, el pie izquierdo se puede usar en un coche manual, aunque no es común entre los conductores normales. Cuando tenía coches manuales, yo también utilizaba el freno que tenía instalado para usarlo con la mano, acelerando en vacío mientras frenaba, a fin de que las reducciones de marcha fueran más eficientes; la verdad es que en un manual sería perfecto tener tres pies, pero bueno, parece que las leyes de la evolución no van en ese sentido.

¿Actualmente lo haces con un manual o con un automático?

Enlace permanente al comentario
dvaidgn

mi familia tiene automatico y manual y segun la ocasion cojo 1 u otro. y aunq soi un quemaillo y se hacer muchas tonterias con un coche por q son eso tonterias.se q el dia q me compre un coche y tenga dinero suficiente m compraria un automatico sin pensarlo.

lo hago mas en automatico sobre todo en pendientes para cuidar la caja,ya q cuando sueltas el freno el embrague esta en punto de friccion y a larga se nota, en los manuales si voi de paseo no pero si quiero hacer el pinta un sabado si sobre todo por q t permite controlar mucho mas el coche dentro de una curva. y las reacciones del coche son distintas cuando vas de esa manera lo q van al lado parece q el coche es mas de lo q de verdad es je je.

PD: no hace falta.he visto gente q cocje y pone una placa pegada al acelerador y q la ponen justo debajo de freno tal q con la punta frenas y con tacon aceleras sin tener q hacer contorsiones con el pie para hacer un punta-tacon de toda la vida. la peña q esta muy loca

Enlace permanente al comentario
escargot

Si ya me cuesta entender lo que dicen los demás porque nunca he llevado un coche automático, tal y como está escrito este comentario… buff.

Enlace permanente al comentario
davidgn

mira aki estoy respondiendo a una pregunta de un usuario no estoy hablando de como cojer un coche automatico…

lo 2º es q un automatico es lo mas simple del mundo si no sabes conducir un automatico sinceramente no estas ni pa cojer un coche.

1º arrancas, pones la palanca del cambio en D, y listo a conducir. si usas cajas antiguas en las q hace falta un cambio muy corto o q retenga mucho el coche lo pones en 1 o el 2, para ir pa tras la R y cuando dejes el coche estacionado la P. no es por faltar a nadien pero un coche automatico lo puede llevar tranquilamente un niño de 10-12 años(fui yo en un poligono cerca de mi casa),en una tarde m qde conduciendo q no circular para eso hay q estudiar y aprender mas cosas,.. y no soi un alonso ni nada por el estilo…

Enlace permanente al comentario
escargot

Si lees con atención mi comentario verás que me refería a que me costaba bastante leerlo. Hay que tener cuidado porque nuestra forma de escribir es nuestra carta de presentación en Internet y, si no la cuidamos, damos al traste con todo lo demás. 

Enlace permanente al comentario
s63aut

Pese a que conozco bien las diferencias entre unas modalidades y otras de automáticos, precisamente me quedan dudas en el más común de ellos, el automático convencional con convertidor de par (que es el que tienen mis dos coches); puedo entender bien que no haya salto entre marchas en los tipo DSG ni en los CVT, pero no acaba de quedarme claro por qué no se nota el salto de una marcha a otra en los cambios automáticos convencionales, ya que tienen relaciones escalonadas y, pese a que el convertidor de par filtra las posibles brusquedades, el hecho es que en ningún momento deja de empujar.

Generalmente no se nota tirón alguno cuando cambia de relación, sólo he notado ligeros tirones cuando, en el menos potente de los dos que tengo (que sólo tiene cuatro relaciones), acelero a fondo y cambia a muchas revoluciones, en ese caso mantiene una marcha corta y luego se nota un poco el ligero tirón del cambio (sin dejar de empujar), pero eso no lo he notado nunca en el más potente (que tiene cinco relaciones y cuesta más de exprimir) ni tampoco en conducción normal (aunque sea rápida) en el de cuatro relaciones.

Por cierto, los de doble embrague creo que van mucho más allá de ser cambios manuales robotizados, yo diría que son automáticos “auténticos”, pero hechos con otra filosofía, aunque claro, eso es tremendamente discutible, pues incluso en un manual robotizado puro y duro alguien puede alegar que, como permite ir siempre en modo automático, también es automático, pero creo que ya entendéis lo que quiero decir.

Enlace permanente al comentario
dvaidgn

no e nota por q se hace con suavidad, es como cuando vas cuesta bajo y le vas metiendo cambios al coche de manera suave, los q van al lado ni lo notaran.

Enlace permanente al comentario
51871

Hace un par de años tuve que alquilar un coche en el aeropuerto de Frankfurt y solo quedaba un smart automático. Al principio lo pasé mal, de hecho no sabía cómo sacarlo de allí. Para más inri el motor se paraba cada vez que te parabas en un semáforo y se arrancaba al pisar de nuevo el freno. La sensación de tener que controlar tu pie izquierdo para evitar una clavada, más la idea de que al arrancar y parar el motor tantas veces en un trayecto urbano te podía hacer quedar sin batería, más la realidad de circular por carreteras desconocidas me hizo la experiencia un poco traumática. Ahora bien, ya que no nos matamos en ese viaje y como iba acompañado de un amigo que tampoco nunca antes había conducido un automático, al final nos reímos bastante de la aventura.

Enlace permanente al comentario
51915

Hola

Yo he conducido por Estados Unidos durante años un Ford Mustang de los actuales.
Lleva cambio automático.
Genralmente circulaba en D, aunque reducía a 3 o a 2 en bajadas de montañas, etc.
Hace poco me dijeron que en un automático JAMÁS se debe tocar la palanca cuando se está en marcha!!
Es eso cierto?

A mí nunca me ha pasado nada por cambiar en plena marcha !!

Gracias

Enlace permanente al comentario
52104

Estoy entre un Alteaxl DSG y un verso multidrive,ambos a gasolina,cual m aconsejais,hablan muy bien del DSG de seat,k m podeis decir de cada uno,vosotros k hariais si fuera para vosotros,es muy disparado el consumo del automatico,o es igual k el manuel pero con un pelin + d consumo,gracias

Enlace permanente al comentario
escargot

Que yo sepa, el hecho de que un coche sea automático no hace que gaste más. Más bien al revés si es el que elige las marchas, por lo que tengo entendido. Elegir la marcha adecuada es una técnica de conducción eficiente.

A ver si alguien que sepa más que yo de esto puede aportar más información.

Enlace permanente al comentario
Javiff1

Pues a mí me parece una tontería ese “misticismo” que hay con que con los automáticos no se pueda frenar con el izquierdo… yo tengo un automático y freno con el izquierdo, y cuando cojo un manual y vuelvo al automático no tengo ningún problema. De hecho, si tienes dos pies y dos pedales, ¿por qué vas a no utilizar uno de tus pies? es mucho más seguro, si vas por una calle acelerando y se te cruza una persona el pie izquierdo ya está cerca o encima del pedal, por lo que se pierde menos tiempo.

Además, los pilotos profesionales frenan con el izquierdo (veáse F1, por ejemplo).

Lo que no entiendo es que en EEUU obliguen al sacarse el carnet a frenar con el derecho, aprendiendo ellos a conducir con automático…

Enlace permanente al comentario
XtremWize

Lo jodido es cuando llevas varios años conduciendo un automático y te has acostumbrado a él, volver a conducir un “manual” y se te cala continuamente porque te olvidas que tiene embrague…

Enlace permanente al comentario
Sergio fuentes

primera vez que tengo un automatico y no me costo nada adaptarme, mi consulta es cuando para en un semaforo coloco N o aguanto el auto frenanddo, ya que el mecanico me dijo que mantuviera D y freno y he leido que no es aconsejable poner Neutro, cual es valedera el articulo este dice que prefiere Neutro en paradas mas largas y freno y D en paradas cortas

Enlace permanente al comentario
Aurelio

Desde el de septiembre del 2013 conducto un 407 automático después demás de 50 años de conducción, a decir verdad estoy contento y me he acostumbrado muy pronto, lo que de verdad no me acostumbraré es de tanta ternologia y,de tantos testigos, sobre todo lo caro que el mantenimiento, revisiones ,averías ha estas las tengo PANICO. Un saludo

Enlace permanente al comentario
jesus cheche

cual es la funcion del over drive?? y en que situaciones es recomendable usar?? por favor si alguien puede aportar algo. gracias

Enlace permanente al comentario
Ricardo

Gracias por el aporte, pero en mi SUV Tiggo Black viene señalizado N,R E y + y -, sabes algo mas sobre este tipo de cajas automatizada? gracias

Enlace permanente al comentario
emilio castro

TENGO UN HYUNDAI SANTA FE AUTOMATICO OCURRE QUE SE TRABA

LA PALANCA DE CAMBIO NO LA PUEDO PASAR A PARKING QUEDA SOLO EN NEUTRO I DIRECTA IMPOSIBLE SACARLA A REVERSA O
PARKING TAMPOCO PUEDO SACAR LA LLAVE A TENGO QUE ESPERAR
UN RATO
Y LO LOGRO PERO CADA VES TENGO QUE ESPERAR MAS

QUISIERA QUE ALGUIEN ME INFORMARA ANTES DE LLEVARLO AL
SRVICIO TECNICO

AGRADECIDO EMILIO

Enlace permanente al comentario
Lucero

Muy buen articulo, precisamente estoy a punto de comprar un coche automático y he resuelto muchas de mis dudas leyendo esto, ademas de los buenos comentarios de los usuarios.

Enlace permanente al comentario
jose

lo recomendable es manejar en D por que se ahorra gasolina,cambiarle a 1,2 o 3 ya lo haces complicado y si no sabes puedes dañar tu transmision.

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario