Cómo sacarse el carnet (y 5): Examen práctico

Vista del conductor desde atrás, como te ve el examinador

Llegamos al final de nuestro tedioso camino, el momento de poner a prueba todo lo que hemos aprendido y practicado ante un examinador.

No descubro nada al decir que uno de los mayores miedos y quejas a la hora de llegar al examen es que la decisión final dependa de una tercera persona; al contrario del examen teórico que se basa en unas reglas objetivas. Todos hemos oído historias de examinadores que proponen recorridos extremadamente complicados, o bien que evalúan de forma ilógica.

No obstante, la experiencia que he ido recopilando en este último año, tanto la directa (que es más bien reducida por que sólo fui a un examen), como sobre todo la que he recogido de la mano de los profesores de autoescuela (tanto el mío como los que he conocido en la red) indica todo lo contrario. El examinador no es más que un notario que se limita a certificar lo que ve. Se limita a observar el desarrollo del examen y a anotar todo aquello que no se ciñe a las normas.

La evaluación del examinador siempre responderá a la ley, que distingue tres tipos de faltas: leves, deficientes y eliminatorias. Tras el cambio normativo de 2009, se permiten tres faltas leves, o bien una leve y una deficiente. Si no superamos estos límites, seremos aptos. En cambio, suspenderemos si cometemos cuatro faltas leves, dos leves más una deficiente, dos deficientes o una eliminatoria. Por supuesto, cualquier situación de peligro para nosotros mismos o cualquier otro usuario de la vía representa una falta eliminatoria y suspenso directo: saltarse un stop, no mirar correctamente en una intersección, no detenerse ante un peatón en un paso de cebra, etc.

Volante

Desde luego, como también son humanos, el criterio puede variar un poco de uno a otro. Un examinador puede acusarnos de obstaculizar el tráfico si desaprovechamos un par de oportunidades de entrar a una rotonda. Mientras que otro puede tener un poco más de paciencia. Es inevitable. Pero lo cierto es que, excepto en casos extremos, la mayoría de suspensos o aprobados no se deciden por esos detalles. Saltarse un stop es un hecho bastante objetivo, ¿verdad?

En cualquier caso, el criterio del examinador es algo que no depende de nosotros, así que es absurdo preocuparse por él. Si nos centramos en hacerlo lo mejor posible, tanto dará si el examinador es severo o no. Al final, muchos se guiarán más por la sensación general de seguridad.

El examinador se sentará atrás. A nuestra derecha continuaremos teniendo el mismo profesor de siempre, que se responsabilizará de asegurar la seguridad del trayecto (naturalmente, como no tenemos carnet aún, él o ella será a efectos legales considerado el conductor). No obstante, no nos podrá ayudar en nada. Si el examinador detecta una intervención del profesor, ya sea accionando el doble mando (que tiene un chivato acústico para evitar trampas), o bien haciendo cualquier seña o indicación verbal, el alumno suspende directamente. Eso sí, si se considera que la intervención no era necesaria para la seguridad del vehículo, el profesor se meterá en un buen lío, así que para ellos también representa un momento de bastante tensión.

Nervios ante el examen

El principal enemigo en un examen de este tipo, donde se evalúa en tiempo real (y no entregando un escrito que siempre se puede corregir) es uno mismo: los nervios. En este sentido, es esencial no sucumbir a la presión de sentirse observado. Muchas veces he escuchado a otros alumnos comentar que han suspendido por culpa de algún error que nunca habían cometido en prácticas. Incluso, recuerdo una chica que sufrió un calado justo después de empezar por culpa que le temblaba el pie en el embrague.

Poco puedo decir para ayudar a mitigar los nervios en el examen. Cada cual se conoce a si mismo y sabe como responde en estas situaciones. La vida nos pone en muchas situaciones críticas con las que tenemos que aprender a lidiar: exámenes académicos, entrevistas de trabajo, la primera cita con una persona a la que quieres, y un largo etcétera. El examen de conducir no es más que otro momento donde, si controlamos los nervios, todo irá mejor. Yoga, respirar profundo, cantar una canción, repetir un mantra… cada cual sabremos lo que mejor nos viene.

En definitiva, hay que conseguir demostrar lo que se sabe. Si hemos subido al examen estando de acuerdo con el profesor, significa que él (un profesional) piensa que estamos de sobra preparados. Así que siendo uno mismo será suficiente.

Durante el examen, el examinador irá indicando la ruta. Hay que seguir sus indicaciones de la forma más precisa posible, pero nunca ciegamente. No será poco habitual que nos pida girar a la derecha poco antes de un cruce donde no está permitido. Parece de pero-grullo, pero debemos asegurarnos que cualquier maniobra que vamos a realizar es legal y segura. En nuestro ejemplo, debemos esperar al siguiente cruce donde esté permitido. Y en caso de duda, seguir adelante. Salvo que me contradigan los expertos, equivocarse una vez de ruta no se considera una falta (si ocurre repetidamente, pueden sancionarse la falta de seguridad, o una deficiencia observando las señales).

Esperemos que esto no ocurra en el examen

Como en cualquier evaluación, no sólo se trata de dominar bien el coche, sino de demostrarlo. El examinador no debe notar nunca una falta de seguridad en nuestras acciones. Al salir de una detención (un stop, un ceda, una rotonda, lo que sea), una vez nos hemos cerciorado que podemos avanzar, debemos procurar hacerlo con presteza, no lentamente. Salir a paso de tortuga puede hacer pensar al examinador que no hemos mirado bien, y por eso dudamos si salir. Y si en un stop no se vemos correctamente, hacemos lo que nos han enseñado: doble parada donde podamos ver con seguridad, y volver a mirar a lado y lado.

Siguiendo en este sentido, debemos dejar muy claro al examinador que observamos el tráfico a nuestro al rededor. Él o ella estará sentado detrás nuestro, así que no verá bien nuestros ojos. Para que esté seguro de que estamos mirando, es aconsejable mover el cuello. Un movimiento de nuestra cabeza nunca le pasará inadvertido. Incluso para mirar los retrovisores, que, por cierto, es recomendable mirar de vez en cuando incluso cuando no tenemos que realizar una maniobra.

Además, por su situación normalmente a la derecha del vehículo, podrá observar la distancia lateral, por lo que es conveniente no asustarlo pasando cerca de cualquier obstáculo por ese lado.

Y si nos equivocamos, no seamos duros con nosotros mismos. Nosotros no nos autoevaluamos, para eso hay un funcionario en el asiento trasero. A lo mejor, no ha visto ese error, o no lo ha considerado demasiado grave. Si nos ponemos nerviosos por algo que ha pasado, podríamos estar tirando el examen sin necesidad. Y si ha visto el error, pero ve que nos rehacemos, incluso es posible que cambie de opinión al tener una opinión general favorable. Si no es así, por lo menos habrás podido vivir un examen completo y te servirá como experiencia para la próxima vez.

En definitiva, hay que procurar hacerlo tan bien como somos capaces de hacerlo. Así que utiliza tu autoestima, sube a ese coche y demuestra de lo que eres capaz. Si lo haces, por fin, ¡por fin!, bienvenido al club. La próxima vez que toques un volante, lo harás en plena responsabilidad, sin un doble mando: un examen diario de otro tipo, al que no hay que tenerle miedo, pero si mucho respeto.

Foto | Viernest, Creo que soy yo, stuartpilbrow, Paround (bajo GNU),

  • 51538

    Hay cosas que sencillamente no deberíamos permitir. Cuando vemos que se comente una injusticia creo que tenemos la obligación moral de denunciarlo.

    Por desgracia esta historia me llega de oídas con la certeza de que no se va a “hacer nada”. Al menos me quedaré agusto y contaré lo que a mí me han contado.

    Y no es algo nuevo, pero siempre conviene recordar, porque las consecuencias una vez se analiza, son preocupantes.

    Me refiero a las presuntas mafias de examinadores de autoescuelas.

    La historia fue más o menos así. Un persona se examina del carné por tercera vez… con todo el gasto que eso implica. Hace el examen muy bien pero le suspenden ¿motivo? Estar más tiempo del “adecuado” haciendo un stop. Esto es cuando menos extraño y cuestionable, pero bueno… como yo no estaba delante no sé “cuánto fue el tiempo de sobra“. Pero sí que me quedó la sensación de que en realidad no estaba justificado, al menos a juicio del examinado (cuya opinión parcial es cuestionable).

    Pero la cosa sigue, pues no sólo no le pareció bien a la persona perjudicada, sino que el propio profesor fue a comentar al examinador sobre este tema diciendo que no le parecía que aquella “espera” de más en el STOP justificase un nuevo suspenso. La respuesta del examinador no puede ser más profundamente desagradable: “Tenía motivos para suspenderle y ya está, y si sigues incordiandome con este tema es posible que la próxima vez acabe suspendiendo de nuevo…”

    El profesor de autoescuela, sin querer perjudicar a su alumno decide dejar el tema y marcharse. Luego se lo cuenta al alumno que lógicamente comenta la historia entre sus conocidos.

    Pero ¿qué es esto? ¿Una mafia? ¿Cómo se llama a alguien que amenaza con suspender incluso sin existir un motivo para el suspenso? ¿Qué indica una reacción así por parte de un examinador? ¿Por que el profesor no denuncia la actitud de ese individuo?

    Algo así es denunciable y exige que alguien actúe. Si existen indicios de examinadores de autoescuela corruptos, ¿porqué no se empieza a denunciar de una vez ciertas actitudes? ¿Qué tal ir con una grabadora y grabarles diciendo semejantes burradas y luego colgarlo con nombres y apellidos en Youtube?

    En la autoescuelas se maneja mucho dinero y da la sensación de que alguien nos está estafando siempre. Esos suspensos sin justificación, obligación de tomar “clases” antes de realizar nuevos exámenes, suspensos y más suspensos, deficiente formación, pagar y pagar más y más dinero… indican que algo oscuro se cuece pero se consiente. Porque si no pasas por el aro de pagar mucho más de lo necesario, te condenan a vagar por autoescuelas sin fin.

    Mucha gente necesita el coche para trabajar o acceder a un mejor trabajo. Mucha gente necesita conducir coche no por capricho y parece que existe una panda de sinvergüenzas que juega con esa necesidad para ¿enriquecerse tal vez?

    Es hora de que en este país reaccionemos y digamos no a estos atropellos. ¿O es que nos da igual que nos timen y se nos rían a la cara?

    ______________________________

    baja coche dgt Gestionamos gratuitamente la recogida al desguaces y la baja definitiva de su vehiculo en la DGT en Valencia

    • 52204

      Tienes mucha razón, hay que reclamar y denunciar esta situación. A mí me suspendieron injustamente, pues demostré pericia al volante. Aquí expongo mi caso y como RECLAMAR EL APTO si suspendeís el examen práctico de conducir: http://pixishot.blogspot.com.es/2012/12/reclamar-e

      Es una situación que nos perjudica a todos, y com obien dijo el compañero, la gente la consiente.

      Todos mis amigos me dicen que no me ponga de malas, que sino me suspenderán por caerle mal al examinador y a mi profe de la autoescuela (Autoescuela Herreros en Montcada i Reixac). Es decir este mundo se mueve por el AZAR y como le caigas a la gente? No por la pericia mostrada al volante?

      Este viernes subo por segunda vez, y evitaré cometer el ingenuo error de creer que una mala vosualización (exagerada por el examinador) no es para tanto. Ya que lleva consigo el suspenso aunque sea inmerecido.

      Lo que me paso a mi fue que encima el examinador admitió que había conducido bien, pero que a partir de ese STOP (según él saltarse el STOP es igual a mala visualización pese hacer 2 STOPS). Ser muy prudente o ser imprudente? Esa es la cuestión.

      Por si os pasa y sois de Barcelona. Yo me examiné en Granollers, Zona 6 y mi examinador (que recibirá mi queja, que esta en trámite) lleva el número 22, por si os toca el mismo desgraciado que a mí.

      No dan nombres solo números, para evitar su linchamiento.

      Un abrazo y saludos a todos! RECLAMAR ES HACER JUSTÍCIA.

  • 52060

    hola a todos. estoy harta ya…del profesor en primer lugar, y luego el resto……. pase 3 veces el examen de practica,y sin aprobar. estoy programada pa el proximo….resulta que cada vez que no aprobo un examen el profesor dice mas clase mas clase y nunca no se acaba esto….esto es un negocio ya pa todos ellos…………….

  • Hola , soy nuevo , aver dentro de 8 dias subo ha examinarme de practico espero que apruebe , pero como decis vosotros ire con cuidado y yo tmb soy de barcelona.
    cuando suba ya os contare y intentare ir tranquilo y relajao que alos jovenes nos tienen aparte entre zeja . bueno eso lo que dice el libro , pero ami aunque siente mal ahora para mi que son los mayores jaja que he visto cada uno. . . que no me an atropellao de milagro , grazias adios estoy vivo jaja , bueno aver como va el examen y os comento.

  • alberto

    Veréis el otro día me examine de tráiler y en cuestión es que cometí 3 faltas leves y me ha suspendido la deficiente no esta por ningún lado , mi pregunta es donde se puede recurrir por que es algo injusto lo que me hizo

    • Jaume

      Alberto, te copia-pego lo que me dice el experto en normativa y examenes de Circula seguro:

      En efecto, se suspende con cuatro leves (no tres). Ver página 111 para ese detalle (para todo lo demás, hay que bucear un poco buscando las maniobras que corresponden a los permisos C+E):

      http://www.dgt.es/was6/portal/contenidos/documentos/normas_legislacion/reglamento_trafico/reglamento_trafico144.pdf

      La reclamación, sin embargo, hay que hacerla al momento con el acta en la mano, que para eso está allí el examinador; y más cuando es examen en pista, que está el jefe de examinadores ahí al lado por si hay que mirar algo en especial.

  • katy

    tengo una pregunta si hice el examente teorico de conduccion a mitad de marzo y aun no he hecho el practico significa que para tener la licencia debere pagar y presentar de nuevo el teorico?

    porfa si alguien sabe me ayudaria saber a mi tambien es q no tengo tiempo de ir a preguntar alla mismo porq en el horario q atienden yo trabajo y cuando tengo un tiempo libre esta cerrado.

    chaito

  • Leila

    Mi profesor es muy borde, siempre me chilla y me trata fatal y lo peor de todo es que me hace sentir como una inutil. Incluso creo que le alegraria que tirase la toalla. El jueves despues de un monton de practicas hice el examen y suspendi, lo peor de todo es que creo que con este profesor nunca aprobare.

  • oscar martinez abad

    Si te pasa eso pide que te pongan un supervisor.
    En mi ciudad ay una examinadora que te suspende xk le da la gana.
    A mi me suspendió por estar demasiado tiempo en un stop y a la siguiente x estar poco tiempo en el mismo stop y a la tercera vez que me entere que me tocó ella pedí la supervision de otro examinador y lo más gracioso es que ya tenía el carné de moto de 125 y el de coche y al sacar el de moto de 220 me decía que lo hacía mal y el otro decía que lo hacía bien.
    Y mi pregunta es, que broma es esta.
    Lo bueno que a esa examinadora ya no jode a nadie más, la han echado de examinadora