Cómo regular la posición de conducción: reposacabezas, espejos y cinturón de seguridad

reposacabezas

El primer paso en la posición de conducción es el reglaje del asiento para ubicar nuestro cuerpo dentro del vehículo. Si lo hacemos bien desde un principio, es decir, antes de arrancar el automóvil, comprobando nuestra posición y distancia con respecto a los mandos y dispositivos del vehículo nos resultará más fácil realizar las maniobras que requiere la conducción.

Después, la posición correcta, a motor parado, en el asiento del conductor nos servirá para simular ir al volante y así poder regular sin prisas, el reposacabezas, espejos retrovisores y por último el cinturón de seguridad. Pues bien, la regulación de estos elementos servirán para que los dispositivos de seguridad pasiva del vehículo, en el caso de que sean necesarios, cumplan eficazmente su función. Una práctica que muchas veces olvidamos y que, hoy, siguiendo con las comprobaciones previas a la conducción, pasamos a recordarlas.

El ajuste del reposacabezas

headrest por SwedishCarina

Una vez regulada la postura adecuada en altura y distancia sobre los mandos del vehículo pasamos al ajuste del reposacabezas. Un elemento de seguridad pasiva que cumplirá su función si se encuentra revisado, regulado y bien colocado ya que, en caso de no ser así, podría agravar las lesiones motivadas por el latigazo cervical. Por tal motivo, tenemos que tener claro que el reposacabezas no es un elemento de confort sino de seguridad. De ahí, la importancia de evitar las posturas incorrectas involuntarias incluso cuando vamos de acompañantes y nos vence el sueño, por ejemplo, donde nos puede sorprender cualquier maniobra brusca y causar serias lesiones.

Los avances en cuanto seguridad del automóvil han permitido diseñar el reposacabezas activo, más moderno, controlado electrónicamente que lleva incorporado un mecanismo de unión conectado al asiento basado en muelles para compensar el desplazamiento del cuerpo dentro del asiento e impedir o reducir el movimiento de la cabeza hacia atrás y evitar lesiones cervicales por el efecto rebote tras sufrir un alcance. Tanto, unos (los convencionales) como éstos últimos requieren una manipulación manual para fijarlos a nuestra postura y no tiene que darnos pereza en bajarnos del vehículo, si es necesario, para evitar así esfuerzos incómodos y ajustarlos a nuestra posición de conducción.

Según varios fabricantes de coches la altura correcta se consigue cuando la parte superior de la cabeza queda al mismo nivel que el reposacabezas y con una separación o distancia entre la parte acolchada del reposacabezas y la cabeza de cinco centímetros como máximo. No obstante, es conveniente subir el reposacabezas un punto más en la cremallera que lleva para que nos proteja tanto durante la embestida como en cualquier rebote que podamos experimentar debido al desplazamiento hacia atrás y hacia arriba, en algunos casos.

El ajuste de los retrovisores

retrovisores

Los retrovisores regulables que tiene un turismo son el interior y los dos exteriores y pueden ajustarse tanto de forma manual como electrónicamente. Lo primero, deberemos tenerlos limpios. En días de sol, sobre todo al atardecer, un exceso de suciedad puede hacer que no veamos nada por ellos. Luego, deberemos regularlos correctamente, a motor parado y antes de ponernos el cinturón de seguridad por si es necesario manipularlo o incluso bajarnos del vehículo, si es necesario, en un lugar recto, llano y despejado en el que podamos comprobar nuestro campo de visión y libre de obstáculos en la bandeja posterior o parte posterior de nuestro vehículo.

Desde la posición de conducción, después de regular el asiento y el reposacabezas, colocaremos el espejo central de forma que, sin entorpecer lo que vemos por delante, tengamos una visión perfecta de todo lo que acontece por detrás y a través de la luna trasera. Como referencia podemos tomar la altura de nuestros ojos que tienen que estar a la mitad del parabrisas, asegurándonos de que con la ayuda de los retrovisores exteriores vemos la circulación que nos sigue y en el horizonte las marcas viales de la carretera.

El ajuste de los retrovisores se consigue poco a poco desplazando el espejo hasta que dejemos de ver la carrocería y sin tener que girar la cabeza. No obstante, como refuerzo a la visión y ante un desplazamiento lateral, debemos girar la cabeza entre 45º y 90º con respecto a nuestro frente y siempre con la brevedad que requiera la situación para evitar los espacios que no vemos a través de los espejos y así descartar la posibilidad de colisión o atropello.

Por último, debemos comprobar constantemente el retrovisor central para saber si se aproxima otro vehículo que circula más rápido y así evitar que nos sorprenda un adelantamiento. Y en cuanto a los espejos exteriores tenemos que tener en cuenta que debido a su forma harán que percibamos los objetos más lejos de lo que en verdad se encuentran, por lo que debemos tener mucho cuidado y acostumbrarnos a hacer esta corrección de forma automática. Por ejemplo, podemos tomar la longitud del vehículo que nos sigue en relación a la línea longitudinal discontinua divisoria de carriles para saber su distancia aproximada.

El ajuste del cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad es el dispositivo más importante dentro de la seguridad pasiva del vehículo y no queremos pasar por alto, ya no sólo su uso obligatorio sino además, la forma correcta de utilizarse para conseguir la máxima protección dentro de nuestro vehículo. Además, la posición de conducción sin llevar y utilizar correctamente el cinturón de seguridad sería incompleta.

Safety por bennylin0724

Para ello, en primer lugar, regularemos la cinta y anclaje superior del cinturón a nuestra altura cumpliendo con las instrucciones del dispositivo, que vienen en el libro del vehículo, para los casos que tenga que ser manipulado; y por otro lado, pensando en nuestra seguridad es preferible llevar una prenda ajustada a nuestro cuerpo para evitar holguras y mayor desplazamiento de la cinta sin sujeción.

La tarea de abrocharse el cinturón es muy simple pero requiere unos apuntes para no restar eficacia al cinturón de seguridad. Lo primero es que en el recorrido de la cinta de su posición de reposo hasta el anclaje en el lateral del asiento, en su carrera, debe quedar libre de dobleces y totalmente tensa tras reposar la cinta en nuestro cuerpo. Si vemos que dicha cinta está completamente estirada y nos impide destensarla o desplazarla en el caso de realizar un tirón brusco y fuerte hacia nuestro frente, será la prueba de que cumplirá su función.

En definitiva, se trata de unas comprobaciones previas antes de comenzar el viaje. El ajuste y regulación de todos los dispositivos que hemos comentado también afectan a los acompañantes y no sólo es conveniente que sigan las mismas instrucciones sino que además pueden ayudar al conductor a llevarlas a cabo. Si el conductor trasmite seguridad, también trasmite a los demás confianza y responsabilidad al volante.

Y será durante la conducción…, el uso y manejo del volante.

Foto | SwedishCarina, jessicafm, bennylin0724

En Circula Seguro | Cómo regular la posición de conducción: el asiento, ¿Qué es el reposacabezas activo?, ¿Qué es el cinturón de seguridad?

  • Elisa

    Sobre el punto: ‘El ajuste de los retrovisores se consigue poco a poco desplazando el espejo hasta que dejemos de ver la carrocería’ hay autores que recomiendan dejar que se vea un poco de carrocería, lo cual va bien para calcular distancias. Yo de hecho lo llevo así (viendo un poco de mi coche), realmente me va mejor. Saludos!

    • Capreolus

      Puede entenderse que ese poco de carrocería pueden ser las manillas del coche como bien dice ruben01, aunque siempre he discrepado este punto en uno de los retrovisores pues si en su conjunto, es decir, si conoces el vehículo, la regulación del espejo interior centrado te permite ver los cuatro ángulos de la luneta trasera y la mitad de carretera y cielo en los exteriores no te hace falta ver ninguna referencia del vehículo. Ahora, entiendo que durante las prácticas se aplique para familiarizarse con el vehículo y tomar la primeras referencias

  • ruben01

    yo les digo a mis alumnos que vean las manetas de las puertas como referencia , que seria ese poco de carrocería que comenta Elisa

    saludos

    • Capreolus

      Cada maestrillo tiene su librillo 😉

    • fatima

      mira ruben se ve que te deicas al aprendizaje en micaso ya llevo encima 53 clases el profesor de mi autoescuela se dedica a satirearme hasta tal punto que siempre me decia que no se lo contara a la directora que le echaba no me ha enseñado aparcar eh sentido miedo con este su dicho profesor este jueves me queria quitar el examen para irme de autoescuela el diia 25 2013 me examino primero este personaje me decia vas a suspender ahora tengo que renovar pero no se que hacer si cambiarme de autoescuela pero me comentan que luego a la hora de examen cuenta cuando tuve el examen me puse super nerviosa por que nada mas empezar voy a salir y me toca los pedales el examinador me deja continuar y ya que decirte no se puede pedir a un examinador que valla alante si no me voy de madrid gracias

  • escargot

    ¿Qué podemos hacer los que nos movemos al volante más que una anguila? Empiezo con el retrovisor central mostrando el cristal trasero, bien… pero al cabo de un rato enfoca más hacia arriba o hacia abajo porque no paro, estoy más lejos o más cerca… no sé, no parar de moverme es consustancial a mí.

    En cuanto a la de cosas que tienes que hacer cuando te metes en el coche de otra persona pido a todos los conductores que sean más considerados con sus pasajeros y les den tiempo a colocarse. En mi rueda de este año esto funciona de maravilla, hasta que no estamos todos no se arranca… pero el año pasado lo habitual era pensar a cada arranque que me iba a quedar sin manos por tenerlas regulando el reposacabezas, esa tonterieta de la que entraba a esta página.

    En cuanto a los retrovisores, Capreolus, querrás decir que se ve todo más lejos de lo que realmente está, ¿no?

    • Capreolus

      Perdona por no contestarte antes, tienes razón, al mirar por el retrovisor exterior se ve como más lejos. Buen apunte.

      • escargot

        En algunos coches graban una advertencia en los propios retrovisores, así me enteré. 🙂

  • s63aut

    Con los retrovisores debemos ver algo de la carrocería del coche, ni mucho, porque disminuimos la visión por ellos, ni demasiado poco, ya que los tendríamos orientados hacia un lugar que no es el que nos interesa; si se deben ver la manetas o algo más, creo que al final acabamos encontrando el punto en el que nos son más útiles, se puede probar con un poco más o un poco menos, sobre todo en coches nuevos que no tenemos muy por mano, al final acabaremos encontrando el equilibrio justo.

    En cuanto a cinturones, mis dos S40 son de regulación automática, no sé si puedo fiarme de dónde me quedan, la verdad es que no me noto incómodo y aproximadamente los pondría donde están (se pueden ajustar manualmente si se desea).

    Resulta interesante que los reposacabezas delanteros de Volvo sirvan para todas las alturas, parece que no pueda ser, pero sí, a veces me fijo cuando sube alguien más alto o más bajo de la media, y la protección sigue siendo adecuada, si a eso añadimos que generalmente dan unos resultados excelentes en las pruebas de eficiencia de reposacabezas, deberíamos felicitar a Volvo por haberlos diseñado tan acertadamente.