Cómo realizar una notificación de transmisión o venta de un vehículo

Desguace

Hace un par de semanas Vicente se puso en contacto con nosotros por un problema que tiene con su vehículo. Sufrió un accidente y la reparación ascendía demasiado por lo que decidió llevarlo al desguace. El dueño de este le comentó que igual le interesaba quedárselo por lo que quedaron en cambiar el nombre por si en un futuro lo reparaba.

No lo hicieron inmediatamente y cada vez que intentaba ponerse en contacto con él, le daba excusas y largas. El problema vino cuando le empezaron a llegar recibos del Impuesto de Circulación del vehículo. Ahora el desguace ha cerrado y se encuentra sin la posibilidad de dar de baja el vehículo. Veamos que podemos hacer en este caso.

¿Cuál hubiese sido la actitud correcta ante una situación parecida? Haber realizado una notificación de transmisión o venta de vehículo ante la DGT. De esta forma, quedamos exentos de cualquier responsabilidad respecto al coche como recibos, multas o ITV por ejemplo una vez que el vehículo ya no nos pertenece y el nuevo propietario no ha ejercido su derecho al cambio de titularidad.

Para ello tan solo hay que presentar el correspondiente impreso en la Jefatura de Tráfico de la provincia del domicilio del interesado o en la de matriculación del vehículo y abonar las pertinentes tasas, que son actualmente de ocho euros.

Como documentación a aportar que nos pedirán será la siguiente: DNI de la persona que desea realizar la notificación de transmisión (es decir, el antiguo propietario), un documento acreditativo de la transmisión como por ejemplo el contrato de compraventa y el permiso de circulación del vehículo.

De esta forma el vehículo quedará registrado en la DGT como que no nos pertenece y cuando el nuevo dueño cambie la titularidad del vehículo, todos aquellos recibos que se hayan generado después de la notificación de transmisión tendrán que ser abonados por él. Eso sí, para que podamos hacer este trámite, debemos tenerlo libre de cargas (ni recibos impagados ni multas).

Para el caso concreto que nos ocupa nos encontramos con un problema: según hemos podido entender, ni dispone de contrato de compraventa ya que el acuerdo fue verbal ni la documentación del vehículo.

Aquí en concreto habría que tramitar una baja definitiva del vehículo. Para ello, habría que dirigirse a la Jefatura Provincial de Tráfico y solicitarla, aportando para ello si sigue siendo el titular todos los datos que le unen al vehículo como recibos, impuesto de circulación, certificado del accidente, etc.

En el siguiente enlace, se puede ver la documentación necesaria para notificar la transmisión o venta del vehículo.

Más información | DGT
Foto | Zorankovacevic

  • ccalleh

    Ya pues, en mi experiencia personal, la baja definitiva del vehículo no la va a poder realizar, ya que estas ahora sólo están permitidas por los desguaces y si el desguace al que lo llevó ya no existe… ¡tiene un problema!
    Eso sí, lo que puede hacer es una baja temporal por “matriculación” en otro país de la comunidad europea. Así ya no tendrá el problema de los recibos de circulación y/o denuncias.

  • escargot

    También puede esperar a que a el coche se dé de baja solo. Misterios como éste a veces ocurren. Nos pasó con el de mi madre.

    Un día nos llegó un aviso para ir a pagar el impuesto municipal del coche y en casa sorprendió bastante porque eso lo pasaban por el banco. Total, que fuimos mi padre y yo en ese mismo coche hasta recaudación a ver qué estaba pasando. Y allí nos llevamos la sorpresa: el coche llevaba, para ellos, tres años de baja. Nadie sabe ni quién ni cómo lo hicieron, pero tuvimos que pagar de golpe los tres años de impuesto y el recargo. No es que no lo hubiéramos querido pagar… es que estaba dado de baja. Alucinante.

    Aquello no tenía ningún sentido porque el coche lo teníamos al día en todo lo demás y de los que había en casa era el que más uso tenía. Es más, les dije que lo tenían ahí fuera aparcado.

    Y lo mejor de todo es que una o dos semanas antes había estado a punto de tener un accidente gordo (un coche que vino en una curva por mi carril, sería que el suyo no le gustaba) y, de haber sobrevivido… a ver cómo explicaba lo del impuesto y que además sin darme cuenta me había dejado toda mi documentación en el curro.

    En fin, a día de hoy no sabemos qué cuernos pasó con el coche pero os aseguro que esto que os he contado es real, no es una inocentada ni nada parecido.

  • capreolus

    Es cierto. Se están dando muchos casos en los que los Ayuntamientos están enviando cartas de pago sobre el impuesto de circulación respecto a vehículos que no están dados de baja. Esto no quiere decir que no estén de baja en la DGT, sino que el impuesto sigue emitiéndose hasta que no se comunique en la administración local y para demostrarlo es suficiente la baja definitiva. También puede ocurrir que se haya cambiado de domicilio y no se hubiese comunicado el nuevo. En definitiva, lo mejor, para salir de dudas es interesarse por dicho impuesto en el ayuntamiento donde esté dado de alta el vehículo, aunque ya no lo tengamos en nuestro poder.

    • escargot

      Esto nos pasó en el 2008. Nos lo pasaban en verano y la sorpresa nos la llevamos en primavera. Es decir, que ahora que lo pienso ya íbamos para el cuarto. Y nos habíamos mudado pero en el 2006. Pero el coche de mi padre, el de mi hermana (actualmente mío) y la moto estaban bien.

      Ya que he comentado lo del cambio de manos de mi coche os cuento que aparte de cambiar de dueña lleva ya dos cambios de domicilio, uno de ellos con cambio de provincia… y hasta ahora ningún problema con los papeles.

  • Jose

    Una pregunta que puede ser un poco tonta, pero es la primera vez que vendo un coche: Me ha parecido entender que para notificar la transmisión del vehículo en Tráfico debo presentar el permiso de circulación, pero si ese documento ya se lo tengo que entregar al comprador previamente en el acto de la compraventa ¿cómo lo hago? ¿vale con que presente en Tráfico una fotocopia?
    Gracias d antemano.

    • Hola José,

      Si la documentación del vehículo la entregas en el momento del contrato del compraventa, la opción es que el trámite lo haga el nuevo propietario. Para ello, solamente hay que rellenar una autorización que permita al nuevo propietario realizar el trámite. Este documento está disponible en la DGT.

      Si pinchas en el enlace del final del artículo, observarás que aparece esta opción en una nota al pie de las instrucciones.

      Sin embargo, como el nuevo propietario tiene que poner el coche a su nombre, este paso no sería necesario siempre y cuanto luego te muestre un documento acreditativo de que efectivamente se ha cambiado la titularidad. Puedes ver cómo se realiza en este enlace:

      http://www.motorpasionmoto.com/industria/como-cambiar-el-titular-de-un-vehiculo