Velocidad, cinturón, alcohol: los vídeos de la DGT que muestran las mismas infracciones de siempre al volante

20130323_aer_dgt_ec355_wescam_04_v1

La conducción es una actividad a la que dedicamos muchos años de nuestra vida, vamos sumando kilómetros y también experiencias. Sin embargo, con el paso del tiempo, automatizamos conductas de forma inconsciente. En tal caso, si durante la conducción aparece algo no vivido u observado, existe la posibilidad de que esas conductas nos sorprendan, incluso, hasta el extremo de convertirnos en infractores o sufrir un incidente. Por otro lado, las nuevas generaciones de conductores necesitan abrirse camino entre su nuevo escenario vial y la tecnología de los vehículos, cada vez más sofisticada.

Pues bien, una mayoría de conductores, experimentados o no, cuando se someten al control y visión policial realizan hechos contrarios a lo que nos dicen las normas de tráfico. Unos datos aportados por la DGT en su última campaña, nos pueden hacer reflexionar. Por tanto, veamos, ¿qué infracciones son las más denunciadas?, y ¿qué podemos hacer para evitarlas?

Primero infracción y después…

moto-dgt

La DGT, cada vez que realiza alguna de sus campañas, saca a la palestra las infracciones o locuras en carretera detectadas por Agentes de la Agrupación de Tráfico, a pie de carretera y desde su helicóptero Pegasus que, a modo de grabación de imágenes, posteriormente, vemos en las noticias:

– …Adelantamientos peligrosos,
– …Mascotas sueltas en el interior del vehículo
– …La utilización del móvil
– …Dar marcha atrás en autovía
– …Leer un libro
– …Sin cinturón
– …Niño sin SRI
– …Circulando a 224 kms/h
– …El cambio de carril o maniobra antirreglamentaria durante la conducción.

Son algunas de esas pequeñas locuras. En total, llevan ya, unas cien conductas motivo de sanción registradas en el Canal oficial en YouTube de la DGT, dentro de la sección: “Locuras al volante”.

No obstante, las denuncias por velocidad, cinturón, drogas, alcohol y deficiencias técnicas del vehículo, según la DGT, son las infracciones más comunes. Todo un repertorio de conductas, salvo las detectadas por deficiencias en vehículos, que justifican esas 30.000 denuncias practicadas por la DGT durante su reciente campaña. Una infracción, independientemente de la gravedad del hecho, vinculada a una legislación sobre seguridad vial y que advierte sobre su sanción, no se puede pasar por alto. Y si no, díganme, ¿para que están las normas de tráfico?

La infracción como antesala del incidente vial

En la secuencia de arriba se observa al coche rojo y a la derecha un vehículo de color oscuro que se aproxima al cruce. En la secuencia de abajo se observa la colisión lateral como consecuencia de no respetar la prioridad de paso el conductor del coche rojo

En la secuencia de arriba se observa al coche rojo y a la derecha un vehículo de color oscuro que se aproxima al cruce. En la secuencia de abajo se observa la colisión lateral como consecuencia de no respetar la prioridad de paso el conductor del coche rojo

Sobre el incumplimiento del uso del cinturón de seguridad y SRI nos cuesta entender que 1.554 personas hayan sido denunciadas por no llevar el cinturón de seguridad mientras viajaban y que otras 63 no llevasen a los menores en su correspondiente sistema de retención infantil (SRI). Cuando de todos es sabido, que los sistemas de retención reducen a la mitad el riesgo de muerte en caso de siniestro vial.

Parafraseando una frase de mi compañero Esteban Viso: educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres para referirse a los infractores y forma de poder controlarles. Por eso, el mejor remedio es la educación, una educación cívica primero y una educación vial después para reducir el número de infracciones.

¿Por qué cometemos infracciones?

infraccion

La responsabilidad a los mandos de cualquier vehículo no sólo se consigue con la experiencia. Hace falta pericia, saber adaptarse y responder de la manera más acertada, durante la conducción, ante cualquier imprevisto. No sólo vale salir del apuro sino también, evitar otro posible incidente. Las carreteras han pasado a convertirse en dueñas de sus propios usuarios y, ahora, tienen que adaptarse a vehículos que dicen ser inteligentes y autónomos. La cuestión radica en que los vehículos siguen siendo manejados por personas y mientras tanto, dependerán del que conduce. En todo caso, dependerá del nivel de riesgo percibido que tengamos, de la evaluación que hagamos sobre lo que nos perjudica y beneficia y, en última instancia, de las decisiones tomadas durante la conducción.

Las infracciones, a las que hace mención la nota de prensa de la DGT, podrían evitarse con sentido común, es decir, con responsabilidad y respetando al resto de usuarios que comparten el mismo espacio. El exceso de velocidad sigue siendo causa de siniestro vial y seguirá siéndolo mientras no se tome conciencia sobre el inadecuado uso del pedal del acelerador. Una mecanismo que, tras ser activado, tiene nombre y apellidos y que, por tanto, será dicha persona la que tenga que dar explicaciones sobre su utilización. No basta ser rápido, ni conviene precipitarse durante nuestro recorrido para llegar antes porque dependemos de otros factores como, por ejemplo, el tipo de vía y resto de usuarios.

Reflexionemos un poco sobre este tema porque, hoy, son hechos sancionables; mañana, pueden ser sucesos no deseados. Dicho de otra manera: algunas de esas locuras al volante dan lugar a conflictos leves y si éstas no son corregidas a tiempo pueden llegar conflictos más graves. Mientras tanto, sirva para garantizar a los que sí cumplen con las normas, que las imágenes captadas por la DGT, sirven de base para la tramitación del correspondiente expediente sancionador.

Vídeo | DGTes
Más información | DGT (Nota de prensa)
En Circula Seguro | Si bajan los accidentes, ¿bajan las infracciones?