Cómo levantar correctamente una moto

Bicicleta

Circulando asiduamente en moto por desgracia llegará un día en el que tengamos la mala suerte que nuestra moto acabe durmiendo sobre un costado. Cuanto más novato seamos y más pesada sea la motocicleta, más posibilidades tendremos. ¿Por qué? Pues por muchas razones, desde una mala maniobra en parado en la que el peso nos acaba venciendo hasta que se nos olvida quitarle el candado pasando por un accidente o que otro vehículo nos la tire estando aparcada.

Lo peor de todo esto, además de los daños materiales que siempre sufre, es que hay que volver a ponerla en pie y en algunos casos es una tarea verdaderamente difícil, que empeorará cuando más pesada sea la moto y cuanta menos fuerza tengamos nosotros. Pero no hay nada imposible, con la técnica adecuada, cualquiera puede levantar una moto de más de 250 kilos. Hace un par de días, yo mismo puse en pie una que llega a arrojar un peso total de 420 kilos sin demasiado esfuerzo.

Pero en estos casos, es más necesaria la mañana que la fuerza, por ello lo mejor es que veamos el siguiente ejemplo gráfico mediante el correspondiente vídeo.

Lo más importante es tener en cuenta que la moto, como cualquier peso elevado, siempre se levanta haciendo la mayor fuerza con las piernas y no con la espalda. Por eso siempre nunca nos colocaremos de cara a ella sino dándole la espalda y apoyando firmemente las nalgas contra el asiento para así ejercer más fuerza.

Otro detalle a tener en cuenta es la posición de los brazos. Con uno de ellos agarraremos el manillar, que previamente habremos girado hacia el lado que se haya caído la moto para poder hacer palanca con él. El otro brazo lo colocaremos en la parte trasera de la moto pero nunca agarrándonos al asiento sino a cualquier otro lugar que forma parte de la estructura de la moto.

En esta posición solo nos queda balancear la moto para buscar el equilibrio del peso y empujar fuerte con las piernas hacia arriba y con las nalgas contra la moto y veremos como poco a poco la conseguiremos elevar. Una vez que hemos llegado hasta los 45º aproximadamente ya todo es más fácil y a partir de aquí hay que empujar suave, no vayamos a tirarla al otro lado.

Precisamente para que no nos ocurra esto, si la moto se nos ha caído sobre el costado derecho, podemos desplegar la pata de cabra y además meter primera, con lo que bloquearemos las ruedas y en cuanto la levantemos nos quedará apoyada y no nos caerá sobre el otro lateral.

Si por desgracia se cae por el lado izquierdo, tendremos que hacerlo con un poco más de cuidado y cuando casi la tengamos vertical, girarnos para desplegar la pata de cabra.

Así que si alguna vez os encontráis la moto en el suelo, no os pongáis nerviosos. Primero echad un vistazo alrededor si alguien os puede ayudar y si no, recordad estos pequeños consejos.

Foto | Diego3336
En Motorpasión Moto | Vamos a levantar la moto del suelo