¿Cómo han evolucionado los sistemas de seguridad en el coche los últimos 5 años?

Airbag
Si nos planteamos la pregunta con “cuánto” en lugar de “cómo”, podemos decir que los sistemas de seguridad en el coche han evolucionado considerablemente. Pero, con todo, los coches que hace 5 años tenían ABS siguen teniéndolo hoy en día. Sin embargo, en el “cómo han evolucionado los sistemas de seguridad” hay más fondo. ¿Qué coches incorporan los adelantos más modernos? ¿Cómo se reparte, por países y segmentos, el nivel de seguridad a partir de estos sistemas?

Las preguntas son muchas, pero por fortuna podemos ver una imagen global de este tema en el reciente estudio publicado por la Fundación MAPFRE. El objeto de este estudio no es otro que analizar los sistemas de seguridad más comunes en el parque automovilístico y las diferencias entre el equipamiento de seguridad que incorporan los vehículos de categorías inferiores y superiores.

Sistemas de seguridad más comunes o conocidos

A pesar de que haya gente que no conozca alguno de estos sistemas de seguridad, la realidad es que el ABS, el ESP, el TCS (control de tracción) e incluso el EBD (Electronic brakeforce distribution, o reparto de frenada electrónico) son sistemas de seguridad habituales en diferentes segmentos de coches. No tienen por qué ser coches de alta gama, pero sí que depende un poco del país y del segmento el que estén o no equipados.

Lo primero, partamos de una base. La renovación del parque automovilístico es algo que ha contribuido de manera decisiva a disminuir el número de accidentes de tráfico, y a reducir también el alcance de los mismos. Disponer de coches nuevos, con las últimas medidas de seguridad activa y pasiva frente a modelos ya arcaicos que todavía deambulaban por las carreteras de nuestro país, con sistemas obsoletos o que brillan por su ausencia, ha supuesto el Gran paso adelante en España.

Tres superventas de tres segmentos y tres fabricantes distintos se han comparado en cuatro países (Alemania, Francia Reino Unido y España) en cuanto a la equipación de sistemas de seguridad y se ha llegado a conclusiones interesantes:

  • los fabricantes no optan por la especialización y sí por la homogeneidad
  • dependiendo del país (o mejor, el mercado de cada país) se equipan unos sistemas u otros. Por ejemplo en España, Francia y Reino Unido el control de frenada es vestigial, mientras que en Alemania lo montan el 80% de los vehículos
  • cuanto más bajo es el segmento, menor implantación de sistemas como ISOFIX, ESP o TCS. Esto contrasta con el dato de ventas, pues cuanto menor el segmento, más ventas

La seguridad activa (y pasiva, no la olvidemos) es esencial para el bienestar de todos. La seguridad vial no se construye a corto plazo, y por eso promover que los fabricantes de automóviles instalen los mejores sistemas en todos los segmentos y modelos es algo básico. Estudios como este contribuyen en dar a conocer los sistemas de seguridad y cómo influyen en nuestra vida cotidiana. Si queréis ampliar información, a continuación tenéis un enlace al informe completo.

Más información | Seguridad Vial Fundación MAPFRE
Foto | Robert S. Donovan