¿Cómo funciona la garantía de un vehículo?

Garantías de vehículos

Interesante cuestión porque más o menos todo el mundo sabe dos datos sobre la garantía de un vehículo: que si es nuevo tenemos derecho a dos años y si es de segunda mano, ésta se reduce a un año. Pero. ¿sabemos realmente cómo funciona la garantía de un vehículo?

Porque además de unos plazos que el taller debe cumplir, también existen otros que debemos cumplir nosotros en cuanto a plazos. E incluso debemos tener en cuenta detalles durante las reparaciones, como hacernos con la documentación necesaria para poder reclamar en caso de que la avería se vuelva a producir o para demostrar los plazos de ampliación de garantía a los que tenemos derecho.

Plazos legales de garantías y reparaciones

Como decíamos, un vehículo nuevo tiene derecho a dos años de garantía. A partir de aquí, el fabricante pude tener como opción extensiones de garantía hasta cinco o incluso siete años, aunque tanto la garantía principal como las extensiones suelen estar supeditadas en muchos casos también a cierto número de kilómetros tras los cuales, aunque no haya transcurrido el tiempo pertinente, dejan de estar cubiertas por la garantía. En el caso de los vehículos de segunda mano ocurre algo similar pero en este caso la garantía tiene una duración máxima de un año.

Las reparaciones de los vehículos también tienen un periodo de garantía en cuanto a tiempo y kilómetros. Por ejemplo, el vendedor es responsable de una reparación realizada hasta seis meses después de la misma. En caso de una reparación ordinaria fuera de garantía, la responsabilidad del taller está fijada en tres meses o 2.000 kilómetros.

Detalles a tener en cuenta con las garantías de los vehículos

Garantías de vehículos

Varios son los detalles que debemos tener en cuenta respecto a las garantías de los vehículos. Por ejemplo que tras detectar un defecto en el vehículo, tenemos dos meses para comunicárselo al vendedor aunque lo normal y lógico es hacerlo en cuanto nos percatamos de que nuestro vehículo tiene una avería.

Hasta seis meses después de la entrega del vehículo, en caso de cualquier problema se presume que el defecto es de origen. En el caso de que el vendedor dijese que es debido a un mal uso debe demostrarlo de manera objetiva.

Sin embargo y tras los seis meses y hasta los dos años, en caso de que el vendedor no reconozca la avería, será el propietario el que tiene que demostrar que no es debido a un mal uso y sí a un defecto de fabricación. Normalmente esto ser realiza con un informe pericial que es de pago.

Un detalle que muy poca gente sabe es que cuando un vehículo entra a realizar una reparación en garantía, ésta se suspende hasta que el vehículo es de nuevo devuelto al propietario porque, lógicamente, no está haciendo uso de él. Es decir, si a los 12 meses llevamos nuestro vehículo a reparar y está un mes en el taller, cuando nos lo entreguen no le quedarán 11 meses de garantía sino 12.

Este mes no se contabilizará y para demostrarlo debemos tener el resguardo del depósito del vehículo para reparar y también la factura con la devolución del mismo. Esta es también muy importante y en ella deben figurar los kilómetros del vehículo a la entrega, las intervenciones realizadas, los elementos reparados y las piezas cambiadas en garantía, con importe cero euros; ya que es el documento que nos permitirá poder reclamar si la reparación no ha sido correcta.

La reparación se realizará siempre en plazo y forma. Si esta se dilata demasiado, podemos pedir una hoja de reclamaciones y dejar constancia de ello. De no cumplirse este plazo razonable, se puede exigir desde la rebaja del precio de compra a la sustitución del vehículo por otro nuevo e igual o la resolución del contrato. Este último término no procederá cuando la falta de conformidad sea de escasa importancia.

Respecto a los plazos de reparación y garantía hay que tenerlos muy en cuenta sobre todo al final del periodo de la misma. Por ejemplo, un automóvil que entra al taller del garante con solo un mes de garantía y que permanece en el mismo esos 30 días, no sale con la garantía consumida. Le queda un mes de garantía legal (la idéntica con la que entró y que quedó suspendida) más una garantía por seis meses para la concreta reparación realizada. Esto deberá ser acreditado con el correspondiente resguardo de depósito y devolución.

Vía | Consumer
Fotos | Mr Hicks46, Bob n Renee

  • En la práctica, hasta lo que yo sé, no se suele interrumpir la vigencia de la garantía durante el tiempo que dura la reparación. Supongo que para conseguirlo habrá que ir a juicio, con lo que mucha gente terminará renunciando a ese derecho por miedo a un pleito (las tasas judiciales y los honorarios de los abogados hoy en día no son asumibles para mucha gente).
    Y una duda: si un coche al que todavía le queda un año de garantía sufre un accidente importante (que conlleva una reparación de tres meses), ¿se consideraría interrumpida la garantía por esos tres meses de reparación?

    • En teoría no porque es debido a un accidente y no a una reparación en garantía

  • mauro

    muy interesante el tema, no habia leido nada como esto, con respecto a las garantias muchas veces a diferir dependiendo del lugar de donde los compres, a mi en una agencia oficial me digeron que solo tenia 6 meses de garantia algo que me parecio muy raroo era de la marca ford, como esta situación me parecio inusual averigue por otros medios y compre uno a travez de un (editado por contener enlaces no autorizados) y la verdad que este caso fueron mas claros y me ofrecieron garantia de 2 años.

  • Hernan veliz

    que pasa cuando te dicen que la garantía se pierde por que no le hiciste la mantención en un taller autorizados por ellos

  • Ariel Durán

    Si me compre un auto nuevo y a las 2 semanas comienza con fallas de fabrica tengo derecho a que me den otro nuevo ?