¿Cómo es el nuevo examen de prácticas?

V-14-prácticas

En la noticia anterior que publicamos sobre el nuevo examen de teórica hablamos de una de las novedades que se están llevando a cabo en muchos Centros de Exámenes de la DGT como son las pruebas de control de conocimientos por ordenador táctil y el aumento del banco de preguntas.

Pues bien, hoy hablaremos de otra novedad no menos importante. Se trata de la modificación del Reglamento General de Conductores en cuanto al nuevo examen práctico para aspirantes a conductores y que se aplicará a partir del 21 de enero de 2013 en todos los puntos de examen de nuestro país.

Entre las modificaciones de la prueba de circulación en vía abierta al tráfico se encuentra la conducción autónoma y que el examinador dará los resultados directamente al alumno, delante del profesor. Pero, veamos como quedaría el nuevo examen práctico de conducir.

Comprobaciones, acomodación, localización de mandos y puesta en marcha del vehículo

prácticas de moto

Antes de iniciar el examen práctico, a motor parado, y después de explicar el examinador brevemente la prueba, se pedirá al aspirante que realice alguna verificación o comprobación con carácter aleatorio de una serie de elementos del vehículo: estado del nivel de alguno de los líquidos (aceite, refrigerante, limpiaparabrisas), presión o dibujo de los neumáticos, funcionamiento del parabrisas, indicadores de dirección, etc.

Con esto se consigue que el alumno conozca los mandos y accesorios del vehículo así como las comprobaciones previas de realización diaria y periódica. Una vez hecho esto se procede a la acomodación, es decir, al reglaje de puertas, asiento, apoyacabezas, espejos retrovisores y a la localización de mandos antes de iniciarse la marcha.

Una vez iniciada la prueba, ésta, será como mínimo de 25 minutos desde que el aspirante comience la conducción para los permisos A1, A2, B y BTP y de 45 minutos para los permisos de profesionales, excepto los de las clases AM y A, que no requieren prueba de circulación. Como norma general se agotará el tiempo mínimo para cada tipo de permiso pero, conviene saber que hay tres supuestos en los que se podrá interrumpir el examen:

  • Por la comisión de una falta eliminatoria que comporte un peligro real y concreto,
  • cuando se produzca una intervención justificada del profesor,
  • y cuando quede acreditada una manifiesta impericia del aspirante.

Conducción autónoma, conducción guiada y comunicación del resultado

Coche de autoescuela

La conducción autónoma es la conducción inicial realizada por el aspirante, de forma voluntaria, durante el desarrollo de la prueba práctica y una vez que el examinador da la orden de iniciar la marcha. Dicha prueba es obligatoria para todos los permisos, salvo los de las clases A1 y A2 y su duración será de diez minutos. Se añade además, como otra de las novedades, que se permite el uso del GPS si está integrado en el vehículo y programado por el alumno.

Transcurrido ese tiempo máximo de conducción libre, el resto de la prueba será de conducción dirigida o guiada por el examinador y donde seguirá aplicando los actuales criterios de calificación, valorando especialmente en el alumno, la utilización responsable y segura del vehículo, la capacidad de adaptación a las circunstancias y la suavidad y progresividad en la realización de las maniobras.

Otro dato a tener en cuenta es que también se evaluará, a lo largo de toda la prueba práctica y por primera vez, la conducción eficiente. Es decir, dando muestras de un estilo de conducción segura con tintes de buen ahorrador y solidario con el medio ambiente. ¿Cómo se hace?, pues circulando, en lo posible, con marchas largas, evitando las reducciones al detenerse, minimizando el número de interacciones con el cambio de marchas, tratando el pedal del acelerador como si fuera una pieza frágil y, sobre todo, anticipándonos en las maniobras para evitar acelerones y frenazos.

Concluida la prueba, el examinador dará el resultado y deberá dar una explicación breve al alumno delante de su profesor sobre su grado de preparación, la evaluación global de la prueba, así como los fallos que hubiese cometido sin entrar en discusión sobre tal o cual falta en concreto.

Algunos consejos de cara al examen

A continuación os muestro una serie de consejos que creo que pueden ser útiles de cara a enfrentarse a la prueba práctica para aspirantes a conducir. Son muy simples pero estoy seguro que os pueden ayudar. Lo primero y como siempre nos han dicho desde que empezamos a estudiar es que antes del examen, la noche anterior, hay que procurar dormir las mismas horas que cuando no tenemos ningún examen; desayunar bien, ponerse los mismos zapatos con los que hemos dado las clases prácticas y revisar que llevamos el DNI.

Nada más comenzar el examen y a motor parado: regular el asiento, retrovisores, nos colocaremos el cinturón de seguridad y a esperar a que el examinador nos mande iniciar la marcha. Una vez que nos de la orden de salir procedemos a desbloquear la dirección, ponemos el contacto, esperamos que el coche se chequee, arrancamos el motor, ponemos la primera velocidad, el indicador de dirección correspondiente, bajamos el freno de estacionamiento, comprobamos los retrovisores e iniciamos la marcha. Así de fácil.

Pues bien, si sabemos cómo será el examen práctico, si cumplimos todos estos consejos previos, prestando atención a las instrucciones del examinador y vamos centrados en la conducción dando confianza, el desarrollo del ejercicio práctico seguro que será todo un éxito.

Más información | Ministerio del Interior, Directiva Europea 126/2006

En Circula Seguro | La conducción autónoma en el examen de conducir, La conducción eficiente llega a los exámenes de conducir