Cómo elegir los guantes para la moto

guantes motoLos guantes son para los motoristas uno de los elementos de seguridad más importantes que existen, prácticamente a la altura del casco, a pesar de que aún no son obligatorios por ley. Independientemente de la estación del año y la temperatura ambiente, estar completamente bien equipado es imprescindible si queremos asegurar nuestro cuerpo ante posibles caídas. En caso de accidente, las manos suelen ser la primera parte de nuestro cuerpo que toca el suelo por lo que elegir unos que nos cubran y protejan bien resulta fundamental.

No sólo debemos tener en cuenta cuestiones como la talla o el diseño. A la hora de elegir nuestros guantes de moto debemos valorar nuestro tipo de conducción, nuestro modelo de motocicleta, los materiales de los que se componen y su nivel de protección. Si estás pensando en comprar unos nuevos o renovar los ya desgastados, aquí podrás encontrar algunas ideas que te ayuden a salir de dudas.

¿Qué tal me sientan estos guantes?

Guantes de caña larga con protección en nudillos y acolchado, ideales para el invierno por la impermeabilidad de su membrana

Es verdad que parte del ‘outfit‘ motero debe identificarnos y representar cómo somos, pero por encima de ello está nuestra seguridad. Unos guantes elegantes, deportivos o de un material de moda pueden ser una buena elección siempre que nuestra prioridad sea su nivel de protección. Que… ¿Por qué? Ante el riesgo de una caída, instintivamente las palmas de las manos irán directamente al suelo, y en el caso de ir sin guantes, literalmente, se desuellan.

Es por ello que nuestro primer punto a tener en cuenta debe ser la talla. El guante debe quedar bien ceñido pero sin apretar la mano pues es posible que, de esta forma, se nos corte la circulación, perdamos tacto y cojamos frío con más facilidad. Por otro lado, unos guantes demasiado holgados, al igual que ocurre con el casco, no nos protegerán y dificultarán nuestros movimientos sobre la maneta y los controles. Para elegir tu talla mide el contorno de la mano a la altura de los nudillos, con los dedos juntos, descartando el pulgar. De esta forma podrás averiguar cuál de estas tallas es la tuya:

  • Talla XXS: Entre 16 y 18 centímetros
  • Talla XS: Entre 18 y 20 centímetros
  • Talla S: Entre 20 y 21 centímetros
  • Talla M: Entre 21 y 22,5 centímetros
  • Talla L: Entre 22,5 y 24 centímetros
  • Talla XL: Entre 24 y 25,5 centímetros
  • Talla XXL: Entre 25,5 y 26 centímetros

 Verano, invierno… ¿Y para entretiempo?

Modelo de guante deportivo kevlar de caña corta con membrana Gore-tex frecuentemente usados por pilotos de motocross y enduro

Si ya tienes clara tu tuya, deberás entrar a valorar para qué época del año están orientados. Nuestra seguridad es igual de importante independientemente del calor o frío que haga y nunca debemos prescindir de nuestros guantes por esta razón.  Normalmente existen guantes de caña corta y de caña larga, que podrían aconsejarse para verano e invierno respectivamente. Con lluvia la caña larga, además, puede introducirse por dentro de las mangas de la chaqueta cazadora para evitar que el agua resbale hasta su interior.

Por tanto la caña larga está preparada mejor para abrigar y proteger en invierno, son guantes más gruesos y acolchados, fabricados con materiales y membranas aislantes, impermeables y antideslizantes que veremos más adelante. En cualquier caso son también transpirables para abrigar sin hacernos sudar. Como punto negativo, se sienten igual que cuando pisas el acelerador del coche con botas de montaña, se pierde tacto por componerse de una capa gruesa y más rígida.

¿Y para el verano? Este tipo de guantes textiles totalmente transpirables protegen sin hacer que tus manos suden más de la cuenta. Poseen piel en la palma de la mano para mayor comodidad en la maneta del gas

En verano, por su parte, los guantes resultan igualmente necesarios. Existen modelos más ventilados, de textura suave y caña corta que mantienen también las protecciones básicas, aunque es verdad que la resistencia a la abrasión es menor. Pueden ser tanto de cuero como de textil, con zonas reforzadas en la palma de la mano y una tacto que evita los roces, además, los nudillos también deben ir protegidos con refuerzos semirrígidos. Para otoño y primavera también encontramos soluciones polivalentes, con una mayor vida útil y más ligeros que los de invierno, pero más gruesos que los de verano. Suelen ser sintéticos y de piel de buena calidad, con caña media y membrana impermeable, aunque existen diferentes niveles de protección

El material no es sólo cuestión de comodidad

Uno de los materiales más usados por sus altos niveles de protección es el cuero. En invierno y para trayectos urbanos resultan perfectos, pero para verano pueden ser demasiado calurosos

Desde luego que no, de hecho, los componentes y materiales que conformen el guante serán la principal razón por la que estos nos protejan frente a las abrasiones. La piel suele ser realmente resistente y cómoda, uno de los materiales preferidos entre los motoristas, a pesar de su precio. Pueden ser de vacuno y canguro, entre otros, aunque el más resistente y duradero es el cuero.

Además existen guantes de textil, más económicos y con una tipología más variada y diferente. Entre ellos encontramos los de cordura o de nailon, impermeables y con una óptima resistencia al desgarre; los Gore-tex con una membrana transpirable y estanca frente a grandes cantidades de agua; los modelos D-Dry además de las características anteriores favorecen una mayor evaporación de sudor, con materiales usados también en equipaciones de deportistas de élite; además encontramos los guantes Widstopper de poliester y poliamida impermeables al viento, confortables y transpirantes.

Modelo deportivo con protecciones y membranas transpirantes, mayor acolchado y cómodos tanto para trayectos cortos como para viajes por carretera

Otro factor importante en la fabricación del guante es el relleno. El guante debe sentirse compacto, sin holgaduras y acolchado, además de tener una elasticidad suficiente que permita cualquier movimiento de muñeca y dedos sin dificultad. ¿Ya te has hecho con los tuyos? Pues ahora tan sólo debes asegurate de que se complementan perfectamente con tu moto y tu estilo de conducción, para que la seguridad y tu actitud al volante vayan de la mano. Y nunca mejor dicho.

En Circula Seguro | Cómo es la mejor equipación del motorista en verano

En Circula Seguro | Haz del invierno una grata experiencia en moto: esta es la mejor equipación

Imágenes | UnsplashBaptiste C David , iStock vadimguzhva Viktoriya Kuzmenkova Manuel-F.O. Nikkolia ninelutsk philipimage